Artistas de Hong Kong queman equipos de protesta, Winnie the Pooh y urnas electorales en el Día de los Fantasmas

Dinero fantasma con la cara impresa de la presidenta ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam. Imagen de Stand News, utilizada con autorización.

Este texto es la traducción de un artículo publicado en chino por The Stand News el 1 de septiembre 2020. Se publica en Global Voices por un acuerdo de asociación de contenidos. 

Durante el Festival del Fantasma Hambriento de este año, celebrado el 1 y el 2 de septiembre, un grupo de artistas de Hong Kong aprovechó la ocasión para desahogar sus frustraciones políticas.

En el folclor chino, todo el mes de julio equivale al Mes Fantasma en el calendario lunar chino. El Día Fantasma es el 14 o 15 de ese mes.

La leyenda cuenta que durante ese mes se abren las puertas del reino del infierno y los fantasmas hambrientos vagan por el mundo de los vivos. Algunos aprovechan la oportunidad para visitar a sus seres queridos o para vengarse de sus enemigos. El Día de los Fantasmas es el día en que los vivos pueden comunicarse con los muertos.

En muchas culturas chinas, las personas queman incienso, papel Joss, o dinero fantasma, modelos de vestidos de papel, oro e incluso teléfonos móviles para los espíritus visitantes. Este ritual tradicional se considera una demostración de respeto a los ancestros y una liberación catártica de los sentimientos reprimidos hacia los muertos.

En este año, el día 14 de julio lunar cayó el 1 de septiembre y un grupo de artistas hongkoneses se reunieron en el jardín Nullah Road en Prince Edward para quemar y ofrecer sus obras de arte de papel hechas a mano a los espíritus errantes. La actuación, dirigida por el colectivo artístico local C&G Artparment desde 2016, tiene bases políticas; se titula “Quemando el libro de auditoria” (燒數薄), que también puede significar “jode a tu madre” en cantonés coloquial.

Kacey Wong hizo dos juegos de equipos de protección para su espíritu futuro. Imagen por Stand News, utilizada con autorización.

El artista Kacey Wong confeccionó dos equipos de protesta que contenían un casco amarillo y una máscara antigás, entre otros equipos utilizados por los “Magos del Fuego”, los manifesntantes que lanzan bombas incendiarias, y por los “Equipos que extinguen el humo”, especializados en desactivar los botes de gas lacrimógeno. Ambos grupos han estado al frente de las protestas contra la extradición en Hong Kong durante más de un año.

Wong explicó la idea tras su obra de papel:  :

滅煙小隊和火魔法師都是我非常敬佩的抗爭角色,他們冒住自己生命危險為香港民主自由奮鬥… 現實世界冇勇氣掟磚或汽油彈,但我希望死咗後做到,所以燒定比自己。

Admiro mucho a los Magos del Fuego y a los Equipos que extinguen el Fuego; han arriesgado la vida para luchar por la democracia y la libertad en Hong Kong (…). En la vida real, no tengo la valentía de lanzar ladrillos ni bombas incendiarias, pero espero tenerla una vez muerto. Por eso estoy ardiendo para mi propio espíritu futuro.

Además de Kacey Wong, también el artista Man Chan construyó un equipo de bombas gammon, o granada n°82, y explicó:

現實世界中政權與人民武力不對等,便自製了手榴彈,希望可在陰間派上用場。

En la vida real, la fuerza marcial entre el Estado y la gente es demasiado desigual, por eso espero que las bombas puedan protegernos en los reinos inferiores.

Las granadas del artista Man Chan. Imagen por Stand News, utilizada con autorización.

La artista Peggy Chan creó tres urnas electorales roja, blanca y azul: colores de la Revolución Francesa que indican libertad, igualdad y fraternidad. Chan dijo que las urnas expresaban las aspiraciones del pueblo al sufragio universal.

Además, cada urna tenía números que representaban tres de los accidentes más significativos para los hongkoneses: 8964, 721 y 831.

Urna de la artista Peggy Chan. Imagen de Stand News.

 

El número 8964 representa al 4 de junio 1989, cuando un millón de personas protestaron contra la dura represión del Gobierno chino de las manifestaciones pacíficas por la democracia en Pekín.

El 21 julio 2019 es la fecha del ataque en la estación de metro Yuen Long, cuando una turba a favor del sistema atacó a los pasajeros con el consentimiento silencioso de la Policía.

El último número es la fecha del ataque en la estación de metro Prince Edward del 31 de agosto 2019, cuando la policía antidisturbios atacó a los pasajeros mientras trataban de detener a los manifestantes que regresaban a casa.

El artista dijo que los recuerdos de esos acontecimientos no se pueden borrar.

A fines de agosto, la Policía de Hong Kong detuvo a 12 personas relacionadas con el incidente de Yuen Long por “disturbios”. Entre esas personas figura el legislador Lam Cheuk-ting, que ese día fue herido por la turba a favor de Pekín. Los activistas acusan a la Policía de reescribir la historia y de convertir a las víctimas en alborotadores.

El artista Li Man-ho hizo un Winnie Pooh gigante que blandía un mazo; esa figura fue ampliamente utilizada por los internautas para burlarse del presidente de China Xi Jinping.

Winnie Pooh del artista Li Man-ho. Imagen de Stand News, utilizada con autorización.

Se vieron otras artesanías de papel con un fuerte simbolismo político en Hong Kong, como cascos, máscaras y ciervos. “Toma un ciervo y llámalo caballo”” es un refrán chino que significa convertir el negro en blanco; por lo tanto el ciervo representa la verdad. Muchos han quemado dinero fantasma con la cara impresa de la presidenta ejecutiva, Carrie Lam.

Clara, directora del C&G Artparment, dijo que la actuación satírica es una manera para que la gente exprese su descontento y libere frustraciones:

人間搵唔到人回應訴求,唯有試下其他渠道,例如陰間。

En el mundo real, nadie contesta nuestra demandas, así que tenemos que buscar otros canales como la comunicación con el reino de los fantasmas.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.