Detienen a presidenta de Unión Estudiantil de Tailandia por protesta antigubernamental

Líder estudiantil Jutatip Sirikhan se cubre de pintura blanca en acto simbólico de protesta tras su liberación. Foto y pie de foto de Prachatai.

Este artículo es de Prachatai, página de noticias independiente de Tailandia. Se reproduce una versión editada en Global Voices como parte de un acuerdo de asociación de contenido. 

El 1 de septiembre, Jutatip Sirikhan, presidenta de la Unión Estudiantil de Tailandia (SUT en inglés), fue detenida por su participación a la protesta masiva del 18 de julio.

Sobre las 12:50 horas, Jutatip estaba transmitiendo en directo en Facebook mientras iba con un taxi a su clase en el campus Tha Prachan de la Universidad de Thammasat en Bangkok, cuando unos policías vestidos de civil pararon el vehículo y le entregaron una orden de arresto.

A Jutatip la llevaron a la comisaría policial de Samranrat. Un agente la acompañó en un taxi pues no se sentía lo suficientemente segura para viajar en el vehículo privado que llevaron para arrestarla. Estuvo todo el tiempo en transmisión directa por Facebook y leyó unos pasajes de la traducción tailandesa del libro “Sentido Común” de Thomas Paine durante el trayecto.

Luego la llevaron ante el Tribunal Penal de Bangkok, se le concedió la fianza y fue librada a las 17:20 horas bajo la custodia de un profesor de la Universidad Thammasat. La corte no le exigió que pagara inmediatamente la fianza de 100 000 baht (poco menos de 3200 dólares), pero le impuso la condición de no repetir los actos por los que se la acusaba. Es la misma condición que se da a todos los detenidos y liberados por los mismos cargos.

Con Jutatip, van 14 activista detenidos por haber participado a la protesta masiva del 18 de julio. Otros 15 participantes recibieron una citación y se presentaron en la comisaría de Samranrat para oír los cargos en su contra el 28 de agosto. Entre los cargos de Jutatip figuran el de sedición y violación del Decreto de Emergencia y la Ley de Enfermedades Transmisibles.

Tras su liberación, Jutatip apareció frente al edificio del tribunal penal y dio una breve conferencia de prensa.

“Se puede lavar la pintura lavada, pero no podemos lavar la injusticia”

I didn’t intend to run away to begin with. I know I have an arrest warrant. I have been waiting to be arrested for a very long time, but it didn’t happen until today. Each time someone gets arrested, there will be slurs against our side that we did not protest peacefully.

I am a student and I have been harassed by the police for months, for years. Why is there no compensation for me? Why must there be compensation for the police who are servants of the dictatorship?

There should actually be a summons first, but what happened was that the police brought the arrest warrant and arrested me. It’s extremely unfair to a student. They followed me with my phone signal, followed me from where I’m staying. They threatened my home, they threatened my family, they took a warrant to my house, so now we have to escalate our protest. Everything is supported by the Constitution.

We pay our taxes. We must receive protection from the state, not harassment from the state. So today I have to express myself symbolically that we can do this. We must stand by our rights and freedoms. Throwing paint is also something that can be done.

Para empezar, no tenía intención de huir. Sé que tengo una orden de arresto. Estuve esperando que me detuvieran durante mucho tiempo pero no pasó hasta hoy. Cada vez que se arreste a alguien, habrá insultos contra nuestro lado de que no hemos protestado pacíficamente.

Soy estudiante y la Policía me acosó durante meses, durante años. ¿Por qué no hay una compensación para mi? ¿Por qué siempre las hay para la Policía, que sirve a la dictadura?

En realidad debería haber una citación primero, pero lo que pasó fue que la Policía trajo la orden de arresto y me arrestó. Es extremadamente injusto para un estudiante. Me siguieron con la señal de mi teléfono, me siguieron desde donde me estoy quedando. Amenazaron mi casa, mi familia, llevaron una orden [de registro] a mí casa, así que ahora tenemos que intensificar nuestra protesta. Todo está apoyado por la Constitución.

Pagamos nuestro impuestos. Debemos recibir protección del Estado, no acoso. Así que hoy tengo que expresar simbólicamente que podemos hacer esto. Debemos defender nuestros derechos y libertades. Arrojar pintura también es algo que se puede hacer.

Luego, Jutatip se arrojó encima un bote de pintura blanca e hizo el conocido “saludo de los tres dedos” del libro “Los juegos del hambre”. Dijo que la pintura blanca representa la pureza y la justicia, y que están exigiendo que se les devuelva la justicia.

We are showing that this is freedom, this is the kind of expression we can do. Even if now it is throwing paint over ourselves, it is a way of showing that we can throw paint at any time. We can throw paint over those with power, because those with power throw legal charges over us, throw bullets at us without exception.

Paint can be washed out, but we can’t wash out injustice.

Estamos mostrando que esto es libertad, este es el tipo de expresión que podemos hacer. Incluso si ahora es lanzarnos pintura, es una forma de mostrar que podemos tirar pintura en cualquier momento. Podemos arrojar pintura sobre los que tienen poder, porque los que tienen poder nos arrojan acusaciones legales, nos arrojan balas sin excepción.

Se puede lavar la pintura, pero no podemos lavar la injusticia.

Después, Jutatip agradeció al profesor que le pagó la fianza y a la gente que vino a apoyarla, y ayudó a la multitud a limpiar la pintura de la acera frente al tribunal.

“No dejaremos de luchar hasta que ganemos en todo, incluida la reforma de la monarquía y una nueva Constitución”, dijo Jutatip.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.