- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Para activistas asiáticos, boicot a película “Mulan” de Disney es rechazar la propaganda nacionalista, la censura y la violencia policial de China

Categorías: Asia Oriental, China, Hong Kong (China), Activismo digital, Censura, Derechos humanos, Economía y negocios, Medios ciudadanos, Protesta, Relaciones internacionales
[1]

Detalle de una imagen de Badiucao. Utilizada con autorización.

Activistas de varias naciones asiáticas piden que se boicotee la película “Mulan” [2], estrenada por Disney el 4 de septiembre, pues la actriz principal de la producción, Liu Yi Fei [3], ha expresado públicamente su apoyo a la represión policial contra los manifestantes en Hong Kong.

Mulan, último estreno de Disney, es una adaptación de “La Balada de Fa Mu Lan” [4], historia del folclor chino sobre Hua Mulan, antigua heroína china (386-534 d.C.) que se disfraza de hombre para alistarse en el Ejercito en lugar de su anciano y enfermo padre.

La película, adaptación en acción real del dibujo animado [5] homónimo estrenado por Disney en 1998, se iba a estrenar originalmente en marzo de 2020, pero se retrasó debido a la pandemia global de COVID-19. El 4 de septiembre se estrenó tanto en el servicio de transmisión de Disney+ y también en salas de cine de regiones que actualmente no están afectadas por la pandemia.

Los activistas demócratas en Hong Kong pidieron públicamente un boicot con la etiqueta #BoycottMulan (Boicot a Mulan) que se convirtió en una de las etiquetas más populares de Hong Kong el 5 de septiembre. De pronto, el boicot se extendió a otras regiones asiáticas, como Taiwán y Tailandia, gracias a los miembros de la recién formada Alianza del Te con Leche [6], red regional de internautas que se dedica a contrarrestar los troles chinos y los comentaristas nacionalistas en las redes sociales.

Joshua Wong [7], importante activista y político hongkonés, fue uno de los primeros en llamar al boicot:

Boicotea a Mulan,
Prohíbe Mulan.

————-
Los hongkoneses desaprueban a los partidarios de la Policía, Yi Fei y Donnie Yen. Por eso pedimos quienes aman la libertad que boicoteen a Mulan.

Liu Yifei nació en China y emigró a Estados Unidos en 1997, a los 10 años; regresó a China en 2002 y comenzó a protagonizar dramas en la televisión local.

En el momento más intenso de las protestas contra la extradición de China de 2019 en Hong Kong, Lui publicó un gráfico en la plataforma Weibo, que luego difundió el estatal Diario del Pueblo, el 14 de agosto 2019. Iba acompañado de una cita: “Apoyo a la Policía de Hong Kong. Pueden golpearme ahora. ¡Qué vergüenza para Hong Kong!”. Los activistas hongkoneses creen que es parte de una campaña propagandística concebida para presentar a los manifestantes como perpetradores de violencia, en preparación para las brutales medidas policiales que seguirían.

Captura de pantalla de la publicación de Liu Yifei en Weibo.

Desde que el presidente chino Xi Jinping puso la lucha ideológica en el primer lugar de la agenda del Partido Comunista Chino (PCC) en 2012, además de imponer una fuerte censura en todos los medios, las celebridades se han visto presionadas a difundir mensajes patrióticos [15] y la propaganda [del partido] en las redes sociales: este es un camino común para los actores, chinos y no chinos, que deseen forjar una carrera exitosa en el gran y lucrativo escenario del entretenimiento chino.

El otro actor principal, Donnie Yen [16], también ha proyectado una imagen pública a favor del sistema en las redes sociales; como señala el abogado activista Kevin Yan en Twitter:

Boicotea Mulan ya que la estrella Donnie Yen publicó tuits de teorías de la conspiración sobre los manifestantes hongkoneses a favor de la democracia que señalaban que eran de la CIA y le dio ME GUSTA a unos tuits que los llamaban “terroristas”. Mulan.
‼️ ¡Por favor, retuitea! ✌🏻
———
En realidad, Donnie Yen es peor que Liu Yifei. Al menos ella puede decir que ha pasado muchos años detrás del “Gran Cortafuego” tras regresar a China de Estados Unidos para su carrera. La carrera de Donnie Yen se benefició de estar en una ciudad que disfrutaba de libertad artística. Boicotea Mulan.

En Tailandia, el estudiante activista Netiwit Chotiphatphaisal invitó a los internautas tailandeses a apoyar la campaña de Boicot a Mulan:

Los tailandeses se unen al boicot de Mulan de la Alianza del Té con Leche.
Hoy, 4 de septiembre, es la fecha de estreno de la película Mulan con Liu Yifei como protagonista, pero anoche la etiqueta #BoycottMulan [Boicot a Mulan] llegó al cuarto lugar en Twitter de Tailandia, pues lo tailandeses se unen a la Alianza del Té con Leche para prohibirla en apoyo a los manifestantes de Hong Kong
.
—————–
Quisiera invitar a todos al boicot a Mulan, para que Disney y el Gobierno chino se den cuenta de que la violencia del Estado contra el pueblo es algo que no se puede aceptar.

Una petición de boicot publicada por una comunidad de cinéfilos de la ciudad de Taichung, Taiwán, el 4 de septiembre, ha sido compartida [22] más de 7500 veces. La etiqueta también fue tendencia en Taiwán durante el fin de semana del 5 de septiembre.

“Los taiwaneses piden que se boicotee la película “Mulan” de Disney”.
———–
La etiqueta #BoycottMulan es tendencia en Taiwán con el estreno de película.

El caricaturista político Badiucao, que vive en Australia, aprovechó la oportunidad para instar a las empresas a dejar de apoyar a la censura y al control ideológico de China a cambio de acceso al mercado:

Boicot a Mulan
si apoyas los derechos humanos universales,
si odias la violencia policial,
si crees que los artistas, actores/actrices y las empresas deben tener responsabilidades sociales,
si respetas a los asiáticos y te niegas a vernos como un mercado para extraer dinero y fichas.

Boicot a Mulan.

En los últimos años, empresas mundiales como Apple [28], Disney [29] y HSBC [30], entre otras, han recibido fuertes críticas por ceder a la censura irrazonable o a las demandas de lealtad política por el gobierno chino. Como señala JS, editor de Lausan, revista en línea dedicada a explorar movimientos sociales en las regiones de habla china, las normas del Gobierno chino no solo socavan el valor de los derechos humanos en los sectores cívicos y empresarial, sino que también ayudan a China a reinventar y promover el etnonacionalismo “centrado en los han [31]” en el mercado mundial:

Boicot a Mulan parece ser un simple gesto, pero en realidad es bastante radical. Lo que estamos boicoteando es la comercialización occidental (Disney) del nacionalismo chino y de la supremacía de los han, lo que apunta a cómo se entrelazan y entremezclan los intereses del capital global.