Persecución a minorías musulmanas en China: Estudiante uigur en Turquía cuenta su historia

Captura de pantalla de un video de YouTube en uno de los restaurantes Miraj en Urumqi.

La identidad del autor de este artículo se mantiene en reserva por razones de seguridad.

Desde 2017, la región de Sinkiang al noroeste de China ha visto un drástico aumento de la prisión de sus ciudadanos de minorías étnicas, incluidos uigures, kazajos, kirguisos y hui.

Naciones Unidas y organizaciones internacionales de derechos humanos, estiman que más de un millón de uigures y de otras minorías musulmanas están detenidos en campos de internamiento, que el Gobierno chino llama “centro de entrenamiento de vocación”.

El hermetismo del Gobierno chino en torno a estos campos hace que sea difícil evaluar las cifras, pero las fuentes estiman que cientos han muerto estando detenidos.

También se han denunciado ampliamente otras formas de persecución en la región, como prohibición a rituales religiosos y restricciones a la libertad de movimiento o uso de lenguas minoritarias.

Esta situación ha llevado a muchos jóvenes uigures a salir de China, sobre todo hacia Europa y Medio Oriente.

Global Voices entrevistó a Fazilat Abdureshit, de 23 años, de Atush, en oeste de Sinkiang, que terminó su primer ciclo de estudios en 2015 y postuló a una beca en Turquía ese mismo año. Ahora estudia teología islámica en la Universidad Bursa Uludağ en el oeste de Turquía.

Esta entrevista se hizo por teléfono en inglés y se editó por brevedad.

Foto de Fazilat Abdureshit, usada con autorización.

Global Voices (GV): Cuando te fuiste a Turquía en 2015, todo estaba bien con tu familia. ¿Qué ha ocurrido?

Fazilat Abdureshit (FA): I went home once a year to visit, the last time was in January 2017 when I spent two weeks with my family, before returning to Turkey. My aunt joined me as she had planned to spend some time with me before going back to Xinjiang. But in May 2017 my father called and told us not to come back to Xinjiang, without giving any clear explanation. We got scared, so my aunt just stayed with me in Turkey.

In August of that year, my brother sent us some money from Xinjiang to provide for my aunt's living expenses. After that, I lost contact with him. Finally, in October 2017 I got a message from my grandmother, telling me that my brother, Rezaidin Abdureshit, had been arrested and sentenced to 20 years in prison for sending us money. My brother is 32 years old and has two children, a 5-year-old daughter and a 7-year-old son.

We were so shocked by the news. By this time I was also unable to contact my other siblings, who had deleted me from their social media, and didn't answer my calls.

Fazilat Abdureshit (FA): He ido a casa una vez al año de visita, la última vez fue en enero de 2017, cuando pasé dos semanas con mi familia, y luego regresé a Turquía. Mi tía vino conmigo y tenía pensado quedarse un tiempo conmigo antes de volver a Sinkiang. Pero en mayo de 2017 mi padre llamó y nos dijo que no regresáramos a Sinkiang, pero no dio una explicación clara. Nos asustamos, así que mi tía se quedó conmigo en Turquía.

En agosto de ese año, mi hermano nos envió dinero de Sinkiang para los gastos de mi tía. Después de eso, perdí el contacto con ´´el. Finalmente en octubre de 2017, recibí un mensaje de mi abuela. Me dijo que habían arrestado a mi hermano Rezaidin Abdureshit y que lo habían sentenciado a 20 años de prisión por enviarnos dinero. Mi hermano tiene 32 años y dos hijos, una niña de cinco años y un niño de siete años.

Quedamos impactadas por la noticia. Para ese entonces, ya no podía contactar a mis otros hermanos, que eliminaron sus medios sociales, y no han respondido mis llamadas.

GV: Tu padre, Abdureshit Hoshur Haji, era un exitoso empresario en Urumqi, capital de Sinkiang. ¿Qué le ha ocurrido?

FA: Until May 2018 I was able to stay in touch through short messages on WeChat, once every three months. But after that, I couldn't reach him at all.I learnt later that he had been sent to an internment camp.

In June 2020 I received news about my father, who is now 64 years old, informing me he had been sentenced to 17 years in prison. Since I learned this through indirect channels, I have no more information about the verdict. I know my father is a law-abiding citizen, so my guess is that he was targeted because I, as well as one of his brothers, live in Turkey.

FA: Hasta mayo de 2018 pude estar en contacto con breves mensajes en WeChat cada tres meses. Pero después de eso, ya no lo pude contactar. Luego supe que lo habían enviado a un campo de confinamiento.

En junio de 2020, recibí noticias sobre mi padre, que ya tiene 64 años, y así supe que lo habían sentenciado a 17 años de prisión. Como esto lo supe por canales indirectos, no tengo más información sobre la sentencia. Sé que mi padre respeta la ley, así que supongo que todo es porque yo y un hermano mío vivimos en Turquía.

GV: ¿Hay otros miembros de tu familia en prisión, además de tu padre y tu hermano?

FA: Yes. In June 2020 I also learned that my father's brother, Ablimit Hoshur Halis Haji, a businessman and prominent philanthropist, and my aunt's husband Shanshidin Haji, who is an oncologist at the Tumor Hospital in Urumqi, were each sentenced to 20 years in prison.

Shanshidins Hajis’ brother, Imin Haji, who heads a major construction company, has also been sentenced to 20 years. His sister Nurgul Rahmitulla got a 15-year sentence. Imin Hajis’ son Adiljan is in prison too, I don't know for how long.

My father's younger brother, Ahmatjan Haji Muhammad disappeared three years ago. He came to visit us in Turkey in February 2017, and was taken by the authorities on his return to China. I have no further information about him.

My sister's husband, Adiljan Imin, has been detained for three years now. My sister Mukaddas Abdureshit was also taken in 2018, but was later released since she was pregnant.

My father's cousin Amrulla Abdusami, a businessman, was taken three years ago and I have no information about what happened to him. He has four children, his eldest son Elijan Amrulla, who is 23, was also sentenced to eight years, probably for studying the Koran. This happened to the son of another of my father's cousins, Ilham Hayrulla, who was arrested five years ago for studying the Koran.

My family has been doing business in China for a long time. They ran a three-branch restaurant in Urumqi called Miraj, which was closed down by the authorities, allegedly for promoting the Uyghur cultural identity. In that process, my father's business partners were also detained.

FA: Sí, en junio de 2020 también supe que mi tío paterno, Ablimit Hoshur Halis Haji, empresario y destacado filántropo, y el esposo de mi tía, Shanshidin Haji, oncólogo del Hospital de Tumores de Urumqi, fueron sentenciados a 20 años de prisión.

Imin Haji, hermano de Shanshidins Hajis, que dirige una gran empresa constructora, también ha sido sentenciado a 20 años. Su hermana Nurgul Rahmitulla recibió una condena de 15 ños. Adiljan, hijo de Imin Hajis, también está en prisión. No sé cuánto tiempo.

El hermano menor de mi padre, Ahmatjan Haji Muhammad, desapareció hace tres años. Fue a visitarnos en Turquía en febrero de 2017, y las autoridades lo apresaron a su regres a China. No he sabido nada de él.

Mi cuñado, Adiljan Imin, ha estado detenido tres años ya. A mi hermana Mukaddas Abdureshit también se la llevaron en 2018, pero la liberaron luego porque estaba embarazada.

A un primo de mi padre, el empresario Amrulla Abdusami, se lo llevaron hace tres años y no sé qué le ha sucedido. Tiene cuatro hijos. El mayor, Elijan Amrulla, tiene 23 años, y también fue sentenciado a ocho años de prisión, probablemente por estudiar el Corán. Eso le pasó al hijo de otro primo de mi padre, Ilham Hayrulla, arrestado hace cinco años por estudiar el Corán.

Mi familia hace negocios en China desde hace tiempo. Administran un restaurante con tres sucursales en Urumqi que se llama Miraj, que las autoridades clausuraron presuntamente por promover la identidad cultural uigur. En ese proceso, también detuvieron a los socios de mi padre.

GV: ¿Cuál es tu mensaje a las autoridades chinas?

FA: I really want to ask them why my father and other relatives were sent to prison. And why my family members cannot contact me. I came to Turkey in a legal way, on a passport issued by the Chinese authorities. So why did they punish my family? What is their crime? They all know the Chinese language and have committed no crime. My father is a good man, well-known in our society. I demand the truth about what happened to them.

FA: Lo que quiero preguntarles es por qué han enviado a prisión a mi padre y otros parientes. Y por qué mis familiares no me pueden contactar. Vine a Turquía legalmente, con un pasaporte emitido por las autoridades chinas. ¿Por qué castigan a mi familia? ¿Cuál es su delito? Todos hablan chino y no han cometido delitos. Mi padre es un buen hombre, conocido en nuestra sociedad. Exijo saber la verdad de lo que les ocurrió.

Lee más sobre la persecución de minorías en la región china de Sinkiang

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.