Trabajo de Túndé Adégbọlá tiende puentes sobre la “brecha lingüística de la división digital en África” con tecnología

Doctor Adégbọlá (izquierda) con el profesor Francis Egbokhare en un taller de Tecnologías de la Información y la Comunicación en la Universidad de Ìbàdàn. Feb, 2018. Fotografía proporcionada por Kọ́lá Túbọ̀sún.

Nota: este es un extracto de una entrevista más larga de Kọ́lá Túbọ̀sún con el doctor Túndé Adégbọlá, fundador de la African Language Technology Initiative (ALT-i). Se reprodujo en Rising Voices con autorización. Haz clic aquí para leer la entrevista completa en Medium.

Kọ́lá Túbọ̀sún (KT): ¿Por qué lanzaste ALT-i? ¿Por qué elegiste 2004 para el lanzamiento? ¿Qué esperas lograr hasta dónde has llegado en tus aspiraciones?

Dr. Túndé Adégbọlá (TA): There is a Yoruba saying; Ẹní wẹjú lẹ̀rù ń bà. It approximates in English as “the clairvoyant holds great responsibility”. I realised very early that the computer was going to become an integral part of everyday life and computer skills were going to become life skills. I also realised that language was going to be the last bridge of the digital divide for many cultures of the world. Guided by the Yorùbá philosophy behind the saying Ẹní wẹjú lẹ̀rù ń bà, I decided to contribute to bridging the language gap, which is a rather critical gap of the digital divide for Africa.

As earlier indicated, I had a major career breakthrough as a consulting engineer in 1995. I got the commission to design and build the biggest private television station in West Africa; the Africa Independent Television (AIT). I completed the project in 1997 and concluded that I had made my point in engineering and I should now concentrate on my passion to bridge the language gap of the digital divide for Africa. I therefore decided from then on to concentrate on developing the resources needed for the development of Human Language Technology (HLT) for African languages. I perceived human resources as the most important of these resources and so I decided to build a structure that will support the development of the human, intellectual, hardware and software resources. That was the thinking behind Alt-i which was presented to the public in 2004 as part of the West African Languages Congress which held at the University of Ibadan, Nigeria.

The first thing I did was to formalise my own knowledge of HLT by registering for a PhD in the University of Ibadan. This enabled me to support the University of Ibadan and the University of Lagos by teaching Artificial Intelligence and thereby introducing elements of Human Language Technology to the programs of the two institutions. Even though neither of the two universities has a formal programme in Computational Linguistics, Human Language Technology or Natural Language Processing till date, through the support of Alt-i, between both universities, five PhDs in these fields have been produced within one decade.

Dr. Túndé Adégbọlá (TA): Hay un dicho yoruba: Ẹní wẹjú lẹ̀rù ń bà. Se traduce más o menos como “el clarividente tiene una gran responsabilidad”. Me di cuenta muy pronto de que el computador se iba a convertir en una parte integral de la vida diaria y de que las habilidades informáticas iban a convertirse en habilidades vitales. También advertí que el idioma iba a ser el último puente de la división digital para muchas culturas del mundo. Guiado por la filosofía yorùbá detrás del dicho Ẹní wẹjú lẹ̀rù ń bà, decidí contribuir a tender un puente en la brecha lingüística, una brecha fundamental en la división digital de África.

Como dije antes, tuve un gran avance en mi carrera como ingeniero consultor en 1995. Me encomendaron diseñar y construir la mayor estación de televisión privada de África Occidental: Africa Independent Television (AIT). Completé el proyecto en 1997 y concluí que ya había hecho mi aporte a la ingeniería y ahora debía concentrarme en mi pasión de llenar el vacío digital de la brecha digital de África. Y así decidí concentrarme en desarrollar los recursos necesarios para el desarrollo de la Tecnología del Lenguaje Humano (HLT) para las lenguas africanas. Percibía el capital humano como el recurso más importante de todos, y decidí construir una estructura para apoyar el desarrollo de los recursos de hardware and software humano e intelectual. Esa fue la idea detrás de Alt-i, que se presentó al público en 2004 como parte del Congreso de las Lenguas de África Occidental que tuvo lugar en la Universidad de Ibadan, Nigeria.

Lo primero que hice fue formalizar mi propio conocimiento de HLT y me registré para un doctorado en la Universidad de Ibadan. Esto me permitió apoyar a la Universidad de Ibadan y a la Universidad de Lagos como profesor de Inteligencia Artificial y, así introduje elementos de Tecnología del Lenguaje Humano en los programas de ambas instituciones. Aunque ninguna de las dos universidades tenía un programa oficial en Lingüística Computacional hasta la fecha, gracias al apoyo del Alt-i, entre ambas universidades se han producido cinco doctorados en estos campos en una década.

KT: Mirando el panorama actual, ¿cuáles crees que son los mayores problemas para las tecnologías en lenguas africanas? 

TA: In my experience, the biggest issue is the status given to African languages by Africans. Till now, very few African academics see any sense in applying their intellectual resources to the development of technologies for African languages. Many continue to aspire for improved mastery of their colonial legacy languages at the expense of African languages.

Another major problem is the departmental territorialism in many of our universities. Some of the rather jejune arguments that have slowed down the development of formal programmes in HLT is that a language degree cannot be obtained from a faculty of technology and a technology degree cannot be obtained from a Faculty of Arts. And there goes the prospect of a degree programme in HLT. I have also encountered the same level of uninspired and distracting arguments about Computational Linguistics.

TA: En mi experiencia, el mayor problema es el estatus que los africanos dan a las lenguas africanas. Hasta ahora, muy pocos académicos africanos encuentran sentido en aplicar sus recursos intelectuales al desarrollo de las tecnologías para las lenguas africanas. Muchos continúan aspirando a mejorar el dominio de las lenguas de su herencia colonial a expensas de las lenguas africanas.

Otro gran problema es el territorialismo departamental de muchas de nuestras universidades. Algunos de los argumentos más soporíferos que han desacelerado el desarrollo de programas oficiales en HLT es que no se puede obtener un grado en lenguas en una facultad de Tecnología y no se puede obtener un grado en tecnologías en una Facultad de Artes. Y de ahí proviene la idea de hacer un grado en HLT. También me he encontrado con el mismo nivel de argumentos desganados y distraídos sobre la Lingüística Computacional.

KT: En un artículo que escribí hace algunos años, observé que Siri (y otras soluciones tecnológicas de voz) existe en lenguas tan pequeñas como el sueco, el noruego y el danés, tres idiomas que tienen una población conjunta que es justo la mitad de la yorùbá, y aún así no existe ninguna lengua nigeriana en estas plataformas. ¿Por qué crees que pasa esto? Ciertamente no es a causa de la población o el alfabetismo en la lengua.

TA: There is a person-dollar value of every language. The person-dollar value of a language is the product of the population of speakers of the language and the amount of dollars in the pockets of these speakers. Language is the channel through which all negotiations are made. There is a justifiable perception of a greater need to negotiate with someone with lots of money than one with little or no money. Unfortunately, however, this composite person-dollar value of a language depends to a large extent on the perceived importance of the language, primarily within the speaking community. If a people feel that they can engage in negotiations and transactions in a foreign language, no matter the size of their population and the amounts of dollars in their pockets, the man-dollar value of their language will tend towards zero as the perceived value of their language, primarily within the speaking community tends to zero. All the man-dollar value their language could have accrued goes to the language they prefer to speak. That is the case of Igbo, Yorùbá and many other Nigeiran languages apart from Hausa. Recall that Swedish is the language that produced Ericson phones with just 10 million speakers and Finnish is the language that produced Nokia phones with just 5 million speakers! The population factor can be easily overrated.

TA: Hay un valor persona-dólar para cada idioma. El valor persona-dólar de un idioma es el producto de la población de hablantes de una lengua y la cantidad de dólares en los bolsillos de estos hablantes. El lenguaje es el canal a través del cual se producen todas las negociaciones. Existe una percepción justificada de que hay una mayor necesidad de negociar con alguien con mucho dinero antes que con alguien con poco o nada de dinero. Sin embargo, desafortunadamente esta composición del valor persona-dólar de un idioma depende en gran medida de la importancia percibida del idioma principalmente dentro de la comunidad de hablantes. Si las personas sienten que pueden participar en negociaciones y transacciones en una lengua extranjera, no importa el tamaño de su población o la cantidad de dólares en sus bolsillos, el valor hombre-dólar de su idioma tenderá a cero, ya que el valor percibido de su idioma, principalmente dentro de la comunidad de hablantes, tiende a cero. Todo el valor hombre-dólar que su idioma podría haber acumulado, se va a la lengua que prefieren hablar. Es el caso del igbo, el yorùbá y muchas otras lenguas nigerianas además del hausa. Recordemos que el sueco es el idioma que creó los teléfonos Ericson con solo 10 millones de hablantes y el finés es el lenguaje que produjo los teléfonos Nokia ¡con solo cinco millones de hablantes! Es fácil que se sobreestime el factor poblacional.

KT: Finalmente, ¿qué futuro prevés para los lingüistas africanos, las lenguas africanas en la tecnología, las lenguas africanas en general y las tecnologías de localización?

TA: Language is the last bridge of the digital divide. Having laid all the marine cables, deployed fibre, installed microwave links and taken advantage of legacy copper networks, there still remains the last six inches of the digital divide, that gap between the terminal equipment and the eyes of the user, which can only be bridged by use of the prefered language of the computer user. African linguists are needed to develop the necessary theories and frameworks required for developing the language technologies that can bridge these gaps in as many as possible of about 3000 African languages.

Language will be the last frontier in our march as humans to make machines understand us. African linguists should set these as their targets and leave the teaching of local languages to graduates of education and leave working in media houses to graduates of Mass Communication. They have more compelling roles in developing more convenient user interfaces for ICT. These require studious modification of curricular and admission criteria.

TA: El lenguaje es el último puente de la brecha digital. Habiendo tendido todos los cables marinos, desplegado las fibras, instalado los enlaces de microondas y tomado ventaja de la herencia de la red de cobre, aún quedan las últimas seis pulgadas de la brecha digital, la brecha entre el equipamiento final y los ojos del usuario, que solo se puede superar si se utiliza la lengua que prefiere el usuario del compiutador. Los lingüistas africanos son necesarios para desarrollar las teorías esenciales y las infraestructuras requeridas para desarrollar tecnologías del lenguaje que puedan sortear estos espacios para tantas de las casi 3000 lenguas africanas como sea posible.

El lenguaje será la última frontera en nuestra marcha como humanos para hacer que las máquinas nos entiendan. Los lingüistas africanos deben definir esto como su objetivo y dejar la enseñanza de las lenguas locales a los graduados en Educación y el trabajo en las agencias de comunicación para los graduados en Comunicación de Masas. Tienen un papel mucho más emocionante en desarrollar interfaces más adecuadas para los usuarios para Tecnologías de la Información y la Comunicación. Esto requiere una estudiada modificación de los criterios curriculares y de admisión.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.