¿Conseguirá una nueva serie estadounidense sobre los “adolescentes macedonios que ayudaron a elegir a Trump” perpetuar un viejo cliché?

El libro “Cómo elegimos a un presidente estadounidense” en la Feria del libro de Skopie en septiembre de 2020. Foto de Filip Stojanovski (CC BY 2.0).

Los llamados “adolescentes macedonios” que organizaron redes de sitios web de noticias falsas en el periodo previo a las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016 siguen arrojando beneficios. Ahora, ya no tanto para los muchachos, sino para algunos productores que buscan capitalizar el exagerado asunto.

Recapitulando: en 2016, un grupo de macedonios de la ciudad de Veles puso en marcha varios sitios web sensacionalistas que difundían desinformación al gusto de los votantes de Donald Trump, por ejemplo, teorías conspirativas. Los enlaces se publicitaron en medios sociales, y su intención más básica era económica: conseguir tantos clics como fuera posible para generar ingresos por anuncios.

Aunque estas redes existen todo el mundo, la alta concentración de propietarios de este tipo de sitios web en una pequeña ciudad macedonia, que identificó Buzzfeed, atrajo mucha atención de los medios, lo que provocó que fuera noticia en canales como Channel 4, CNN, Wired y NBC, entre otros.

Cuatro años después, se dice que la plataforma Quibi está preparando una serie de televisión, de título Clickbait (que se puede traducir como “cibercebo”), que cuenta la “verdadera historia de un grupo de adolescentes macedonios que ganaron una fortuna creando noticias falsas en el periodo previo a las elecciones de 2016″, según la revista estadounidense Variety.

El protagonista de la serie será el actor británico Fionn Whitehead, que interpretó el papel principal en el largometraje histórico Dunkirk. Encarnará a un “cabecilla adolescente macedonio” llamado Niko, descrito como un “joven desesperado por escapar a sus circunstancias, que descubre que la publicación de noticias falsas puede ser su cheque en blanco”, dice Variety.

El actor Fionn Whitehead asiste en Londres al estreno mundial de la película Dunkirk de Christopher Nolan en 2017. Foto de Foxy59 para Wikipedia (CC BY-SA 4.0).

Entre los productores de la serie, Matt Reeves (famoso por Cloverfield y las secuelas de El planeta de los simios) y Ann Ruark (Boy Erased).

Pero la idea de que esos sitios web de desinformación estaban gestionadas por muchachos fue una considerable exageración de la prensa tradicional occidental. En 2018, el sitio web Investigative Reporting Lab Macedonia reveló que esas redes no solo estaban en manos de hackers adolescentes, sino que muchas pertenecían a adultos, incluido un abogado macedonio con vínculos entre los conservadores estadounidenses.

La web de noticias macedonia SakamDaKazam.mk amplió la historia de Variety entrevistando a fuentes de Veles, que confirmaron la visita a la ciudad de un equipo de producción a mediados de 2019.

Un entrevistado por SakamDaKazam.mk, que no quiso ser identificado, fue un hombre que administraba una de esos sitios web en 2016, que nunca se reunió con los productores. Expresó a SakamDaKazam.mk sus reservas de que la serie brinde una visión objetiva de lo que sucedió. En su opinión, es muy probable que la serie reproduzca los clichés de “chicos que no hablan inglés, pero escriben noticias, adolescentes con zapatos deportivos gastados que forman la opinión pública”.

Según el artículo de SakamDaKazam.mk, el rodaje de la serie se llevó a cabo a mediado de ese año en Bucarest (Rumanía), debido a la similitud de la arquitectura.

Antes de la serie, otro proyecto comercial relacionado con el asunto de Veles fue un libro de ficción de Aleksandar Kukulev, escritor de Veles, publicado en 2019.

Cómo elegimos a un presidente estadounidense (“Како избравме американски претседател“) es una novela de suspenso que ocurre en Veles y sus alrededores. Combina referencias históricas sobre los bogomilos, que vivieron realmente en la zona durante la Edad Media, con nazis que esconden tesoros artísticos en túneles cercanos durante la Segunda Guerra Mundial. En la historia principal, espías rusos, israelíes y de los Balcanes luchan por el rubro de noticias falsas que influencian la política de Estados Unidos.

En una entrevista de abril de 2020 con el sitio web local Veles365, Kukulev dijo que no conocía a ninguno de los “adolescentes de Veles” personalmente, y que en su novela solo son personajes secundarios. Añadió que los muchachos “dieron en el clavo (…). No hay que justificar a esos muchachos, pero hay que respetarlos”. En la misma entrevista, Kukulev afirmó que su novela no había sido premiada en 2019 “por razones políticas”.

Meta.mk News Agency, socio de contenido de Global Voices, fue una de los primeros sitios web que habló con la gente de Veles envuelta en las redes de desinformación en 2016. Su editor, Goran Rizaov (que también colabora con Global Voices) habló así del fenómeno:

When we first interviewed the owners of these disinformation websites in April 2016, President Trump wasn't yet an official presidential nominee. Almost all of them were eager to talk to us on the record. Some claimed they do it for financial gain, some said they liked Trump and others denied even having such websites. It's interesting to note that very shortly after publishing the first article they anonymously re-registered their websites and their names and phone numbers disappeared from official whois records.

Our thorough investigation that followed afterwards showed more about what the actual Veles “fake news factory” is not, instead of what it is. It was very clear that most of them are not teenagers, they don't have sufficient knowledge of the English language to write news articles and Veles wasn't the only town in Macedonia that had a “fake news hub.”

By the time Trump won the elections, this was widely spread and some people made a fortune out of it.

After the election results surprised everyone, we had dozens of calls and emails from foreign journalists that wanted to talk to them, but it was almost impossible. The community was closed for public. Those that actually talked to the foreign press were actually real teenagers that had none or little involvement in the websites that pushed the most popular content.

Cuando entrevistamos por primera vez a los propietarios de estos sitios web de desinformación en abril de 2016, el presidente Trump no estaba oficialmente nominado. Casi todos estaban deseando hablar con nosotros públicamente. Algunos afirmaban que no lo hacían por dinero, otros decían que les gustaba Trump, y algunos incluso negaban tener sitios web de ese tipo. Es interesante señalar que muy poco después de publicar el primer artículo, volvieron a registrar anónimamente sus sitios web, e hicieron desaparecer sus nombres y números de teléfono de los registros oficiales de Whois.

La exhaustiva investigación que llevamos a cabo después reveló más sobre qué no son las “factorías de noticias falsas” reales de Veles más que de lo que sí son. Quedó claro que la mayoría no eran adolescentes, los muchachos no hablaban suficiente inglés como para escribir artículos de actualidad, y Veles no era la única ciudad de Macedonia con un “centro de noticias falsas”.

Cuando Trump ganó las elecciones, esta historia se difundió y algunos hicieron una fortuna.

Después de que el resultado de las elecciones sorprendió a todos, recibimos decenas de llamadas y mensajes de periodistas extranjeros que querían hablar los muchachos, pero fue casi imposible. La comunidad se había cerrado al público. Los que hablaron con la prensa extranjera eran adolescentes de verdad, y habían tenido poco o nada que ver con los sitios web que difundieron el contenido que se hizo más popular.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.