Cirujano en huelga de hambre lucha por reformar inadecuado sistema de salud de Nepal

Image By Esushant via Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0

El doctor Govinda KC a los 13 días de su octava huelga de hambre en el Instituto de Medicina, Maharajganj. Imagen de Esushant vía Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0).

El 14 de septiembre, el doctor Govinda KC, activista y cirujano jubilado que ha estado utilizando su propio bienestar para exigir reformas en el sistema sanitario del país, empezó su décima novena huelga de hambre en un templo de Ranichaur, aldea del distrito de Jumla, Nepal.

Doctorstory Nepal, cuenta colaborativa de varios médicos nepalíes en las redes sociales, tuiteó:

Pero prefiere trabajar en un hospital gubernamental, y ofrece servicio gratis, viajes a cada parte rural de Nepal y el mundo, para atender a los necesitados con sus propios ahorros. Elige luchar por esos llamados y gritos no atendidos de inocentes de lugares distantes que han perdido
———————–
seres queridos sin acceso al servicio sanitario. Ha pasado sus 150 días de hambruna para brindar justicia a las personas. Está en su décimo noveno ayuno de la muerte y lo llamamos “Pagal”.

Ojalá pudiera estar loco como él. Sin embargo, no tengo su fortaleza. Pero, ¿por qué no apoyarlo y a su causa?

“Pagal” es un término nepalí que significa “loco”

Las peticiones del doctor KC incluyen un tratamiento oportuno a los pacientes de COVID-19 y de enfermedades comunes, terminar con el confinamiento del país y evitar una oleada de infecciones con precauciones de seguridad. Además, aboga por que los servicios médicos sean gratuitos y accesibles al público, y quiere que se denuncie a los implicados en la corrupción dentro del sector sanitario.

El 22 de septiembre, cuando la salud del doctor comenzó a deteriorarse, la Policía de Nepal lo llevó por la fuerza al Centro Nacional de Trauma en Katmandú, donde rechazó todo tratamiento. Se fue al Hospital Maharajgunj donde siguió con su huelga.

En una rueda de prensa del 1 de octubre, el ministro de Asuntos Exteriores, Pradeep Gyawali, rogó al doctor que terminara la huelga, dijo que algunas de sus peticiones ya se han cumplido y el Gobierno está trabajando para cumplir con las demás.

Con el ejemplo

El doctor KC, excirujano ortopédico y profesor del Hospital Universitario Tribhuwan de Nepal, se jubiló en octubre de 2019, tras 26 años de servicio. Después de varios desastres naturales, formó parte de misiones humanitarias internacionales en India, Myanmar, Pakistán, Filipinas y Haití. En Nepal, ha utilizado sus propios ahorros para visitar las aldeas más remotas del país y ofrecer tratamientos médicos gratuitos a los pobres.

Pese a que este doctor ha emprendido varias huelgas de hambre durante los últimos nueve años, ha habido pocos avances. En cada ocasión en que el Gobierno negoció con él y llegaron a un acuerdo, ponía fin a su huelga pero el Gobierno nunca cumplió con las promesas hechas.

En una entrevista con el canal Image en octubre de 2019, el doctor KC explicó:

In the beginning, I thought politicians were unaware of the challenges people in remote villages face; I later realized that politicians are not here to serve the country, but to serve their own personal agenda and make money. That's the reason I have to return to my hunger strikes, again and again — they compelled me to do so.

Al principio, pensé que los políticos no conocían los retos a los que se enfrentan las personas de las aldeas más remotas; luego me di cuenta de que ellos no están para servir el país, sino a sus propios intereses y ganar dinero. Esta es la razón por la que tengo que volver a mis huelgas de hambre una y otra vez, me obligaron a hacerlo.

Atención sanitaria pública versus privada

La pandemia de COVID-19 ha añadido más presión al ya débil sistema sanitario público de Nepal, que carece de infraestructura, recursos y transparencia.

El equipo y los recursos están tan mal distribuidos que muchos pierden la vida por falta de una oportuna atención médica. El Ministerio de Salud ha recibido críticas por tomar lo que muchos consideran decisiones irresponsables y poco éticas con respecto a la pandemia, incluida su decisión de ampliar el uso de pruebas rápidas ineficaces. Además, también ha habido irregularidades en la compra de algunos fármacos.

Si bien las historias sobre las acciones positivas del Gobierno son noticias en varias ocasiones, los hospitales públicos en Nepal están generalmente mal equipados y siguen centralizados, lo que dificulta el acceso de los ciudadanos de zonas remotas.

Por el contrario, los hospitales privados, que suelen ser propiedad de lideres políticos y otras personas poderosas, no están regulados, son caros y pueden funcionar libremente sin la interferencia del Gobierno.

La mayoría de los nepalíes ricos, incluidos los políticos, viajan al extranjero para recibir tratamiento médico, lo que plantea la cuestión de que si se utilizan los fondos públicos para pagar esos viajes.

En un tuit sobre la falta de fiabilidad de la atención en los hospitales privados, el internauta Sudin Sayami, que publicó un gráfico en solidaridad con el doctor KC, señaló:

Mi vecino tuvo corona[virus], pasó siete días en el hospital Voyoda, gastó 500 000 rupias nepalesas [4270 dólares estadounidenses]. Se recuperó. Otro vecino pasó seis días en el hospital Teku y no se le cobró nada por su tratamiento. Un pariente, que pasó ocho días en el hospital Grandi, pagó 1 500 000 rupias [12 810 dólares estadounidenses] y murió. No se permitió a nadie ver ni al paciente ni al cadáver. Por esto está luchando el viejo loco.

Apoyo público al doctor KC

Miles de nepalíes que siguieron el camino del doctor KC, incluidos médicos, políticos, celebridades y otros miembros del público, creen que sus peticiones son legítimas. Por eso, han recurrido a las redes sociales para apoyar la causa, con etiquetas como #IAmWithDrKC (Estoy con el doctor KC),#WearewithDrKC (Estamos con el doctor KC) y  #SaveDrKc (Salven al doctor KC) para expresar apoyo y pedir que se tomen medidas:

[El] Gobierno debería cumplir con las peticiones del doctor KC y salvar su vida, ¡al menos por el bien de 30 millones de nepalíes! ¡Estos médicos no pueden nacer de nuevo!

La Comisión Nacional de Derechos Humanos también ha instado al Gobierno a proteger la vida del doctor KC y hacer públicos los detalles de los acuerdos firmados con él. Además, ha pedido un informe sobre el progreso de la aplicación del Gobierno de las demandas convenidas.

Los esfuerzos no son en vano

Pese a las dificultades, los esfuerzos del doctor KC han brindado varios cambios positivos, entre los que destaca la aprobación de la Ley Nacional de Educación Médica, que finalmente abrió camino para las reformas y los esfuerzos de normalización en la educación médica.

Esta nueva ley significa que la Comisión de Educación Médica del país decidiría cuestiones como las admisiones, exámenes y honorarios. También se han aumentado las cuotas de becas para la educación médica y el control de la facultad universitaria.

Sin embargo, el actual camino del doctor KC indica que todavía hay mucho por hacer: no se están escuchando sus protestas plenamente y los problemas urgentes del sector de la atención médica del país siguen sin tener la atención que merecen. Hasta que lo hagan, Nepal seguirá estando por debajo de las normas sanitarias mundiales y, con mucha probabilidad, el doctor KC seguirá con sus huelgas de hambre.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.