Nuevo libro rinde homenaje a resistencia femenina en los 21 años de dictadura de Brasil

Portada de “Heroínas de esta historia — Mujeres en busca de justicia para parientes muertos a manos de la dictadura”, que reúen perfiles de 15 mujeres que luchan por memoria, justicia y verdad en Brasil | Imagen: Usada cbn autorización.

Marli vio a un policía militar matar a su hermano. El esposo de Clarice fue torturado y su muerte fue disfrazada de suicidio. A Damaris la arrestaron, torturaron y olibgaron a ver que mataban a su pareja frente a su familia. Crimeia era una militante política que se unió a las fuerzas armadas de la guerrilla. Estas son algunas de las 15 mujeres que figuran en un libro de reciente publicación, “Heroinas desta historia” (Heroínas de esta historia), sobre sus experiencias durante la dictadura militar de Brasil (1964-1985).

La dictadura empezó con un golpe de estado en 1964, encabezado por cinco presidentes militares a lo largo de los 21 años, y hubo al menos 434 muertos y desaparecidos. la publicación is es la primera de un proyecto del Instituto Vladimir Herzog, que lleva el nombre de un periodista que murió a menos de agentes militares brasileños en 1975 y que fue informado como suicidio. Su esposa, Clarice Herzog, luchó durante décadas contra la versión oficial de la muerte de Herzog y es una de las ‘heroínas’ de esta reciente publicación.

Global Voices entrevistó por correo electrónico a Tatiana Merlino, una de las coordinadoras del proyecto, sobre el rol de la mujer en la resistencia y por qué es importante que se cuenten sus historias durante la presidencia de Bolsonaro.

Global Voices (GV): ¿Qué rol tuvo la mujer en la oposición a la dictadura brasileña de 1964?

Tatiana Merlino: Elas participaram dos espaços de resistência na cidade e no campo, nas universidades e movimento estudantil, nos clubes de mulheres nas periferias, entraram em organizações de esquerda, na luta armada, enfrentando até os próprios companheiros de organização que não acreditavam em sua capacidade de resistir. Participaram da guerrilha do Araguaia; participaram de greves operárias, como a de 1968, em Contagem (Minas Gerais, a primeira grande greve sob o regime militar) e Osasco (SP). A de Contagem foi a primeira e dirigida por uma mulher, Conceição Imaculada de Oliveira, do Sindicato dos Metalúrgicos. Nos anos de 1970, ainda sob a vigência do AI-5, as mulheres da periferia tiveram seu protagonismo ao saírem às ruas, nos movimentos contra a alta do custo de vida. As mulheres que lutaram contra a ditadura foram presas e torturadas. Foram alvo sistemático de violações sexuais. Sofreram estupros e abortamentos forçado devido a chutes na barriga ou foram colocadas em “cadeiras do dragão”, levando choques elétricos na vagina, na barriga, nos seios, na cabeça. Houve aquelas que tiveram seus bebês nos DOI-CODIs.

Tatiana Merlino: Ellas participaron en espacios de resistencia en la ciudad y el campo, en las universidades y movimientos estudiantiles, y en clubes de mujeres en la periferia. Su unieron a organizaciones izquierdistas, en la lucha armada, enfrentaron a sus propios compañeros que no creían en que capacidad de resistir. Participaron en la guerrilla de Araguaia [uno de los principales movimientos contra la dictadura], con huelgas de obreros, como la de Contagem (la primera gran huelga durante la dictadura en el estado de Minas Gerais) y Osasco (São Paulo). La de Contagem fue la primera y la dirigió una mujer, Conceição Imaculada de Oliveira, del Sindicato de Metalúrgicos. En la década de 1970s, aún según el Acta Institucional número 5 [AI-5, norma que suspendía derechos y dio al régimen el poder de castigar a los opositores], las mujeres de las periferias tenían roles importantes en las marchas callejeras contra el alto costo de vida. Las mujeres que lucharon contra la dictadura fueron arrestadas y torturadas. Fueron objeto de violencia sexual sistemática. Las violaron, algunas tuvieron abortos forzados debido a patadas en el estómago o porque las pusieron en la “silla del dragón“, les pusieron descargas eléctricas en la vagina, barriga, senos, cabeza. Algunas hasta dieron a luz dentro de DOI-Codis [Destacamento de Operaciones de Información – Centro de Operaciones de Defensa Interna, departamento subordinado al Ejército].

Carolina Rewaptu, mujer indígena y líder del pueblo xavante marãiwatsédé que fue expulsado de sus tierras durante la dictadura. Es una de las mujeres del libro “Imagen”: Mariana Leal/Instituto Vladimir Herzog/Utilizado con autorización.

GV: ¿Cómo eligieron a las mujeres que apaercen en el libro?

TM: Partimos de uma pesquisa longa nos principais documentos e livros que tratam dos atingidos pela ditadura: o relatório final da Comissão Nacional da Verdade, o livro Direito à Memória e À Verdade (editado pela Secretaria dos Direitos Humanos) e o Dossiê Ditadura Mortos e Desaparecidos Políticos no Brasil, da Comissão de Familiares de Mortos e Desaparecidos. Lemos as histórias dos 436 mortos e desaparecidos (o Dossiê lista 436 e a CNV 434) e fizemos uma grande lista com todos os casos onde havia mulheres citadas. (Destaco aqui o protagonismo dos familiares de mortos e desaparecidos na luta pelo direito à memória, verdade e justiça e sobretudo das mulheres). Fizemos uma lista com mais de 70 nomes. Também ressalto aqui que certamente havia uma mulher na busca por memória e verdade nos demais casos, mas nossa pesquisa só conseguiu fazer o levantamento das que já estavam citadas nos dossiês.

A partir dos 70 nomes utilizamos alguns critérios para chegar aos 15 escolhidos. Também achamos importante ter uma diversidade de perfis de mulheres: mulheres que também combateram a ditadura, as que nunca tiveram militância e viraram ativistas após a morte de familiares, estudantes, intelectuais, operárias, camponesas, indígena e uma mulher que teve familiar assassinado pela violência policial.

Outro critério foi a diversidade regional, já que nos preocupamos em não ter só perfiladas do eixo Rio-São Paulo. Temos também histórias de demais Estados do país, que mostram a abrangência da violência cometida durante a ditadura civil-militar.

TM: Empezamos con una investigación en archivos y libros sobre las victimas de la dictadura: el informe final de la Comisión de la Verdad (CNV), en el libro Derecho a la memoria y la verdad y el documento sobre Dictadura, muertos y desaparecidos durante la dictadura de Brasil de la Comisión de Familias de Muertos y Desaparecidos. Leímos las historias de los 436 muertos y desaparecidos (el documento enumera 436 y la comisión 434) e hicimos una lista con todos los casos con mujeres involucrados (quiero destacar el protagonismo de las familias en la búsqueda de memoria, verdad y justicia, sobre todo parientes mujeres). Hicimos una lista con más de 70 nombres. Ciertamente había mujeres en cada uno de estos casos, pero nuestra búsqueda solamente datos de las mencionadas en los archivos.

De esos 70 nombres, tuvimos algunos criterios para llegar a las 15 elegidas para el libro. También pensamos que era importante tener diversidad entre todas: mujeres que lucharon contra la dictadura, las que no eran militantes políticas pero se volvieron activistas tras la muerte de parientes, estudiantes, intelectuales, trabajadoras, indígenas y personas con parientes muertos por violencia policial.

Otro criterio fue la diversidad regional, pues nos preocupaba tener solamente mujeres del eje Rio de Janeiro-São Paulo. También tuvimos historias de otros estados, que muestra la amplitud de la violencia perpetuada durante esta dictadura civil-militar.

GV: El libro reúne historias de madres, esposas y hermanas de personas que fueron sometidas a tortura y desaparición forzada, las llama “Heroínas de esta historia”. ¿Qué parte les dieron los libros de historia brasileños en estos años?

TM: O Brasil fez uma transição para a democracia e demorou muito a fazer a chamada Justiça de Transição. O trabalho da Comissão Nacional da Verdade foi super importante, mas demoramos muito, décadas, para que ela fosse criada. Por isso, o ônus de buscar provas sobre as circunstâncias em que os mortos e desaparecidos foram assassinados, quem foram os autores, testemunhas, documentos, ficou sob a responsabilidade dos familiares, em especial as mulheres, que tiveram grande protagonismo e que não havia sido bem documentado até então. Veja, se ainda lutam para conseguir o esclarecimento de todas as circunstâncias em que os atingidos foram mortos e se ainda não conseguiram justiça pelos crimes, fica ainda mais complicado haver espaço para falar desse protagonismo de luta. Por isso que a abordagem desse livro é inédita. Até hoje essas mulheres, com algumas exceções, eram desconhecidas, tratadas como “a mulher de..”, “a irmã do…”, etc. Era mais do que hora de dar-lhes o devido lugar na história, o de heroínas. É o que pretendemos com esse livro.

TM: Brasil ha hecho una transición a la democracia y le tomó al país mucho tiempo tener lo que se llama justicia transicional. El trabajo de la Comisión Nacional de la Verdad fue muy importante, pero nos tomó décadas crearlo. La carga de buscar evidencia sobre las circunstancias en que mataron a la persona, quiénes fueron los autores, testigos, documentos, todo fue responsabilidad de las familias, sobre todo mujeres, que tenían un rol destacado que no estuvo bien documentado hasta ahora. Si las personas siguen luchando para aclarar las circunstancias en torno a las muertes, y si aún no tienen justicia por los delitos cometidos, es más complicado hacer espacio para hablar del protagonismo de su lucha. Es por eso que el enfoque de este libro es nuevo. Hasta ahora, estas mujeres, con algunas excepciones, eran desconocidas y se las trataba como la esposa, la hermana de alguien. Ya era hora de darles su debido lugar en la historia, como heroínas. Esa fue nuestra intención. 

El periodista Vladimir Herzog, esposo de Clarice Herzog, Vladimir Herzog, fue torturado y su muerte fue disfrazada de suicidio por el régimen | Imagen: Carolina Vilaverde/Instituto Vladimir Herzog/Utilizado con autorización.

GV: En el libro dice que es imperativo arrojar luces a la vida de estas mujeres mientras el país esté gobernado por el presidente Jair Bolsonaro. ¿Por qué?

TM: Porque temos um presidente que nega a ditadura, exalta tortura e torturadores, ataca mortos e desaparecidos. Além do elogio à tortura e torturadores, há um movimento forte de negacionismo, revisionismo. Além disso, esse governo destruiu as políticas de memória e verdade, quando demitiu a procuradora regional da República, Eugênia Augusta Gonzaga da presidência da Comissão de Mortos e outros membros e no lugar colocou defensores da ditadura. A Comissão de Anistia também foi ocupada por revisionistas e negacionistas. O que esse governo não consegue destruir, ele esvazia.

O tema da memória é verdade da ditadura é alvo do Bolsonaro. E isso não é novidade, afinal as homenagens dele à Ustra antecedem sua chegada à Presidência. Quando do processo de impeachment de Dilma, seu voto de homenagem à Ustra deveria ter sido motivo de prisão, responsabilização. E ele não poderia ter se candidatado à presidência, já que quem defende crimes de lesa humanidade não pode se candidatar à presidência.

Mas se candidatou, ganhou e segue nessa investida contra o tema da ditadura e todas nossas conquistas ao longo de décadas de luta. Por isso é fundamental, imperativo contar essas e outras histórias sobre a ditadura: lembrar que ela existiu, matou, torturou, sequestrou e que centenas de famílias e mulheres dedicaram décadas para conseguir verdade e justiça por esses mortos e desaparecidos.

TM: Porque tenemos un presidente que niega la dictadura, idolatra la tortura y a los torturadores, ataca a los muertos y desaparecidos. Además de los elogios a tortura y a los torturadores, hay un fuerte movimiento de negación y revisión histórica. Este gobierno también ha destruido las políticas de memoria y verdad cuando decidió destituir a la procuradora regional, Eugênia Augusta Gonzaga, de la presidencia de la Comisión para los Muertos junto con otros miembros, y los reemplazó con defensores de la dictadura. La Comisión de Amnistía [responsable de evaluar compensaciones por las violaciones cometidas por el régimen] también fue ocupada por revisionistas y negacionistas. Lo que este gobierno no puede destruir lo anula.

El tema de la memoria y la verdad son un objetivo de y Bolsonaro. No es algo nuevo, después de todos sus homenajes a Ustra [Carlos Alberto Brilhante Ustra, uno de los principales torturadores durante la dictadura] antes de su presidencia. Durante el proceso de destitución de Dilma Rousseff la dedicación de Bolsonaro a su voto en nombre de Ustra debió bastar para enviarlo a prisión para rendir cuentas. Y no debió haber podido postular a la presidencia pues quienes defienden crímenes contra la humanidad no pueden postular.

Pero postuló y ganó, y sigue con su arremetida contra el tema de la dictadura y sus logros, que conquistaron a lo largo de los años. Es por eso que es fundamental contar esta y otras historias sobre este periodo: para recordar que sí ocurrió, que mataron, torturaron y secuestraron y que cientos de familias y mujeres han dedicado décadas para obtener verdad y justicia para los muertos y los desaparecidos.

GV: En otros países sudamericanos que también tuvieron dictaduras, como Argentina y Uruguay, las mujeres tuvieron un rol protagónico en la lucha por la memoria, la verdad y la justicia. ¿Cómo se compara el proceso de Brasil? 

TM: Aqui a liderança e o protagonismo também foi de mulheres, elas se juntaram, se apoiaram, criaram o Comitê Brasileiro de Anistia, a Comissão de Familiares de Mortos e Desaparecidos, entraram com ações na Corte Interamericana de Direitos Humanos, pesquisaram os arquivos do IML, pressionaram para a criação da Lei 9140. Elas fizeram e fazem muito, mas a luta delas é menos conhecida que a das Mães da Praça de Maio, por exemplo, por conta das diferenças como os países lidaram com a questão após o fim da ditadura. A Argentina revogou a lei de ponto final e de obediência devida, puniu os torturadores. Aqui, até hoje, não conseguimos responsabilizar penalmente nenhum agente envolvido nas mortes e desaparecimentos. Seguimos com a pendência em relação à Lei de Anistia, e embora o MPF tenha movido dezenas de ações contra agentes, a Justiça brasileira não aceita as ações com base na lei de anistia. E segue a impunidade, que reflete no Brasil que vivemos hoje.

TM: En Brasil, el liderazgo y principales roles también fueron asumidos por mujeres que se unieron, que se apoyaron entre ellas, creados por el Comité Brasileño para la Amnistía, la Comisión de Familias de Muertos y Desaparecidos iniciaron acciones en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, investigaron archivos de la morgue y ejercieron presión para crear la ley 9140 [que reconoce como muertos a los desaparecidos entre 1961 y 1988 por razones políticas]. Han hecho y siguen haciendo mucho, pero su lucha no es tan conocida como las Madres de la Plaza de Mayo [en Argentina], por ejemplo, porque los países enfrentan de manera distinta las secuelas del periodo de dictadora. Acá, hasta la fecha, aún no logramos que ningún agente involucrado en muertes y desapariciones responda penalmente. Aún tenemos pendiente la ley de amnistía [que indultó a presos políticos y agentes del Gobierno que participaron en la represión]. Aunque el Ministerio Público Federal ha iniciado docenas de acciones legales conta agentes involucrados con el régimen, el sistema judicial brasileño no los acepta con la ley de amnistía como base. Y la impunidad continúa, lo que refleja el Brasil en que vivimos hoy.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.