Por temor a la ley de seguridad nacional, los hongkoneses se despiden de su ciudad natal

Adiós Hong Kong. Imagen por Stand News, utilizada con autorización.

El siguiente artículo fue publicado originariamente en chino por Stand News. Fue traducido en inglés por Global Voices y aquí se publicará, con permiso, en cuatro entregas diferentes. Lee aquí la primera parte

Entre el 29 de agosto y el 1 de septiembre, Stand News preguntó a sus lectores en Hong Kong, mediante una serie de encuestas en línea, cómo la ley de seguridad nacional ha afectado a sus vidas.

Más de 2580 personas respondieron la encuesta. El 37 % de encuestados reveló que había considerado dejar Hong Kong, incluso antes del 21 de mayo, fecha en que el Comité Directivo del Congreso Nacional Popular anunció su decisión de aplicar la ley. Desde que se aprobó la ley, el 76 % de los encuestados dijo que se había intensificado su deseo de emigrar.

El destino más popular es Taiwán (32.3 %) seguido del Reino Unido (23 %).

Antes de que Pekín promulgara la ley de seguridad nacional (21 de mayo), ¿pensaste en irte de Hong Kong?.
Encuesta de Stand News a sus lectores sobre la actitud de emigración.

El 22 de julio, el Gobierno del Reino Unido introdujo una política que facilita la emigración de los habitantes de su excolonia, que permite a los titulares de pasaportes de Hong Kong (en el extranjero) que reúnan los requisitos necesarios, y a sus familiares, que se establezcan en el Reino Unido para trabajar y estudiar. Tras cinco años de residencia en virtud de este acuerdo de Nacional Británico en el Extranjero (BNO en inglés), pueden solicitar la ciudadanía plena.

El nuevo plan de inmigración empezará a aceptar solicitudes en enero de 2021. Por ahora, los titulares hongkoneses pueden solicitar el ingreso al Reino Unido país basándose en las pautas de “Dejar fuera las normas” (LOTR en inglés), que permiten a la inmigración del Reino Unido ejercer su criterio por motivos compasivos convincentes.

YM [seudónimo] y su familia optaron por este método; salieron de Hong Kong y una vez llegados en el Reino Unido el 6 de agosto, solicitaron la entrada en virtud de LOTR. Junto con otros diez hongkoneses que hacían fila para la entrevista, se les preguntó sobre su ocupación, condiciones económicas y religión, y sobre sus parientes y conocidos en el Reino Unido.

YM nació en la década de 1980, y trabajaba como directora en una empresa de relaciones públicas en Hong Kong. Sin embargo, decidió dejar la ciudad en agosto de 2019, tras el ataque en la estación de metro Prince Edward, en que la Policía antidisturbios golpeó indiscriminadamente a los pasajeros en un intento de detener a los protestantes.

Vendieron su apartamento por seis millones de dólares hongkoneses (unos 781 000 dólares estadounidenses) y vivieron en un hotel durante seis meses. Al principio, planeaban emigrar a Chipre con una inversión de 235 000 dólares estadounidenses, pero el plan quedo suspendido por el brote de COVID-19. Cuando el Reino Unido introdujo el nuevo plan BNO, decidieron establecerse allí.

Al igual que decenas de miles de otros hongkoneses, YM estuvo activa durante el año de protestas contra la extradición a China; se unió a varios grupos de Telegram e hizo donaciones para los protestantes que necesitaban equiparse con equipos de protección. Tres de estos grupos fueron cerrados después de que detuvieron a los administradores.

En una foto de las protestas que circuló en línea, el rostro de YM era bastante reconocible, además de la preocupación por quedar atrapada en el punto de mira de las autoridades, y también dijo a Stand News que temía por la educación de su hija de siete años:

The patriotic education would turn her into ‘little pink’. What you learn in the textbooks would no longer be the truth. How could a government treat its young generation like this? In Hong Kong, it is a crime to be young. My daughter is now seven, after a few years, she will be in high school, what would become of her? I don’t want to see her getting arrested.

Le educación patriótica la convertiría en una “rosadita”. Lo que se aprende en los libros de texto ya no sería la verdad. ¿Cómo podría un Gobierno tratar a su generación más joven así? En Hong Kong, es un delito ser joven. Mi hija ahora tiene siete años, dentro de algunos años irá a la secundaria y ¿qué será de ella? No quiero verla detenida.

“Little pink” (rosadita”) es un término que se utiliza para describir a los jóvenes nacionalistas chinos en internet.

Ahora que Y, y su familia han logrado entrar al Reino Unido bajo el plan “Saltarse las normas”, han abierto una página en Facebook para brindar información sobre la inmigración a otros hongkoneses en el Reino Unido. En tan solo una semana, la página recibió más de 60 consultas.

YM y su familia han decidido comprar una propiedad y, no tienen planificado visitar Hong Kong en el futuro próximo.

¿Cuál es el país de destino de tu plan de emigración?
Encuesta de Stand News a los lectores sobre la emigración.

Peter [seudónimo], funcionario que planea mudarse a Taiwán con su mujer, se ha inscrito en un plan de migración bajo el cual debería invertir un mínimo de 530 000 dólares hongkoneses (poco más de 68 000 dólares estadounidenses) en una empresa emergente situada en Taiwán. Después de cinco años, podrá solicitar la residencia permanente.

Eligió Taiwán ya que cree que su destino y el de Hong Kong están entrelazados: “Ambas regiones chinas están sujetas a la tiranía de ‘Una China'” dijo:

Taiwan is near to Hong Kong; I can travel back to Hong Kong as frequently as possible. I can also join solidarity rallies in Taiwan and give support to the exile protesters there. In Hong Kong, the space for voicing out has shrunk.

Taiwán está cerca de Hong Kong; puedo regresar a Hong Kong tantas veces como pueda. Además, puedo unirme a las manifestaciones solidarias en Taiwán y dar apoyo a los manifestantes exiliados aquí. En Hong Kong, el espacio para expresarse se ha reducido.

Según las autoridades de inmigración de Taiwán, la isla concedió 3161 permisos de residencia a los hongkoneses en el primer semestre de 2020. La cifra refleja un aumento del 116 % en comparación con 2019.

Muchos de los que no planean emigrar, o que quieren hacerlo pero que aún no se han ido, han transferido sus ahorros en cuentas bancarias fuera del país, ya que la ley de seguridad nacional otorga a la Policía el poder de congelar las cuentas de quienes están bajo investigación. En la encuesta de Stand News el 55.8 % de los encuestados admitió haber considerado transferir sus ahorros al extranjero, con un 27.8 % que ya lo han hecho.

El señor Lam [seudónimo], ingeniero de proyectos ambientales, tomó esta decisión en mayo, tras la aprobación de la ley de seguridad. Temía que, como China continental, Hong Kong también restringiera el cambio de moneda extranjera, o que la paridad entre el dólar hongkonés y el estadounidense se viera socavada como resultado de las sanciones de Estados Unidos. Por eso, convirtió sus 10 millones de dólares hongkoneses de ahorros en dólares estadounidenses (poco más de 1.2 millones) y los transfirió en cuentas bancarias en Singapur.

El señor Lam va tiene más de 50 años, y está considerando emigrar de Hong Kong tras su jubilación. Como titular de un pasaporte BNO, una de sus opciones es establecerse en el Reino Unido, pero también está considerando solicitar un visado de jubilado a Tailandia, ya que el país solo requiere una cuenta de ahorros de 2008 000 dólares hongkoneses (poco más de 258 800 dólares estadounidenses) para solicitar la residencia.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.