Derechos digitales en África siguen lejos de la libertad de internet que deseamos

Algunos colaboradores de África subsahariana durante la Cumbre de Global Voices 2017 en Colombo, Sri Lanka. Imagen por Raphael Tsavkko Garcia, 3 de diciembre de 2017 (CC BY-NC-ND 2.0).

El Día Internacional por el Acceso Universal a la Información (IDUAI), que se celebra el 28 de septiembre, es un recordatorio anual de los derechos de todos a acceder a la información, liderado por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Esto es muy importante sobre todo en África, donde el acceso digital a la información se caracteriza por la imposición de impuestos excesivos, apagones digitales y detención de los activistas.

Leer más: Gravados, reducidos y encarcelados: Nuevo paradigma de Internet de África

Además, el ya terrible panorama de la libertad en línea y los derechos digitales en el continente se ha visto exacerbado por la pandemia de COVID-19.

Hoy, presentamos nuestro informe sobre el Estado de la Libertad de Internet en África 2020. El tema es “Reconfigurar los derechos digitales en medio de las consecuencias de la crisis de COVID-19″.
————-
La pandemia de COVID-19 se ha entregado a los sistemas de vigilancia. Para muchos en África, aunque el número de víctimas de la enfermedad está disminuyendo, los Gobiernos han explotado la crisis de salud pública con acciones institucionalizadas y permanentes que afianzan aún más su poder. FIF África 2020. Derechos digitales.

Teniendo en cuenta esto, algunos colaboradores de Global Voices (GV) de África subsahariana debatieron sobre el futuro de la libertad de internet como parte de su contribución al Foro sobre la Libertad de Internet en África 2020 (de aquí la etiqueta inglesa #FIFAfrica2020), organizado por la Colaboración en Políticas internacionales de Tecnologías de la Información y la Comunicación en África Sur y Este (CIPESA).

En breves vídeos realizados por Faaris Adam (Somalia), ocho colaboradores de seis países africanos expresaron sus posturas: Adéṣinà Ayeni (Nigeria), Adetomiwa Isiaka (Nigeria), Baraka Providence (República Democrática del Congo), Daniel Ekonde (Camerún), James Propa (Uganda) Khattab Hamad (Sudán) Mark Neywon Mengonfia (Liberia) y Nwachukwu Egbunike (editor de África Subsahariana de GV).

Los reporteros de GV SSA identificaron siete aspectos que probablemente conformarán el futuro de la libertad de internet y los derechos digitales en África.

Escasa penetración de internet en África

En marzo de este año, los 527 millones de usuarios de Internet de África son como una gota en el océano de unos 5800 millones de usuarios globales. El 39 % de penetración de internet en África está por debajo del promedio mundial del 59 % y del 63 % con el resto del mundo, según las Estadísticas Mundiales de internet.

De ahí que un país como Liberia, con una población de 4.5 millones de personas, se jacte de tener unos escasos 624 610 usuarios y una penetración muy baja de Internet, al rededor del 12.3 %. Como consecuencia, tanto el “Gobierno liberiano como la Unión Africana” deben trabajar diligentemente para llevar internet “a lugares lejanos”, opina Mark Neywon Mengonfia.

Apagones digitales

En 2007, Guinea se convirtió en el primer país de África Subsahariana en apagar internet durante las protestas contra el expresidente Lansana Conté.

Desde entonces, los apagones digitales en África se han convertido en la norma durante revueltas políticas o incertidumbres.

Leer más: El día en que Liberia apagó la libertad de expresión en medio de masiva protesta

Daniel Ekonde, de Camerún, afirma que los Gobiernos africanos están apretando cada vez más internet. Así, un entorno digital libre de “interferencias o vigilancia gubernamental o de la represión de los derechos de diversos internautas africanos” se hace cada día más pequeño, piensa Nwachukwu Egbunike de Nigeria.

Por ejemplo, en Etiopía se producen “varias interrupciones de internet cada vez que hay protestas”. Lo mismo ocurre en “Camerún donde internet se manipula en cuanto se anuncian las protestas”, dice Ekonde.

No obstante, Khattab Hamad, de Sudán, cree que sigue siendo posible “imaginar un futuro en África sin apagones digitales ni violaciones de derechos digitales”. Sin embargo, según Hamad, esto depende de tres factores que harán que los futuros apagones digitales sean una decisión difícil:

First, a law that enshrines network neutrality so that the internet remains free and open, including during political crises; second, a law that criminalizes the denial of internet access; and third, a law to prevent violations of users’ privacy and personal data.

En primer lugar, una ley que consagre la neutralidad de la red para que internet permanezca libre y abierta, hasta en crisis políticas. En segundo lugar, una ley que criminalice la denegación del acceso a internet. En tercer y último lugar, una ley que impida las violaciones de la privacidad y de los datos personal de los usuarios.

Leer más: Bloqueos de Internet en Sudán: La historia detrás de números y estadísticas

Leyes que promuevan los derechos digitales en África

Las leyes no solo deberían limitar los apagones sino también promover los derechos digitales.

James Propa de Uganda prevé un futuro en que las “plataformas de comunicación, educación y digitales” en África no estén “fuertemente gravadas”, lo que impide que “muhchos jóvenes utilicen estas plataformas”.

Esto va contra la situación imperante en el continente donde “tenemos una legislación que solo apoya a los líderes para permanecer más tiempo en el poder o para enriquecerse o para su propio beneficio personal”, afirma Propa.

Además, esas leyes deben ser proactivas. Adetomiwa Isiaka, de Nigeria, propone disposiciones constitucionales que garanticen que los “derechos digitales” sean accesibles para todos, como los “derechos educativos, que son gratuitos y accesibles”. Esto puede lograrse si el acceso digital se hace “obligatorio para todos los habitantes del país”, afirma Isiaka.

Leer más: Comedia satírica lleva a cuatro cómicos ugandeses a prisión

Inclusión digital de idiomas africanos

Sección representativa de colaboradores de África Subsahariana de Global Voices en la Cumbre de Medios Ciudadanos de Global Voices 2012 en Nairobi, Kenia. Imagen de www.viajesyrelatos.com, 3 de julio de 2012 (CC BY-NC-SA 2.0).

El suahili, uno de los idiomas oficiales de la Unión Africana, es el idioma más hablado del continente. Del mismo modo, el yoruba tiene unos 30 millones de hablantes en el suroeste de Nigeria y en las vecinas naciones de África Occidental.

Sin embargo, estos dos idiomas, como la mayoría de los idiomas africanos, no solo están relegados a un segundo plano en internet, sino que son invisibles en los espacios digitales.

Como consecuencia, Adéṣinà Ayeni, de Nigeria, quiere una Internet verdaderamente “políglota accesible en idiomas africanos”. Cree que está en su derecho escribir su nombre “en yoruba con los diacríticos, que son marcas tonales”. No puede hacerlo porque este mensaje: “Error, no se reconocen los caracteres” sigue apareciendo. Esto “no debería ser así”, se lamenta Ayeni.

Contenido perjudicial en línea: Doble responsabilidad de internautas y empresas tecnológicas

El contenido perjudicial como la desinformación o los discursos de odio étnico se utilizan cada vez más como armas en las plataformas digitales, para silenciar a los críticos o marginar a las voces disidentes.

Leer más: identidad Matrix: Plataforma de regulación de las amenazas a la libertad de expresión en línea en África

Ekonde sostiene que los internautas deberían ser más “responsables” sobre el contenido que difunden en las plataformas digitales y abstenerse de “hablar con odio, dirigirse a las personas en medios sociales y de las noticias falsas”. Esto, según Ekonde, “mejorará” enormemente los derechos digitales en el continente.

Además, las empresas de tecnología y la plataformas tienen que moderar los comportamiento perjudiciales en línea como el ciberacoso o los troles, que no se suelen denunciar en los idiomas de las minorías.

Egbunike piensa que estas empresas deberían “asumir realmente la plena responsabilidad de moderar el contenido”, en lugar del escenario imperante de “falsas promesas a los problemas que surgen de sus plataformas digitales en los distintos países del continente”.

Leer más: Moderación global, impacto local: Serie sobre moderación de contenido en el hemisferio sur

Respeto a los derechos digitales

Pese a todos los obstáculos, Baraka Providence, de la República Popular del Congo, afirma que África avanza hacía la digitalización que promete un futuro brillante para la libertad de internet y los derechos digitales.

No obstante, Providence insiste en que la transformación digital del país tiene que ser “humanocéntrica” para reducir la prevalente “desigualdad entre las personas”. Esto se logrará asegurando que las políticas tecnológicas no se transformen en “barreras contra el acceso, la accesibilidad y la inclusión de las minorías”.

Sin embargo, también advierte de que esas transformaciones del continente nunca podrán lograrse a “expensas de los derechos digitales”.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.