Gobierno serbio alardea primero, luego niega haber vendido armas a Armenia y Azerbaiyán

Presidente serbio Aleksandar Vučić y armas de Fuerzas Armadas serbias en un ejercicio militar, 21 de agosto de 2020. Foto de publicidad de la Presidencia de Serbia/Dimitrije Goll. Use permitido.

Esta historia apareció originalmente en Istinomer, iniciativa del Centro para la Investigación, Transparencia y Responsabilidad (CRTA). Se publica una versión editada como parte de un acuerdo para compartir contenido con Global Voices.

Un intenso conflicto en el sur del Cáucaso por los territorios de Nagorno-Karabaj ha empezado a impactar a varios otros países de maneras inesperadas. A Serbia por ejemplo.

Armenia y Azerbaiyán vuelven a pelear por Nagorno-Karabaj, región internacionalmente reconocida como territorio azerbaiyano. Durante el colapso de la Unión Soviética, la población de etnia armenia de la región votó por la unificación con su vecina Armenia. Vino una guerra que tuvo miles de víctimas y que causó que cientos de miles de civiles armenios y azeríes huyeran de ambos países. Una frágil paz de logró en 1994, que dejó al territorio controlado por armenios de Karabaj como un Estado no reconocido con apoyo de Armenia.

Aunque hubo muchos enfrentamientos en años posteriores, el actual conflicto es la escalada más grave desde el final de la primera guerra de Karabaj.

Armenia es miembro de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, alianza militar impulsada por Rusia. Azerbaiyán no es miembro, aunque tiene buenas relaciones con Moscú y con Turquía, adversario de Armenia. Ankara parece haber brindado significativa asistencia política y militar a Bakú en el conflicto en curso.

Por tanto, la primera línea en esta región montañosa está plagada de armas. Varios países, sobre todo Rusia, Israel y Turquía, han hecho un buen negocio de reponer esos ejércitos. Serbia también tiene una industria armamentista bien desarrollada, que produce municiones, armas de fuego, explosivos, dispositivos protectores y partes de vehículos. Es una herencia de la antigua Yugoslavia, que se dedicó a la independencia como parte de su política de no alineación con el bloque oriental ni con el occidental durante la Guerra Fría.

Cuando se trata de geopolítica, Serbia intenta congraciarse con todas las partes. El país es candidato a integrar la Unión Europea, pero rechaza fuertemente la idea de unirse a la OTAN y es observadora de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva. Belgrado tiene vínculos cercanos con Moscú, y en años recientes se ha acercado a Ankara. Hay empresas turcas que tienen significativas inversiones en el país balcánico.

Las afirmaciones del presidente serbio Aleksandar Vučić, que negó que se pudo haber usado armas serbias en el más reciente conflicto entre Azerbaiyán y Armenia en Nagorno-Karabaj, han sido calificadas de falsas, pues el servicio de verificación Istinomer comparó la evidencia públicamente disponible de los últimos años.

En una declaración para la agencia de noticias estatal serbia Tanjug, del 29 de septiembre, el presidente serbio Vučić exclamó:

Što se tiče njihovog sukoba, naslušao sam se gadosti u prethodnih 48 sati o tome kako je otprilike Srbija kriva jer se tamo ubijaju srpskim oružjem. Nema tamo srpskog oružja.

Con referencia a su conflicto [entre Azerbaiyán y Armenia], en las últimas 48 horas, he escuchado cosas abominables de cómo se puede culpar a Serbia porque están tratando de matarse entre ellos con armas serbias. Ahí no hay armas.

El presidente Vučić ha dicho que Serbia considera que Armenia y Azerbaiyán son amigos y “naciones fraternas”. Vučić reconoció que aunque aparentemente no se estaban usando armas en Nagorno-Karabaj, Belgrado ha estado vendiendo municiones a ambas partes. “En verdad, más a Azerbaiyán que a Armenia”. También enfatizó que la exportación de armas y  material no era ilegal:

To su bile dozvoljene “end user” destinacije, ali topovi i tenkovi, bespilotne letelice i avioni koji koriste, ništa nije srpska proizvodnja. Pa jesu li time Amerikanci, Rusi, Turci, Francuzi i svi ostali krivi za sukob? Pa šta to znači? … Mi želimo mir i to su naša dva bratska, prijateljska naroda. Želimo im da to što pre sve stane. Mir je važniji od svega.

Se les permitió destinos de “usuario final”, pero cañones y tanques, vehículos aéreos y aviones no tripulados se usan ahí, no son productos serbios. ¿Significa esto que se debe culpar por el conflicto a estadounidenses, rusos, turcos, franceses y los demás? ¿Qué significa esto? (…) Queremos paz, y esas son dos naciones hermanas nuestras. Lo que queremos para ellos es que eso pare tan pronto como sea posible. La paz es más importante que nada.

Luego el Gobierno serbio empezó a publicar información engañosa sobre estas ventas de armas. Representantes del Gobierno serbio han emitido diversas afirmaciones sobre el rol del país en la carrera armamentista entre los dos países del sur del Cáucaso en los últimos meses. Son incompatibles con las palabras de Vučić.

Escándalo a medio año

En julio, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Azerbaiyán expresó “profundo desconcierto y confusión” por una información según la cual Serbia había transportados una enorme cantidad de morteros y otras armas de diverso calibres a Armenia, que se cree se usaron para atacar a personal azerbaiyano.

¡VAYA! Haqqin informa que Serbia ha enviado armas rusas a Armenia vía Georgia. Haqqin es un portavoz informal del Gobierno.
————-
Aparentemente, se obtuvo una licencia para exportar armas a Armenia en 2019, pero no hay evidencia directa que vincule los morteros y la licencia de 2019 pues no los menciona específicamente, pero es posible.

Como informó N1 TV, el viceministro de Asuntos Exteriores de Azerbaiyán, Kalaf Kalafov, ha notificado al respecto a la embajadora serbia, Danica Veinović, y ha enfatizado que este caso “arroja dudas sobre relaciones amistosas y cooperación entre los dos países al más alto nivel”.

En la serie de explicaciones de los políticos locales, Rasim Ljajić, ministro de Comercio de Serbia, dijo que esta clase de exportaciones debe tener la autorización de tres ministerios y que la Agencia de Información de Seguridad (SIA) también ha dado su aprobación.

“En 2020, una empresa privada exportó las armas a Armenia, y las empresas estatales no participaron en eso. No puedo decir qué empresa fue, pero se sabe que han exportado pistolas y escopetas por el valor de menos de un millón de euros y que los artículos se enviaron en dos lotes, en mayo y junio”, dijo Ljajić a portal Nova.rs.

Días después, Ljajić dio una explicación más detalladas en una declaración para Radio Europa Libre (RFE).

U 2020. godini, u maju i junu, Srbija je odobrila dva ugovora za izvoz naoružanja u Jermeniju i u pitanju je bila municija za puške i pištolje. U ranijem periodu, 2015. godine, mislim da je bilo i izvoza te vrste naoružanja o kojoj govori Azerbejdžan.

En mayo y junio de 2020, Serbia aprobó dos contratos para exportar armas a Armenia, que se referían a pistolas y escopetas. Antes, en 2015, creo que ese tipo de armas [fue las que] Azerbaiyán mencionó haber exportado.

“La cooperación en el rubro militar no es público”, afirmó el embajador de Armenia en la República Checa, Ashot Hovakimian, a RFE a fines de julio, cuando respondió si Armenia había comprado armas a Serbia y, de ser así, cuándo y a qué empresa (el puesto de Hovakimian incluye relaciones diplomáticas con Serbia).

Al final, la última palabra en este asunto diplomático la dio el propio Vučić. A fines de julio, dijo “ambos habían vendido armas producidas en Serbia pues es la única manera de garantizar el éxito de la industria militar nacional”.

“Somos amigos de Azerbaiyán y Armenia. Hemos vendido diez veces más armas a Azerbaiyán en los últimos dos años”, dijo Vučić en conferencia de prensa en las oficinas del gobernante Partido Progresista Serbio (SNS), informó RFE el 31 de julio.

El Gobierno en Belgrado sostuvo su posición de que la amistad con Azerbaiyán no se vio perturbada con estos actos. Poco después, el ministro del Interior, Nebojša Stefanović, fue a Bakú, capital de Azerbaiyán. Al público se le dio información imprecisa del fin de la visita, pero se determinó que el tema de la reunión era cooperación en el rubro de seguridad.

Controvertido comerciante de armas y acusaciones contra anterior gestión

En lo referente a trato de armas, un antiguo nombre reapareció. El 29 de julio, la destacada revista semanal independiente NIN informó que una empresa al mando de Slobodan Tešić había exportado gran cantidad de armas de armas a Armenia de la fábrica de Krušik en Valjevo, Prva Petoletka de Trstenik, y Zastava Arms de Kragujevac.

Una de las pocas fotos disponibles de Slobodan Tešić, de una antigua orden de Interpol de 2012. Captura de pantalla de Istinomer. uso legítimo.

El comerciante de armas Tešić ha estado involucrado en exportaciones de armas serbias a Libia y Yemen, y está en la lista negra de Naciones Unidas por violar el embargo de exportaciones de armas a Liberia, y con sanciones del Departamento del Tesoro de Estados Unidos desde 2017. La oposición serbia sostiene que es un donante clave del partido gobernante, SNS, encabezado por Vučić.

La revista NIN sostiene que sus periodistas han visto documentos que indican que se transportaron armas de fábricas serbias al aeropuerto de Niš, al sur de Serbia, a un aeropuerto cercano a Ereván, la capital de Armenia, el 14 y 15 de julio. días después de que empezara otra ronda de enfrentamientos entre Armenia y Azerbaiyán.

Como era previsible, los políticos de Serbia no perdieron tiempo y culparon a la anterior gestión de Azerbaiyán por las perturbaciones a las relaciones. El 10 de agosto, el ministro de Defensa, Aleksandar Vulin, dijo que la gestión de Mirko Cvetković, primer ministro entre 2008 y 2012, había aprobado un decreto que permitía la exportación de armas a Armenia.

Moraju da se ispune svi zakonski uslovi, a da ne bi oružje otišlo u bilo koju zemlju, potrebno je da ta zemlja, na prvom mestu, nije pod sankcijama UN. Ja ću vam reći da je značajno veća oprema i oružja, uključujući i tehnologiju, izvezena u Azerbejdžan nego u Jermeniju.

Se debía cumplir con todos los requisitos legales para que las armas no fueran simplemente a cualquier país. Primero que nada, se necesita que el país no tenga sanciones de Naciones Unidas. Les digo que se exportó una cantidad significativamente mayor de equipos, armas a Azerbaiyán que a Armenia.

Se reveló luego que habían transcurrido cinco años entre esa resolución del Gobierno de 2012 hasta la primera exportación de armas a Armenia en 2017, cuando el actual partido gobernante (el SNS) ya estaba en el poder. En ese momento, aparentemente Serbia había exportado miles de toneladas de armas a Armenia.

“Desde 2017, se emitieron 19 permisos para exportar armas a Armenia, y se autorizó la exportación para las empresas Vectura Trans, Partizan Tech y Zastava Oružje”, dijo el ministro Ljajić.

Según los documentos examinados por NIN, debían enviarse 142 000 minas de diferente calibre y diez bombas Grad de 120mm desde la fábrica Krušik. Además, se contrató y transportó un mínimo de cien morteros con bombas de 120mm de Prva Petoletka y tres pistolas antiaeronaves de 20mm con la designación M55A4 de Zastava Arms. Estas armas habían sido objeto del contrato que Vectura Trans, propiedad de Tešić, había firmado con el Ministerio de Defensa de Armenia en 2018.

En conclusión, las recientes declaraciones de funcionarios serbios no tienen sentido. Es posible que sus mensajes confusos puede ser un intento para no antagonizar con sus socios rusos o turcos.

El propio presidente Vučić menciona cuántas armas ha estado vendiendo Serbia a ambos países. El asunto ha sido objeto de gran discusión a mediados de año, cuando destacados funcionarios del Gobierno azerbaiyano lanzaron la alarma por el uso de armas serbias en los enfrentamientos de julio en el sur del Cáucaso. En Serbia, Aleksandar Vulin, ministro de Defensa, y Rasim Ljajić, ministro de Comercio, dieron varias declaraciones sobre las armas que Belgrado había estado vendiendo. Y el propio Vučić dijo que Serbia había vendido diez veces más armas a Azerbaiyán que a Armenia.

Por lo tanto, aunque el presidente Vučić ha afirmado que “ahí no hay armas serbias” y de que Serbia solamente vendía municiones a los países del Cáucaso, Istinomer calificó esta declaración como falsa.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.