Nuevas pruebas indican que la Policía de Hong Kong ayudó a China a detener a 12 activistas que huían a Taiwán

Activistas protestan frente a la sede central del Servicio de Vuelo Gubernamental, 8 de octubre. Foto publicada por Jushua Wong en su cuenta de Facebook.

Los registros de vuelo y los nuevos documentos filtrados perteneciente al Servicio de Vuelo Gubernamental (GFS en inglés) sugieren que la Policía de Hong Kong siguió a 12 activistas que huían hasta que fueron detenidos por los guardacostas de China continental el 23 de agosto.

La Policía de Hong Kong había negado estar al tanto del plan de huida de los activistas a Taiwán en lancha y afirmó que se enteró de la detención recién el 28 de agosto, tras una notificación de las autoridades chinas.

Sin embargo, las pruebas aparecidas a comienzos de octubre sugieren que las autoridades de Hong Kong sabían del plan y pueden haber ayudado a las autoridades chinas en la operación de arresto.

Los 12 activistas, de entre 16 y 30 años de edad, habían sido acusado en Hong Kong de delitos que iban desde la agresión policial, el incendio provocado y los disturbios hasta la colusión con fuerzas extranjeras para sus actividades de protesta en 2019.

La pena para esos delitos podría ser de hasta 10 años de prisión, en caso de motín, o cadena perpetua por colusión con fuerzas extranjeras en virtud de la recién aprobada ley de seguridad nacional.

Mientras estaban en libertad bajo fianza, los activistas trataron de huir de Hong Kong a Taiwán con una lancha, donde solicitarían asilo. Fueron arrestados por los guardacostas chinos y acusados de cruzar ilegalmente la frontera. Ahora están detenido en Shenzhen.

Los doce están incomunicados desde entonces y a los abogados, contratados por las familias, se les negaron las visitas.

Desde la detención, los activistas en Hong Kong han estado buscando los registros de los radar de las embarcaciones cercanas y otras informaciones disponibles para verificar si la lancha fue detenida efectivamente en aguas chinas. Si se probara lo contrario, la detención se consideraría ilegal.

A inicios de octubre, el periódico Apple Daily News obtuvo los registros de Flightware, aplicación de rastreo de los vuelos, que indican que un helicóptero B-LVB, de propiedad del Gobierno, siguió a la lancha de los activistas el 23 de agosto hasta que estuvo fuera de las aguas de Hong Kong.

El activista Joshua Wong, miembro del grupo “Salvar a los 12 jóvenes de Hong Kong”, publicó la noticia en Twitter:

ÚLTIMAS NOTICIAS de The Apple Daily News: la lancha de los 12 jóvenes hongkoneses fue presuntamente rastreada por el helicóptero del Gobierno de Hong Kong antes de la captura. Las familias sospechan que el Gobierno cooperó con China y ayudó a los policías chinos a detener a los 12 solicitantes de asilo después de que se conociera su ruta de refugiados. Salven a los 12 jóvenes de Hong Kong.

El GFS se negó a comentar la noticia. El 6 de octubre, la jefa ejecutiva, Carrie Lam, reafirmó que el Gobierno de Hong Kong  no tuvo nada que ver con la detención de los 12 jóvenes.

Dos días después de que se publicara la noticia en Apple Daily News, el grupo “Salven a los 12 jóvenes hongkoneses” recibió los diarios de vuelo del helicóptero B-LVB que mostraron que estuvo involucrado en una operación del GFS el 23 de agosto:

Un documento interno probó que la Policía de Hong Kong estuvo involucrada en una operación del GFS la mañana del 23 de agosto. El Gobierno ha eliminado los datos de contacto de toda la Unidad de Operaciones de GFS de su teléfono. Salven a los 12 jóvenes de Hong Kong.

Joshua Wong destacó que la misión estaba marcada con la sigla “P-OPS”, abreviatura de “operaciones policiales”.

2.2/ El registro de tiempo de la misión coincidió con el de la lancha;

2.3/ la unidad de helicóptero, normalmente desplegada para operaciones contra el contrabando o los inmigrantes ilegales, se dejó en cambio desatendida;

2.4/ El programa del vuelo indicaba “P-OPS” (operaciones policiales), o sea vigilancia aérea de la Policía.

El 8 de octubre, el grupo y las familias de los activistas realizaron una protesta frente al edificio del GFS para exigir una explicación completa de la misión aérea del 23 de agosto:

Protesta de las familias de los 12 detenidos en Shenzhen fuera del cuartel del servicio de vuelos gubernamental; fueron rápidamente rodeados por la Policía.

El creciente número de pruebas ha llevado a mucho más hongkoneses a creer que la Policía ayudó a la detención de los 12 por parte de China, donde hay muy pocas posibilidades de que enfrenten un juicio justo:

Es obvio que el Gobierno de Hong Kong conocía los detalles de este acontecimiento, pero ahora están mintiendo. Parece que la Policía de Hong Kong planeó con las autoridades del Partido Comunista Chino el secuestro de los 12 jóvenes hongkoneses. Eso no tiene ningún sentido. Por favor, salvemos a los 12 jóvenes de Hong Kong. 🙌🏻

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.