Víctimas australianas de agresión sexual condenan prácticas de seguridad de aplicación de citas Tinder

I saw you on Tinder

“Te vi en Tinder”, grafiti en el Trastevere (Italia) 2014 – Imagen por cortesía del usuario Itmost en Flickr (CC BY 2.0).

Una investigación conjunta del programa de radio australiano TripleJ Hack  y el programa de televisión Four Corners ha planteado inquietantes acusaciones sobre cómo las aplicaciones de citas abordan los casos de agresiones sexuales.

TripleJ, programa de la cadena Australian Broadcasting Corporation (ABC) orientado a los jóvenes, y el programa de televisión de ABC Four Corners emitieron Tinder: A Predators’ Playground (“Tinder: Parque de juegos para predadores”) el 12 de octubre.

Más de 400 personas respondieron a la convocatoria sobre seguridad en las aplicaciones de citas, y 175 usuarios contaron a los periodistas que habían sido víctimas de delitos sexuales por parte de alguien que habían conocido en Tinder, propiedad de la empresa de servicios de citas Match Group. Cerca de 48 personas afirmaron que habían denunciado el delito a Tinder, pero solo 11 recibieron respuesta.

El video y su transcripción en inglés están disponibles aquí.

Según la investigación, los depredadores pudieron anular sus emparejamientos, borraron las pruebas con lo que imposibilitaron que las víctimas pudieran rastrearlos. Aparentemente, esta opción se diseñó en un principio para proteger a los usuarios, ciertamente no a los depredadores. Las mujeres se quejaron de que era muy difícil conseguir una respuesta de Tinder, y también de que era difícil lograr que los depredadores fueran eliminados de la plataforma. También se lamentaron de que algunos policías “no hacen su trabajo”. No obstante, un portavoz de la Policía del estado de Nueva Gales del Sur mantiene que “siempre es difícil conseguir información” de las aplicaciones en casos de agresión sexual.

Hubo numerosas entrevistas con víctimas que contienen estremecedores detalles gráficos de agresiones e incluso violaciones. También se reveló que una de las víctimas había acabado con su vida después del juicio a un violador en serie con múltiples perfiles en Tinder.

El tuit del doctor Oscar Vorobjovas-Pinta tipifica la reacciones en los medios sociales:

Tinder debería avergonzarse de apoyar a los hombres ruines que abusan de las mujeres con esta plataforma. La Policía debería avergonzarse por no acusara a los violadores. Pero Four Corners y [la periodista] Avani Dias y las mujeres que entrevistaron deberían estar muy orgullosas por revelar este horroroso asunto.
A Brooke la ‘desemparejaron’ después de que la violaron en una cita de Tinder. Su violador eliminó todo el historia de chat, y la dejó sin manera alguna de identificarlo
.
—————–
He visto este programa horrorizado. Estoy consternado de cómo Tinder aborda los casos de agresión sexual.

Igualmente, Kelsey Menzies mostró su preocupación sobre las aplicaciones de citas:

A Emily la violío un hombre que conoció en Tinder. A Tinder le tomó meses eliminar el perfil del hombre.

Nuestra investigación especial con Four Corners se transmite esta noche en ABC a las 8:30 pm. Presentado por Avani Dias.
—————–
Casi todas mis amigas solteras tienen alguna historia sobre citas o emparejamientos sórdidos en Tinder con gente que se ha pasado de la raya. Esta historia es importante. Gracias, TripleJack y Four Corners.
👏🏼👏🏼👏🏼

Tinder ha tenido más de cien millones de descargas desde principios de 2012. Sus ingresos globales superaron los 1200 millones de dólares estadounidenses en 2019. Booboo Kittiefukk planteó el impacto de las acusaciones en el número de mujeres que usan la aplicación:

¡Uf! Me pregunto si Tinder ha tenido una reducción masiva de perfiles femeninos en Australia gracias a Four Corners y TripleJack. El periodismo mantiene a las mujeres a salvo porque Tinder no lo hace. Qué vergüenza, Tinder.

Verity Hawkins señaló la creciente alarma por la falta de consideración que reciben las voces de las mujeres:

Y de nuevo, a las mujeres no se les cree, se les desprecia y subestima. Historias terroríficas de acosos y agresiones sexuales.
😔

Tinder ha publicado una declaración escrita en defensa de sus “procesos y políticas” en su blog, y además ha prometido mejorar sus medidas de seguridad:

We have heard from survivors and we are acting. We strive to continually improve our safety systems and are always ready to take further action when shortcomings are identified.

[…] We are grateful to all who have spoken up about violence or assault by someone who they met through our platforms. We value and respect their courage and determination to report these incidents so we can remove these offenders from our sites and better protect our users.

Hemos oído a las sobrevivientes y estamos actuando. Nos esforzamos por mejorar continuamente nuestros sistemas de seguridad y siempre estamos dispuestos a tomar medidas cuando se identifiquen los fallos.

(…) Estamos agradecidos a todas las que han denunciado violencias o agresiones por parte de alguien que conocieron a través de nuestras plataformas. Valoramos y respetamos su valentía y determinación de denunciar esos incidentes para que podamos eliminar a esos delincuentes de nuestras sitios web y proteger mejor a nuestros usuarios.

Aparentemente, Tinder no ha accedido a conceder una entrevista a TripleJ. Jack Gramennz exige una mayor toma de responsabilidad:

Match Group y Tinder responden a denuncia de Australian Broadcasting Corporation sobre seguridad en el rubro de las citas.
Los delincuentes violentos no tienen cabida en nuestras comunidades físicas ni en línea. Nos indigna que alguien, en cualquier lugar, pueda sentir miedo, pasar abuso o violencia cuando busque conocer a alguien especial, y siempre trabajaremos para mejorar nuestros sistemas para que todos se sientan respectados y seguros en nuestras 
aplicaciones.
————–
Tinder no pudo poner a nadie ante las cámaras de Four Corners para que defendiera la empresa, pero por supuesto, a la mañana siguiente hay una entrada de miles de palabras en su blog que explica cuánto se esfuerzan.

La periodista Hannah Ryan se siente furiosa por la respuesta de Tinder:

Match Group desestimó las frecuentes solicitudes de Four Corners de una entrevista, pero emitió una declaración:

Nos indigna que alguien, en cualquier lugar, pueda sentir miedo, pasar abuso o violencia cuando busque conocer a alguien especial, y siempre trabajaremos para mejorar nuestros sistemas para que todos se sientan respectados y seguros en nuestras aplicaciones.
——————
Patética respuesta de una empresa acusada de posibilitar que los perpetradores de agresiones sexuales no rindan cuentas ni asuman su responsabilidad y vuelvan a delinquir utilizando su aplicación.

La controversia sobre Tinder inflamó muchos otros medios sociales. La página en Facebook de Four Corners tiene varias entradas con cientos de comentarios. El breve video de TripleJ en Instagram ha recibido más de 19 000 visitas.

Rosalie Gillett y Nicolas Suzor, de la universidad de Tecnología de Queensland, examinaron algunos problemas más generales en el sitio web The Conversation:

Tinder isn’t alone in failing to protect women — our attitudes matter a lot as well.

All the major digital platforms have their work cut out to address the online harassment of women that has now become commonplace. Where they fail, we should all work to keep the pressure on them.

Tinder no es el único que no protege a las mujeres. Nuestras actitudes también importan mucho.

A todas las plataformas digitales importantes les queda mucho por hacer para abordar el acoso a las mujeres que se ha convertido en moneda corriente. Donde las plataformas fallan, todos debemos trabajar para mantener la presión sobre ellas.

Los que están pensando en mantener o crear perfiles en estas aplicaciones, para buscar relaciones serias o encuentros informales, tienen dos puntos esenciales que considerar: ¿Cómo pueden Tinder y otras aplicaciones de citas proteger a sus usuarios de los depredadores? ¿Cómo podemos apoyar las víctimas adecuadamente? Tinder se ha asociado con Noonlight para ofrecer protección. Una alarma telefónica alerta a los servicios de emergencia, como Policía y equipos de intervención urgente. Pero por ahora solo está disponible en Estados Unidos.

Mientras tanto, TripleJ Hack sigue su investigación, continúa averiguando si las víctimas pueden emprender acciones legales contra la empresa de citas.

Entre las más recientes novedades, el ministro australiano de Comunicaciones, Paul Fletcher, se ha reunido con representantes de Match Group para discutir mejoras en la seguridad de los usuarios. Merryn Redenbach respondió a estas noticias en la página de Four Corners en Facebook:

Will Tinder now release data on all complaints of sexual assault received from Australia to the police sexual offences units in each State and Territory, or another body established to investigate this abuse? And comply quickly with all Police requests for data? Any other response from the company is just marketing spin.

¿Revelará ahora Tinder los datos de todas las denuncias de agresiones sexuales recibidas desde Australia en las unidades de delitos sexuales de la policía de cada estado y territorio, o en cualquier otra institución que investigue estos abusos? ¿Y cumplirán rápidamente con todos los requerimientos de la Policía sobre estos datos? Cualquier otra respuesta de la empresa no es más que pura estrategia comercial.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.