Para periodistas en Kenia, “2020 es el peor año registrado”

Calle vacía de Nairobi, Kenia, durante la pandemia de coronavirus, 22 de abril de 2020. foto del Banco Mundial/Sambrian Mbaabu vía Flickr (CC-BY-NC-ND-2.0).

Nota del editor: Este artículo lo escribió Victoria Rubaridi como de parte de PROTECT, proyecto financiado por el Gobierno británico, para ARTICLE 19 y se publica acá en virtud de un acuerdo para compartir contenido.

Desde el brote del nuevo coronavirus eh Kenia en marzo, más de 47 casos de arresto arbitrario, ataques y acosos se han perpetrado contra blogueros, activistas en línea y defensores de derechos humanos, según ARTICLE 19, organización no gubernamental dedicada a la libertad de expresión, en comparación con 15 casos en los cinco meses anteriores (entre octubre y marzo de 2020).

“Para activistas en línea y periodistas en Kenia, 2020 es el peor año registrado”, dice James Wamathai, director de la Asociación de Blogueros de Kenia (BAKE). “El ambiente se ha vuelto mucho más hostil durante la pandemia. Creo que es un intento concertado por parte del Gobierno para silenciar las voces discrepantes”.

Wamathai cree que la represión es oportunismo por parte del Gobierno keniano. En la mayoría de casos, se acusa a activistas en línea o blogueros de publicar información falsa en publicaciones relacionadas con el COVID-19. Se sabe que todos los blogueros y activistas identificados habían publicado material crítico del Gobierno.

En junio, la Policía se llevó de su casa al veterano activista en línea de justicia social Mutemi wa Kiama. Aunque luego lo liberaron sin acusarlo de nada, una declaración presentada en una corte local reveló que los investigadores tenían la intención de acusarlo de publicar información falsa, a tenor de lo que prescriba la ley de ciberdelitos, que puede terminar con multa o detención.

Kiama dijo a ARTICLE 19:

I retweeted a thread that gave a history of how power and capital was passed down from colonial chiefs to the current political brokers. It went viral and that didn’t sit well with some individuals.

Retuiteé un hilo con la historia de cómo el poder y el capital pasó de jefes coloniales a actuales intermediarios políticos. Se hizo viral y eso no le cayó bien a algunos.

ARTICLE 19 dice que los actos agresivos tomados contra la libertad de expresión en línea en Kenia generan preocupación y es parte de una mayor tendencia regional de una represión sistemática y agresiva de narrativas críticas en línea.

Mugambi Kiai, director regional de ARTICLE 19 en África Oriental, dijo:

ARTICLE 19 Eastern Africa is concerned that the government seems to be using the coronavirus outbreak as an opportunity to further entrench repressive measures. Police must thoroughly investigate and prosecute the perpetrators. Journalists, like other essential service providers, should be allowed to access and report freely and accurately on the government’s actions to counter the effects and the spread of the coronavirus.

A ARTICLE 19 África Oriental le preocupa que el Gobierno parece estar usando el brote de coronavirus como una oportunidad para afianzar medidas represivas. La Policía debe investigar minuciosamente y procesar a los autores. A los periodistas, como otros proveedores de servicios esenciales, se les debería permitir acceder e informar libre y correctamente de las acciones del Gobierno para enfrentar los efectos y la propagación del coronavirus.

Victor Kapiyo, abogado de derechos humanos, está de acuerdo:

We are seeing a weaponization of the law with offenses such as publication of false information, which one would imagine is an attempt to deal with fake news, but in reality, they are used to silence people who are critical of government.

Estamos viendo que se usa la ley como un arma con delitos como publicación de información falsa, que se podría imaginar como un intento de enfrentar las noticias falsas, pero en realidad se usan para silenciar a personas que critican al Gobierno.

Advirtió que esas medidas afianzan una cultura de intimidación que persistido en Kenia durante décadas.

Atención a mujeres periodistas y activistas

Para las mujeres periodistas y activistas, la situación es particularmente crítica, muchas pasan por campañas de ciberacoso malicioso. El Banco Africano de Desarrollo ha sugerido que las mujeres en África tienen 27 veces más probabilidades que los hombres de sufrir acoso en línea.

“Me han sexualizado y atacado por mi apariencia física. Algunos hasta han atacado a mi familia en línea”. explica la defensora de derechos humanos Wanjeri Nderu. “Necesitamos capacitación en protección digital, o seguiremos viendo cómo silencian voces de mujeres”.

A los periodista en Kenia les preocupa que, a medida que continúa la pandemia y crece el uso de medios sociales para la conectividad, la represión en línea puede volverse más frecuente y hostil.

“El Gobierno siente que está perdiendo el control y quiere reclamar el espacio en línea”, dice Nderu. “Hemos visto arrestos, pero también a blogueros o usuarios en línea pagados por el Gobierno para difamar a los activistas en línea”.

En respuesta a los comentarios de Nderu, Joe Mucheru, secretario del gabinete de Kenia de Tecnologías de la Información y la Comunicación, Innovación y Asuntos Juveniles, dijo a ARTICLE 19:

Our only agenda, when we communicate on social media, is to inform the public on development projects as well as security and health matters that will assist them.

Cuando nos comunicamos en medios sociales, nuestro único objetivo es informar al público de proyectos de desarrollo y de asuntos de seguridad y salud que lo asista.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.