Ejército nigeriano abre fuego contra manifestantes pacíficos en Lagos

Manifestantes en protesta de #EndSARS en Lagos, Nigeria. Foto de Kaizenify, 13 de octubre de 2020, vía Wikimedia (CC BY-SA 4.0).

Desde comienzos de octubre, jóvenes nigerianos han realizado protestas pacíficas en todo el país contra la violencia policial del Escuadrón Especial Antirrobo, conocido como SARS.

En las primeras horas del 19 de octubre, estalló el caos cuando matones atacaron a los manifestantes frente a la sede del Banco Central de Nigeria en Abuya, la capital de Nigeria, durante una vigilia en honor de los muertos a manos de SARS, como parte del movimiento #EndSARS [alto al SARS].

Los pistoleros no identificados incendiaron los autos de los manifestantes según relatos de testigos en Twitter.

Despierten todos. Está ocurriendo. Los manifestantes de Abuya no están a salvo. Disparan armas, se incendian autos y los matones atacan físicamente y golpean a manifestantes en la sede del Banco Central de Nigeria en este momento. Unidad de respuesta, ¡por favor, ayuden!

Luego desplegaron soldados en la ciudad capital.

Ese mismo día, matones atacaron a manifestantes pacíficos, derribaron los muros de la prisión Oko en Ciudad Benín, estado Edo, sur del Nigeria, y liberaron a los presos.

Philip Shaibu, gobernador del estado Edo, confirmó que atacaron la protesta para poner fin a SARS en Cuidad Benín.

Irrumpieron en las prisiones nigerianas en la vía Sapele de Ciudad Benín y ahora están liberando a los presos. La protesta en Ciudad Benín se está convirtiendo en una guerra.
————-
Caos, caos y más caos.

El Gobierno estatal de Edo impuso un toque de queda de 24 horas que se hizo efectivo a las 16:00 horas, hora de África Occidental, 16 de octubre.

El 20 de octubre, Babajide Sanwo-Olu, gobernador del estado de Lagos, impuso un toque de queda de 24 horas en el estado, sostuvo que “delincuentes y malhechores” han secuestrado las protestas para “generar caos”. De manera similar, el comando policial del estado de Lagos también ha prohibido todas las protestas en el estado.

Matones en Orile Iganmu (Lagos) lincharon a un policía después de que mató a un muchacho. Luego incendiaron la estación de policía. Todos los acontecimientos en torno a esto se deben condenar sin reservas pues son atroces y bárbaros.

Manifestantes pacíficos, por favor, aléjense de esas zonas.

Aparentemente, los incidentes en Abuya, Ciudad Benín y Lagos tienen un hilo común: matones que atacan con violencia, manifestantes pacíficos desplazados y de inmediato las autoridades nigerianas reprimieron con acción masiva para expresar su rabia contra SARS y una cultura general violencia policial que ataca a la juventud nigeriana.

Muertes en Lekki

En medio del creciente pánico y temor de las 24 horas previas, agentes de seguridad abrieron fuego contra los manifestantes alrededor de las 19:00 horas el 20 de octubre en el peaje de Lekki, Lagos, según informa Bloomberg. Testigos oculares señalan que agentes de seguridad apagaron las luces del peaje y disparaban indiscriminadamente.

¿¿¿Podemos hacer que esto se vuelvaviral???

¡¡¡POR FAVOR, GENTE!!! NO ESTÁN DISMINUYENDO LOS DISPAROS EN LEKKI. ¡¡¡HAY GENTE MURIENDO!!!

Los soldados bloquearon los puntos de salida y hasta se informa que han matado a tres personas, según al menos un testigo ocular que dio la noticia en Twitter:

Los militares han disparado a tres personas en el peaje de Lekki y llevaron los cadáveres al frente. Están diciendo a todos que regresen a su casa mientras bloquean sus puntos de salida. Hay una sangrienta cada de ejecución.

Enough is Enough, organización de la sociedad civil, lo describió como una declaración de guerra contra los ciudadanos:

El Gobierno de Nigeria al mando de [presidente] Muhammad Buhari, [vicepresidente] Yemi Osinbajo y
Babajide Sanwo-Olu [gobernador ejecutivo] ha declarado una guerra contra el pueblo que juraron proteger.

En Twitter, Nicholas Ibekwe señaló que las muertes le parecen premeditados:

La poca anticipación del aviso del toque de queda y el retiro del circuito cerrado de televisión señalan al hecho de que la masacre del peaje de Lekki estaba planeado;

Represión a los jóvenes sòrò sókè — ‘denuncia’

Video del festival de luces para honrar a los muertos a manos de la unidad policial SARS, Lekki, Lagos, Nigeria, 17 de octubre de 2020. Video de Olawole Oyekan, usado con autorización.

La acción masiva juvenil contra la violencia policial de SARS desafió brutalmente todas las expectativas. Todos los esfuerzos para debilitar el movimiento fracasaron miserablemente.

Organizados como colectivo, el movimiento presentó un frente común que evitó que el Gobierno intimidara con silencio o soborno a los líderes de la protesta.

A pesar de la violencia ejercida contra los manifestantes que ejercieron los agentes de seguridad nigerianos, los jóvenes no se arredraron, sino que organizaron su propia seguridad para protegerse mientras se manifestaban.

El elemento más conmovedor de las protestas para poner fin a SARS han sido las poderosos imágenes, y esta es mi favorita. Es resonante y captura el movimiento: dos muchachas despreocupadas huyen de un tanque policial, una posa desafiante. Al fondo se ve el domo de la Asamblea Nacional de Nigeria.

Su competente organización en todo el país obtuvo elogios de líderes religiosos que respaldaron las protestas.

El movimiento no violento soro soke, o “denuncia”, contra la violencia policial reveló punto débil del mal gobierno que hay en Nigeria.

El sistema nigeriano, en vez de atender los pedidos de los manifestantes, decidieron reprimir los pedidos de los manifestantes contra la injusticia con violencia.

Los manifestantes no instigan violencia pese a diversas provocaciones. Por ejemplo, el manifestante Anthony Onome murió en Abuya el 18 de octubre después de que unos matones lo acuchillaron. Amnistía Internacional también denunció ataques físicos de policías contra manifestantes y periodistas.

Con sus matones, arreglaron su camino al poder con intimidación de electores y desvío de urnas de votación.

Con sus matones, están lastimando y matando a inocentes manifestantes.

¿Realmente pueden hacer algo sin sus matones? O, ¿alguna vez harán algo sin sus matones?

Esto generó sospechas de que la invasión de matones contra manifestantes pacíficos en Abuya, Lagos y Ciudad Benín fueron instigadas por actores estatales para desacreditar las protestas que piden el fin de SARS.

Terminen con el mal gobierno de Nigeria.

En consecuencia, el toque de queda es una treta para someter al movimiento. ¿Qué es más fácil: cumplir con los pedidos de los manifestantes o reprimir violencia manejada por el Estado instigado por funcionarios estatales?

El toque de queda en Lagos fue la acción final del manual.

El guión y la actuación estuvieron bien desempeñados por el Gobierno. Bien jugado👏 pero el pueblo no ha ganado.

La siguiente acción social masiva contra la violencia policial puede no ser tan pacífica como el movimiento #EndSARS [poner fin al SARS].

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.