Policía de Hong Kong pondrá en marcha línea telefónica para que el público pueda denunciar violaciones contra ley de seguridad nacional

Captura de pantalla del sitio web de la Policía de Hong Kong a través del cual se puede informar de las actividades de protesta a las autoridades.

La unidad de seguridad nacional de la Policía de Hong Kong pronto lanzará un nuevo canal multiplataforma que incluye correo electrónico, aplicaciones de mensajería y una línea telefónica directa para que el público informe sobre personas sospechosas de violar la ley de seguridad nacional, según fuentes que hablaron en condición de anonimato al South China Morning Post (SCMP).

Si se confirma, este nuevo avance indica claramente que la ley de seguridad nacional probablemente no se dirigirá a “un pequeño número” de personas, como prometió Carrie Lam en una ocasión, sino que vigilará a los habitantes de Hong Kong a escala masiva

Una fuente del Gobierno dijo a SCMP que el montaje “crearía un efecto disuasorio para los potenciales sospechosos, ya que habrá ojos y oídos en todas partes”.

Actualmente, varios políticos, organizaciones y grupos favorables a Pekín en Hong Kong han establecido líneas telefónicas de emergencia y sitios web privados similares que alientan al público a informar sobre los sospechosos de violar la ley de seguridad nacional, como por ejemplo, plataformas para que el público denuncie a los maestros de escuela que creen que han cometido “mala conducta profesional”.

La Policía de Hong Kong estableció una plataforma similar en septiembre, a través de la cual el público puede informar a las autoridades sobre las actividades de protesta. La policía dice que la plataforma ha recibido 1,2 millones de denuncias desde que se puso en marcha, y que ha colaborado en la detención y el enjuiciamiento de personas. Al 28 de octubre, 10 144 personas han sido detenidas desde que estallaron las protestas contra la extradición de China en Hong Kong en junio de 2019.

Las actuales propuestas parecen similares, pero de mayor escala. Sería manejada por el departamento de seguridad nacional de la policía, que tiene cero responsabilidad pública: Por la propia ley de seguridad nacional, el departamento no responde a las quejas del público, incluidas las del Consejo Legislativo. Esto significa que el público no tendría forma de averiguar cómo utiliza el departamento la información que recopila.

Hong Kong Watch, grupo de derechos humanos con sede en el Reino Unido, describió la posible novedad como “distópica”:

Ojos y oídos por todas partes.
La unidad de seguridad nacional de la policía se dispone a abrir un canal multiplataforma a partir de noviembre para reunir información del público, según fuentes.
Se protege la identidad de los informantes, información que sólo se comparte entre la policía de seguridad nacional, según las fuentes
.
————
La Policía de Hong Kong establecerá un canal multiplataforma para alentar a los informantes a denunciar los delitos contra la seguridad nacional.

Este es una novedad aterradora y distópica.

Bajo el hilo de Hong Kong Watch, muchos describieron el sistema de informes como “Revolución Cultural 2.0″: durante la Revolución Cultural China en la década de 1960, el líder del Partido Comunista Chino Mao Tse-Tung movilizó a los ciudadanos de base para informar sobre las inclinaciones ideológicas de sus amigos y familiares.

El medio activista @Stand_with_HK comparó la novedad con la era estalinista de la Unión Soviética:

La última medida de la Policía de Hong Kong es la creación de una línea telefónica especial para que los ciudadanos denuncien “anónimamente” a quienes puedan haber violado la ley de seguridad nacional.

Porque no hay nada más patriótico que delatar a tu familia, amigos y vecinos.

WeChat apoyó.
——————-
La tecnología puede ayudar a que la vigilancia sea eficiente, pero la vigilancia humana está sacada de un viejo libro de jugadas:

El régimen de Stalin se basaba en gran medida en la “vigilancia mutua”, instaba a las familias a informarse mutuamente en los espacios de vida comunitaria y a denunciar la “deslealtad”.

Benjamin Cheung, catedrático de psicología social en la Universidad de Columbia Británica, consideró los efectos adversos de esta “línea de denuncias”:

Como si el Hong Kong de hoy no fuera lo suficientemente orwelliano:

La Policía de Hong Kong lanzará una línea telefónica de seguridad nacional para ayudar a los oficiales especialistas a hacer cumplir la ley impuesta en Pekín.
————-
“Seguridad Nacional” está tan imprecisamente definida que es hora de inundar la línea telefónica de quejas como “Conozco a alguien que incita al odio contra los Gobiernos de Hong Kong/Partido Comunista Chino”. Carrie Lam y el resto del Gobierno están constantemente removiendo basura como un montón de 搞屎棍. Están haciendo que la gente odie de verdad al Gobierno”.

El medio activista @HKGlobalConnect señaló:

Ojos y oídos por todas partes.
La unidad de seguridad nacional de la policía se dispone a abrir un canal multiplataforma a partir de noviembre para reunir información del público, según fuentes.
Se protege la identidad de los informantes, información que sólo se comparte entre la policía de seguridad nacional, según las fuentes
.
————
La ley de seguridad nacional solo tiene como objetivo a “un pequeño grupo de personas” pero establezcamos una línea telefónica de información de seguridad nacional para que nadie se sienta ya seguro en ningún sitio con “ojos y oídos en todas partes”.

El legislador del Partido Demócrata James To dice que este sistema de denuncias al estilo de la Revolución Cultural llevaría a la desconfianza y eventualmente a la desintegración social.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.