Policía angoleña reprime manifestación del Día de la Independencia

Jóvenes angoleños protestando en la capital Luanda – Captura de pantalla de informe de Euro News en YouTube.

Las manifestaciones de jóvenes angoleños en varias ciudades del país con motivo de los 45 años de independencia de Angola, el 11 de noviembre, estuvieron marcadas por actos de violencia policial.

Las protestas tuvieron lugar en las provincias de Luanda, Benguela, Huambo, Kwanza Norte, Kwanza Sur, Moxico, Cabinda, Uíge y Huíla, además de varias réplicas entre angoleños en el extranjero, como Brasil, Reino Unido y Portugal.

Las marchas en Angola fueron fuertemente reprimidas. Hay informes de detenidos y heridos, y en Luanda al menos un manifestante murió. Inocêncio Matos, de 26 años, fue herido en la cabeza con un objeto contundente, dijo a Deutsche Welle África el doctor Augusto Manuel, del Hospital Américo Boavida donde se atendió al joven.

Inicialmente, se pensó que al joven le habían disparado con arma de fuego. Manuel descartó la posibilidad de que hubiera disparos. Un video ampliamente difundido en las redes sociales muestra a Matos herido e inconsciente en la calle. El comandante provincial de la Policía Nacional, Eduardo Cerqueira, dijo a la prensa que el manifestante “cayó cuando huía de la acción policial para dispersar a la gente”.

Las marchas habían quedado prohibidas por las autoridades bajo la justificación del estado de calamidad pública como resultado de la pandemia de COVID-19, que prohíbe la reunión de más de cinco personas en la vía pública. Los organizadores ya habían rechazado la prohibición, decían que las medidas restrictivas no podían perjudicar el ejercicio de los derechos fundamentales.

En Luanda, hubo presencia policial en varias partes de la ciudad, registraron a los ciudadanos a pie e impidieron la circulación de vehículos. Se dispersó a los manifestantes durante la concentración de la mañana en un estacionamiento del Cementerio de Santa Ana, como se muestra en este video:

Jóvenes angoleños protestando en la capital Luanda – Captura de pantalla de informe de Euro News en YouTube.

Al igual que en las protestas del 24 de octubre, provocadas por el aplazamiento de las elecciones locales, la manifestación del 11 de noviembre fue convocada por la sociedad civil y contó con la participación de los partidos de la oposición UniÓN POR LA IndependEncia Total de Angola (UNITA) y el Bloque Democrático.

Además de la celebración de elecciones locales, los manifestantes exigían los 500 000 puestos de trabajo prometidos por el presidente João Lourenço durante su campaña electoral en 2017.

También se solicitó la renuncia de Edeltrudes Costa, jefe del gabinete del Presidente, denunciado recientemente por la televisión portuguesa TVI por corrupción, en un momento en que la bandera del gobierno del presidente Lourenço es la lucha contra esas prácticas.

Jóvenes angoleños protestando en la capital Luanda – Captura de pantalla de informe de Euro News en YouTube.

Varias voces han expresado su descontento con la represión. Por ejemplo, el periodista Sousa Jamba, que está en el sur de Angola, escribió en su perfil de Facebook:

As imagens que circulam pelo o mundo, para marcar o onze de Novembro, dia da indecência de Angola, são dos confrontos entre a polícia e os jovens manifestantes nas ruas de Luanda. O problema com isto é que inibe o investidor sério.

O problema de Angola é que tem-se a grande ilusão de que o mesmo pessoal, com mesma cultura organizacional e métodos de trabalho, poderá um dia ser capaz de resolver os mesmos problemas que eles pensam não existir!.

Las imágenes que circulan por el mundo, con ocasión del 11 de noviembre, día de la indecencia en Angola, son los enfrentamientos entre la Policía y los jóvenes manifestantes en las calles de Luanda. El problema con esto es que inhibe al inversionista serio.

El problema en Angola es que se tiene la gran ilusión de que el mismo personal, con la misma cultura organizativa y métodos de trabajo, ¡pueda algún día resolver los mismos problemas que creen que no existen!

Asimismo, el periodista Víctor Hugo Mendes, que vive en Portugal, hizo una transmisión en directo en su página de Facebook, dirigida al jefe de Estado João Lourenço, y lo instaba a abrir un diálogo con la sociedad sobre las preocupaciones expresadas por los jóvenes.

Paulo Lukamba, diputado de la UNITA, también utilizó su perfil de Facebook para llamar la atención sobre la urgencia del diálogo:

É muito importante e urgente encontrar-se um mecanismo com vista ao DIÁLOGO com os jovens que vão para a rua como forma de reivindicação dos seus direitos consagrados na Constituição da República de Angola.

Para estes jovens, Angola é um País Independente, em paz e democracia. Um País com um potencial económico extraordinário. Eles querem apenas usufruir de tudo isso. Eles na sua maioria nasceram no princípio da década de 90. Há por isso muitos antecedentes políticos que não são do seu interesse.

Eles ganharam consciência cidadã já na era da proclamação de Angola como um Estado democrático e de Direito. Não há como parar a irreverência que é uma característica intrinsecamente ligada àquela faixa etária.

Eles querem ver as coisas acontecerem, estão cheios de energia para além das suas grandes
expectativas em matéria de projectos pessoais.

Es muy importante y urgente encontrar un mecanismo de DIÁLOGO con los jóvenes que salen a la calle como forma de reclamar sus derechos consagrados en la Constitución de la República de Angola.

Para estos jóvenes, Angola es un país independiente, en paz y democracia. Un país con un potencial económico extraordinario. Solo quieren disfrutar de todo. La mayoría nació a principios de la década de 1990. Por lo tanto, hay muchos antecedentes políticos que no son de su interés.

Ya en la época de la proclamación de Angola como un Estado democrático de derecho, tuvieron conciencia ciudadana. No se puede detener la irreverencia que es una característica intrínsecamente ligada a ese grupo de edad.

Quieren ver que las cosas sucedan, están llenos de energía más allá de sus grandes expectativas en términos de proyectos personales.

El activista Hitler Samussuku dijo que las manifestaciones son una demostración del fin del reinado del partido gobernante:

O MPLA E O FIM DA FESTA
A vaga de manifestações que acontece em Angola, surge na sequência do discurso à nação na qual o Presidente da República apresentou uma situação política , económica e social que não conjuga com a realidade vivida pelos angolanos, a razão de ser pelo fim do elevado custo de vida e pelo facto das autarquias serem adiadas sine die e de forma arrogante o que pareceu não haver compromisso para melhorar o desenvolvimento comunitário.
O povo angolano está a provar ao MPLA desde o dia 24 de Outubro que estamos numa nova era e que isto implica respeito pela voz do povo.
O MPLA de forma arrogante faz finca-pé as reivindicações do povo, acusando de serem arruaças e que propagação a transmissão do Covid 19, mas um povo sofredor como nós não está preocupado com o vírus porque com ou sem corona, morremos de febre amarela, morremos com malária e até morremos de fome.

EL MOVIMIOENTO POPULAR DE LIBERACIÓN DE ANGOLA (MPLA) Y EL FIN DE LA FIESTA
La ola de manifestaciones que se está produciendo en Angola sigue al discurso a la nación en el que el presidente de la República presentó una situación política, económica y social que no se corresponde con la realidad que viven los angoleños, la razón del fin del alto costo de la vida y el hecho de que las elecciones municipales quedaron aplazadas indefinidamente y de manera arrogante lo que parecía no ser un compromiso para mejorar el desarrollo de la comunidad.
Desde el 24 de octubre, el pueblo angoleño ha demostrado al MPLA que estamos en una nueva era y que esto implica el respeto a la voz del pueblo.
El MPLA de manera arrogante se aferra a las demandas del pueblo, lo acusa de ser ruinas y de propagar el COVID-19, pero un pueblo sufriente como nosotros no se preocupa por el virus porque con o sin coronavirus, morimos de fiebre amarilla, morimos de malaria y hasta morimos de hambre.

En Twitter, hubo mensajes que denunciaban la actitud de la Policía y mensajes de solidaridad con los manifestantes:

De luto se vistió el día en que se debía celebrar la independencia de Angola.
Estoy muy preocupado porque varios de nuestros camaradas no se han contactado todavía. Esperamos que todos estén bien.
Desde Mozambique va nuestro calor. La lucha continúa.

Por un lado la Policía y por otro lado las ambulancias.
El Gobierno angoleño sabe lo que hace. Contingente militar para reprimir a los manifestantes. Esto no va a terminar bien.

Asesinos, SÍ. La Policía angoleña mató a un joven desarmado con un disparo en la cabeza. Asesinos. Estas imágenes serán difíciles de olvidar

Como respuesta a la muerte del Inocêncio, los estudiantes de la Universidad Agostinho Neto decidieron vestirse de negro para homenajearlo en un acto prohibido por las autoridades de la universidad, según una página creada en su nombre:

A reitoria da Universidade Agostinho Neto fez sair um comunicado no qual PROÍBE o uso de ROUPAS PRETAS nas unidades orgânicas excepto a de Ciência onde Inocêncio de Matos era estudante.
PROIBIU, igualmente, o minuto de silêncio que estava previsto em memória do assassinado. É óbvio que eu não vou cumprir com uma coisa tão ridícula como esta.
Sim, irei de PRETO.

La rectoría de la Universidad Agostinho Neto hizo dejar un comunicado que PROHÍBE usar ROPA NEGRA en las unidades orgánicas excepto la de Ciencia donde estudiaba Inocêncio de Matos.
También prohibió el minuto de silencio previsto en memoria de los muertos. Es obvio que no voy a cumplir con algo tan ridículo como esto.
Sí, iré [vestido] de NEGRO.

El homenaje en la universidad fue precedido por una vigilia religiosa. Un grupo de raperos estrenó una canción titulada “Homenaje a la Inocencia”.

La página de uno de los mayores colectivos de la sociedad civil, Angola Central 7311, cambió su foto de perfil en homenaje al joven.

Um ano depois, a Central Angola 7311 volta a trocar a foto de perfil, substituindo o nosso herói Carbono Casimiro pelo mártir de 11 de Novembro Inocêncio Matos.

Morto pela Policia Nacional quando protestava pela Cidadania, pelo fim do elevado custo de vidas e por autarquias em 2012 sem rodeios, morreu ajoelhado, gritando “violência não”.

Un año después, el 7311 de Angola Central cambió su foto de perfil de nuevo, sustituyó a nuestro héroe Carbono Casimiro por el mártir del 11 de noviembre, Inocêncio Matos.

Lo asesinó la Policía Nacional cuando protestaba por la ciudadanía, por el fin del alto costo de las vidas y por las elecciones municipales en 2012 sin rodeos, murió de rodillas, gritando “sin violencia”.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.