Cómo las autoridades de Hong Kong están tomando gradualmente control de cadena pública RTHK

Productora independiente de RTHK Bao Choy habla con reporteros frente a un tribunal el 10 de noviembre. Enfrenta cargos bajo la Ordenanza de Tráfico de Hong Kong en un caso con aparente motivación política. Los manifestantes corearon “el periodismo no es un delito”. Imagen de The Stand News. Usada con autorización.

Este artículo es de Rachel Wong y publicado originalmente en Hong Kong Free Press (HKFP) el 11 de noviembre de 2020. Esta versión editada se publica en Global Voices bajo un acuerdo de asociación de contenido.

La emisora estatal de Hong Kong, Radio Televisión de Hong Kong (RTHK), está en la mira de nuevo.

A comienzos de noviembre, la Policía arrestó a la productora de televisión independiente Bao Choy Yuk-ling, la acusan de una declaración falsa para obtener información sobre los propietarios de los autos, y señalaron que había violado la Ordenanza de Tráfico de Hong Kong. Choy obtuvo la información durante su reportaje para el documental “7.21: Quién es el dueño de la verdad”, emitido en el programa Hong Kong Connection.

El documental investigó a personas potencialmente involucradas en los ataques de Yuen Long de 2019, en los que una turba a favor de Pekín de más de cien hombres irrumpió en la estación del MTR de Yuen Long blandiendo barras de acero y bastones, y atacó a los manifestantes que volvían a casa de una manifestación contra la extradición. El incidente dejó 45 heridos, incluidos periodistas y viajeros, y se convirtió en uno de los acontecimientos más notorios en el año que ya llevan las protestas de Hong Kong.

Con material de vigilancia de la zona cercana, los productores de documentales pudieron localizar a los propietarios legales de los autos que llevaron a los hombres con varas a Yuen Long.

Durante años, los reporteros de Hong Kong han utilizado los registros de matrículas de automóviles en sus reportajes para los medios de diferentes campos políticos, más comúnmente los reporteros policiales, tráfico y entretenimiento. Choy es la arrestada por esta práctica. Si la condenan, podría enfrentar una multa de 5000 dólares hongkoneses (645 dólare estadounidenses) y seis meses de prisión.

Choy, que compareció en el tribunal el 10 de noviembre, dijo a los reporteros que su caso ya no era un personal, sino que involucraba el interés público y la libertad de prensa. Docenas de miembros de los medios se reunieron fuera del tribunal para mostrar su apoyo. Su caso fue aplazado hasta enero y ella sigue libre bajo fianza.

Pero no era la primera vez que el Gobierno parece haber tomado medidas enérgicas contra el RTHK, que en teoría goza de independencia editorial pese a recibir financiación pública y tradicionalmente se le ha permitido informar temas políticamente sensibles.

En medio de la agitación política desde que estalló el movimiento a favor de la democracia en 2019 y la promulgación de la ley de seguridad nacional en julio, la emisora pública ha estado bajo fuego de varios sectores, ya que el Gobierno parece apretar su control. A continuación, una lista de algunos acontecimientos recientes.

Personal de RTHK debe declarar lealtad

La mayor parte del personal de RTHK está empleado en la administración pública. El Gobierno ha decidido que todos los que se incorporen a la administración pública a partir del 1 de julio, fecha de entrada en vigor de la ley de seguridad nacional, deben jurar lealtad a la Región Administrativa Especial de Hong Kong y prometer que respetarán su constitución, conocida como la Ley Básica.

Además de los recién llegados, el requisito también se aplica a los funcionarios anteriores cuyo empleo se confirma después de completar la libertad condicional, cuando se renuevan los contratos o cuando se les propone un ascenso.

Se plantea la cuestión de si la emisora pública puede permanecer imparcial en sus reportajes después de que el personal haya sido obligado a jurar lealtad al gobierno.

El diputado en funciones se retira por razones de salud

El público también mostró escepticismo cuando la subdirectora de radiodifusión Kirindi Chan renunció en junio después de estar menos de un año en el cargo. Citó razones de salud y personales.

En ese momento, la emisora recibió críticas por emitir un programa de 20 episodios sobre la ley de seguridad nacional que se percibía como favorable a Pekín. El programa atendió una petición directa de la junta asesora de la RTKH nombrada por el Gobierno, que instruyó a la emisora para aliviar las preocupaciones del público sobre la ley aún no promulgada.

Chan trabajó más de 30 años en la emisora y había supervisado numerosos programas de actualidad, pero en su último cargo no participó directamente en la producción de los controvertidos programas.

Amen Ng, director de comunicaciones y normas corporativas de RTHK, dijo que el principal deber de Chan era la administración y que la decisión no era política.

Extienden libertad condicional de Nabela Qoser

El RTHK también se ha visto presionado a frenar a los reporteros que hacen preguntas “irrespetuosas” a altos funcionarios.

En septiembre, la radiotelevisión pública reabrió una investigación sobre Nabela Qoser, auxiliar de programación que había provocado quejas del público cuando se enfrentó a jefa ejecutiva, Carrie Lam, en conferencia de prensa después del ataque de la turba de Yuen Long del 21 de julio a los viajeros del metro.

Se le preguntó a Lam: “¿Se ha enterado hoy mismo? ¿Pudo dormir bien anoche?” y Qoser también le pidió que “hablara como un humano”.

Una investigación inicial encontró que Qoser no había hecho nada malo, pero poco antes de completar su período de prueba de tres años, se le informó que se extendería por otros 120 días para más investigaciones.

La presidenta del sindicato, Gladys Chiu, se opuso a la decisión y dijo que hacer preguntas difíciles no debería obstaculizar las perspectivas de ascenso o confirmación de empleo de un reportero. Lam se negó a comentar el caso, que describió como una cuestión de recursos humanos.

Critican entrevista con asesor de OMS

En marzo, The Pulse, programa de noticias de RTHK, recibió críticas del Gobierno de Hong Kong por supuestamente violar la política de “Una sola China” después de que su productora Yvonne Tong hiciera preguntas sobre los esfuerzos de Taiwán para unirse a la Organización Mundial de la Salud.

En una videoconferencia, Tong pidió al doctor Bruce Aylward de la OMS que comentara la actuación del Gobierno de Taiwán en la contención de la pandemia de COVID-19, y si la organización reconsideraría la adhesión de la isla. Aylward pareció haber colgado la llamada y evadió la pregunta tras la reconexión.

El Secretario de Comercio y Desarrollo Económico, Edward Yau, dijo que el programa violaba el principio de que solo hay una China soberana. El director de Radiodifusión, Leung Ka-wing, debería ser responsable de que RTHK se haya desviado de su estatuto, añadió Yau, y el RTHK debería educar al público sobre Un País, Dos Sistemas.

Equipo de revisión, presión de junta asesora

En julio, la Oficina de Comercio y Desarrollo Económico creó un equipo para examinar la gestión y el administración del RTHK, tras las conclusiones de la Autoridad de Comunicaciones sobre la parcialidad, la inexactitud y la hostilidad hacia la Policía.

La revisión tenía por objeto garantizar que la emisora cumpliera con el estatufo de servicios y los códigos de práctica sobre normas de programación emitidos por la autoridad. Charles Mok, legislador que representa al sector de la tecnología de la información, dijo que temía que la revisión comprometiera la libertad editorial y creativa de la emisora.

En mayo, el programa satírico Headliner recibió una advertencia de la Autoridad de Comunicaciones después de que dicha autoridad dictaminara, como denuncias “fundamentadas”, que un episodio emitido en febrero había denigrado e insultado a la Policía.

El episodio implicaba que la Policía tenía más equipo de protección que el personal sanitario cuando surgió la pandemia de COVID-19.

Finalmente, el programa, que tenía 31 años en el aire, suspendió la producción después de emitir el último episodio en junio.

Suspenden programa de opinión personal

En abril, la Autoridad de Comunicaciones advirtió a la emisora sobre su programa de opinión personal Pentaprisma, después de que fundamentó las denuncias de que un episodio contenía inexactitudes, incitación al odio a la Policía e injusticia. Aparecía un presentador invitado que criticaba el manejo de los disturbios por parte de la Policía alrededor de la Universidad Politécnica de Hong Kong en noviembre de 2019.

Las quejas sobre otros cuatro episodios en los que los presentadores invitados comentaban las operaciones policiales contra las protestas también fueron fundamentadas en septiembre. RTHK decidió suspender el programa a principios de agosto, antes de recibir las advertencias.

Se debe transmitir himno nacional todas las mañanas

La última novedad desarrollo es que a partir del 16 de noviembre de 2020, el himno nacional chino –Marcha de los Voluntarios– se transmitido a las 8 a.m. todos los días antes de los informes de noticias en todos los canales de radio RTHK.

La portavoz Amen Ng dijo que, de acuerdo con su estatuto, la emisora pública debe mejorar la comprensión de los ciudadanos de “Un país, dos sistemas” y alimentar su identidad cívica y nacional. El nuevo acuerdo es necesario, dijo.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.