Relato de reportera de Hong Kong sobre represión de la libertad de prensa en virtud de ley de seguridad nacional

Leung Ka Lai. Imagen del Stand de Noticias. Usada con autorización.

Esta es la última entrega de una historia, originalmente publicada en chino en The Stand News. Global Voices la tradujo y publicó aquí en cinco partes con autorización. Lee las partes uno, dos, tres y cuatro.

La libertad de expresión está sitiada en la ciudad de Hong Kong tras la promulgación de la ley de seguridad nacional.

Según se informa, muchos periodistas extranjeros no han podido renovar sus visas de trabajo, hubo un allanamiento en el periódico a favor democracia Apple Daily, y su fundador Jimmy Lai fue arrestado, acusado de colusión con fuerzas extranjeras.

El último drama se refería al arresto de Choy Yuk-ling, reportera que trabajó para la emisora pública de la ciudad, la Radio Televisión de Hong Kong. El 2 de noviembre, la Policía arrestó a Choy como parte de una investigación sobre el incidente del ataque de la turba de Yuen Long. El incidente ocurrió el 21 de julio de 2019, cuando una turba a favor de Pekín atacó a los manifestantes que volvían a casa en la estación de metro de Yuen Long. La Policía alegó que la reportera había violado la Ordenanza de Carreteras y Tráfico por haber hecho una declaración falsa durante su investigación sobre los detalles de un vehículo implicado en el ataque.

Todos los indicios hasta ahora sugieren que trabajar en periodismo se ha convertido en un esfuerzo peligroso.

Pekín anunció su plan para promulgar la draconiana ley de seguridad nacional en Hong Kong en mayo de 2019. Como el término “seguridad nacional” tiene una definición tan imprecisa, el discurso crítico podría interpretarse como una provocación al odio hacia las autoridades. Esto ha llevado a un efecto de silenciamiento que se extendió por toda la ciudad.

Varios columnistas destacados, como los expertos financieros Simon Lee y Michael Suen, en el Apple Daily News, terminaron sus columnas en los periódicos, varias páginas influyentes públicas de Facebook fueron eliminadas por sus administradores –incluida una dirigida por el exsecretario de la administración pública Joseph Wong–, y varios sitios web desaparecieron y muchos usuarios de medios sociales eliminaron sus cuentas de usuario.

El riesgo de expresarse con el nombre real aumenta cada vez más.

Leung Ka Lai, periodista que trabaja para Apple Daily, entrevistó a los manifestantes y escribió artículos sobre las protestas contra la extradición de China.

Pero quedó sorprendida el 10 de agosto, cuando arrestaron a Jimmy Lai y unos 200 policias allanaron la oficina de Apple Daily. Sin embargo, de alguna manera lo previó ya que había eliminado todos los detalles y notas de los entrevistados de la oficina y borró todos los registros de chat de su teléfono móvil en julio.

También borró una página pública en Facebook que se abrió el 31 de agosto de 2019, después de una gran protesta contra la extradición de China en toda la ciudad. Usó la página para publicar videos que grabó y algunas de sus notas periodísticas. Uno de sus videos mostraba a policías antidisturbios golpeando a jóvenes manifestantes dentro de una iglesia en Sai Wan Ho el 11 de noviembre de 2019, tuvo dos millones de visitas. A través de la página, también recibió umuchos consejos. Al mismo tiempo, publicaron sus datos personales y la acosaron en línea.

Su mayor preocupación es evitar la fuga de información sobre su fuente:

I don’t worry about myself. The safety of my interviewees is more important than mine and I don’t want to risk the exposure of their details.

No me preocupo por mí. La seguridad de mis entrevistados es más importante que la mía y no quiero arriesgarme a exponer sus detalles.

Vivía con el temor de que la arrestaran por ser periodista. Este año, cuando estaba informando sobre el aniversario de las protestas del 12 de junio, quedó necapsulada por la Policía. La policía antidisturbios le quitó la mochila y agarró su teléfono mientras estaba transmitía en vivo. Fue registrada y detenida durante 45 minutos.

El Apple Daily tenía el nombre de los periodistas en todos sus informes. Esta práctica ha sido suspendida desde el 1 de julio, cuando se promulgó la ley de seguridad nacional. Lo más preocupante de la ley de seguridad nacional, como señaló el consultor legal del periódico, es que la interpretación de la ley está en manos de Pekín.

Leung ha sido periodista por 15 años. Cree que el objetivo del allanamiento policial era instigar el miedo.

El 27 de agosto, dos semanas después del allanamiento a Diario del Pueblo, medio financiado por el Estado chino, declaró que Apple Daily es una peligrosa “organización política”. Tales etiquetas políticas podrían llevar al cierre del medio de comunicación bajo la draconiana ley.

La represión del Apple Daily se ha extendido a sus partidarios. Durante el allanamiento, los internautas expresaron su apoyo al periódico con la compra de acciones de su empresa matriz Next Media Group, lo que llevó a un aumento vertiginoso del precio de sus acciones. Dos semanas después, el 10 de septiembre, la Policía arrestó a 15 compradores de acciones acusados de “conspiración para defraudar” y “lavado de dinero”. Antes, las actividades anormales en el mercado de valores las hubiera investigado la Bolsa de Valores de Hong Kong y la Comisión de Valores y Futuros.

A Leung le preocupa que Pekín prohíba los medios que no les sean leales:

The space for free press is diminishing… I fear that very soon we will be forced to leave the industry, or they will shut down Apple Daily. If you want to remain a journalist, you have to work for pro-establishment media outlets such as Wen Wei Po or Ta Kung Pao.

The situation is extremely scary. But I will continue to stay in the industry until there is no more space. I am prepared to work as a freelance journalist. What we are facing now is not just the survival of Apple Daily but the whole independent media sector.

El espacio para la prensa libre está disminuyendo… Me temo que muy pronto nos veremos obligados a dejar el rubro, o cerrarán el Apple Daily. Si quieres seguir siendo periodista, tienes que trabajar para los medios a favor del sistema, como Wen Wei Po o Ta Kung Pao.

La situación es extremadamente aterradora. Pero seguiré en esto hasta que no haya más espacio. Estoy preparada para trabajar como periodista independiente. Lo que enfrentamos ahora no es solo la sobrevivencia del Apple Daily sino de todo el sector de los medios independientes.

Quiere continuar su carrera periodística y salvaguardar la verdad::

We have to prevent the scenario that after 30 years, people would say that June 4 had never taken place. We have to carry on with our work until there is no more space.

Tenemos que evitar el escenario de que después de 30 años, la gente diga que el 4 de junio [de 1989] nunca ocurrió. Tenemos que seguir con nuestro trabajo hasta que no haya más espacio.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.