Bangladesh despide a la leyenda del fútbol Maradona

Football fever spreads in Bangladesh during each FIFA World Cup. Jatrabari, Dhaka. Image by Sourav Lasker. Copyright Demotix (8/6/2014)

La fiebre del fútbol se propaga en Bangladesh. Joven juega al fútbol frente a una pared pintada con banderas de diferentes países que participaron en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014. Jatrabari, Daca. Fotografía: Sourav Lasker. Copyright Demotix (8/6/2014)

El astro del fútbol Diego Armando Maradona es tan popular en Bangladesh como en su propio país. Su muerte —el pasado 25 de noviembre en Buenos Aires— tomó desprevenidos a sus fans bangladesíes, que expresaron lo que sentían por la leyenda del fútbol en las redes sociales.

En Twitter, el usuario Akteex resumió el sentir de toda una nación con un breve mensaje:

Puedo oír llorar a Bangladesh.

El fan de fútbol Sabbir escribió acerca de lo familiar que era Maradona para su pueblo:

Puedo oír llorar a Bangladesh.
—————-
Su nombre me transporta a los primeros recuerdos de mi infancia. Por aquel entonces, yo era un niño que vivía en un pueblo remoto de Bangladesh, y pensaba que si caminaba muy lejos me caería del mundo porque lo creía plano. Pero ya sabía quién era Maradona. Así de grande es.

Al día siguiente, los bangladesíes homenajearon a Maradona en diferentes eventos, como en un partido de críquet disputado en Daca, la capital:

Los cuatro equipos de hoy hicieron un minuto de silencio en honor a la leyenda del fútbol Diego Maradona. El homenaje se realizó inmediatamente después de la presentación que se llevó a cabo al terminar el primer partido.

A pesar de que el país sudasiático se encuentra muy abajo en la Clasificación mundial de la FIFA, el fútbol es muy popular. En Bangladesh, la mayoría de los amantes del fútbol siguen las ligas latinoamericanas y veneran a ídolos como Maradona o el brasileño Pelé. Algunos simplemente no podían creer que Maradona ya no esté.

Anisul Kabir, editor asociado de la revista satírica Unmad, escribió en Facebook:

পৃথিবীতে ম্যারাডোনা নামের অবাক করা মানুষটি নাই, ব্যাপারটা বিশ্বাস করতে কষ্ট হচ্ছে। ফুটবল বিশ্ব সেরাদের মধ্যে সেরা একজন লিজেন্ড হারালো। খারাপ লাগলো খবরটা শুনে।

Esa maravilla llamada Maradona ya no está entre nosotros, esto es difícil de digerir. El mundo del fútbol perdió a una leyenda. Estoy muy triste hoy.

Noman Mohammed, un apasionado de los deportes, agregó:

ডিয়েগো ম্যারাডোনা মারা গেছেন। খবরটা মিথ্যা হোক, খুব করে চেয়েছিলাম। বিশ্বের বিভিন্ন দেশের ওয়েবসাইটে ঢুকে বুঝতে চেয়েছি, কেউ যেন এটিকে গুজব বলে। কিন্তু তা হল না।

Esperaba que la noticia de la muerte de Maradona fuera una broma. Busqué en varias páginas internacionales para descubrir la verdad, pero mi deseo no se hizo realidad.

Por su parte, iTazin tuiteó:

La leyenda del fútbol Diego #Maradona nos dejó el miércoles 25 de noviembre.
Como en el resto del mundo, en Bangladesh muchos fans lo seguían desde su época de futbolista. Crecimos viendo la magia que hacía dentro de la cancha.
Descansa en paz, Maradona
Mis condolencias a su familia y amigos. Te AMAMOS ❤️

Muchos bangladesíes se hicieron hinchas de la selección argentina de fútbol por las increíbles habilidades que exhibió Maradona al ganar el mundial de 1986. En Facebook, Sakibur Rahman Khan explicó:

অবৈধভাবে ক্ষমতা দখল করে স্বৈরাচারী হোসেন মোহাম্মদ এরশাদ ১৯৮২ সালে বাংলাদেশে প্রথম চমকটি দেখান সরাসরি বিশ্বকাপ ফুটবল টেলিভিশনে দেখিয়ে । বাংলাদেশের সকল মানুষের সাথে আমিও সেই বাল্যকালে নেশায় বুঁদ হয়ে ব্রাজিলের ভক্ত হয়ে যাই । সেই ওয়ার্ল্ড কাপ ফুটবলে বাংলাদেশের মানুষ ম্যারাডোনাকে খুব একটা চিনলো না। ১৯৮৬ সালে যখন ওয়ার্ল্ড কাপ ফুটবল শুরু হয় তখন আমরা দেখি ম্যারাডোনার জাদুকরী ফুটবল খেলা । বাংলাদেশের প্রায় অর্ধেক মানুষ ব্রাজিল ছেড়ে আর্জেন্টিনার সাপোর্ট করা শুরু করে। ঢাকা শহরের আমিনবাজার, Old town তখন ছেয়ে যায় আর্জেন্টিনার পতাকায় । তার পরের ইতিহাস শুধুই ম্যারাডোনার।

En 1982, el dictador Hossain Mohammad Ershad sorprendió al país al transmitir un mundial en vivo por primera vez en Bangladesh. Esos partidos fueron parte de mi infancia y, como tantos chicos, me apasioné por el fútbol latinoamericano, especialmente por Brasil. En esa época, todavía no sabíamos mucho sobre Maradona. Cuando empezó el mundial de 1986, muchos bangladesíes quedaron fascinados ante las habilidades mágicas de Maradona. En Bangladesh, la opinión estaba dividida. Alrededor de la mitad de la gente apoyaba a Brasil y la otra mitad a Argentina. Algunas partes de Daca, especialmente el barrio de Aminbazar, se cubrieron con banderas argentinas. Maradona reinó durante toda esa década.

Desde el extranjero, el bangladesí Sardar Jobayer Hossain recordó cómo Maradona se convirtió en un ícono en Bangladesh:

স্কুলের খাতায় ম্যারাডোনা, বাজারের ব্যাগে আর্জেন্টিনা, বাড়ির চার দেয়ালে আকাশি-সাদা ডোরা, আমাদের শৈশব ছিল ৫ ফুট ৫ ইঞ্চির ম্যারাডোনাময়। ধানমন্ডিতে মিরপুরের রোডের উপর চাইনিজ রেস্টুরেন্টের নাম ছিল ম্যারাডোনা। পাড়া মহল্লায় আর্জেন্টিনা- ব্রাজিলের নামে ফ্রেন্ডলি ফাইটিং পর্যন্ত চলত। ৮৬ সালের পর বাঁশের আগায় দুইখান পতাকা রাখতাম ঘরে। একখান আর্জেন্টিনা, আরেকখান ঢাকার মোহামেডান । আহা দিন!

La imagen de Maradona decoraba los cuadernos de los estudiantes y las bolsas de compras, había paredes pintadas con los colores de Argentina. Nuestra infancia estuvo repleta de imágenes de Maradona y su 1.65 (m de estatura). A un restaurante chino de la calle Mirpur, en Dhanmondi, le pusieron de nombre Maradona. En nuestra zona, jugábamos partidos amistosos y a los equipos los llamábamos Brasil o Argentina, y a veces nos terminábamos peleando. Después de 1986, tenía dos banderas colgadas en casa, una de Argentina y otra del (club de fútbol local) Mohamedan de Daca. Ah, ¡qué días aquellos!

La popularidad de Maradona era tan intensa en Bangladesh que la gente sentía las victorias —y las derrotas— como propias.  En el mundial de 1990, cuando Argentina perdió contra Alemania en la final, Bangladesh lloró con Maradona. Es más, muchos fanáticos, incapaces de aceptar la derrota, salieron a las calles a protestar contra las decisiones del árbitro.

Aquel mismo año, Moudud Ahmed, en ese entonces vicepresidente de Bangladesh, anunció que Maradona iba a visitar el país, pero eso nunca sucedió. Luego se dijo que el anuncio había buscado frenar los crecientes movimientos de protesta contra el régimen de la época.

Le siguieron otros intentos por traer al astro del fútbol a Bangladesh: en 2008, cuando visitó la vecina India, y —qué ironía— en 2020, año de su muerte. Teóricamente, iba a venir al país para celebrar el centenario del nacimiento de Bangabandhu Sheikh Mujibur Rahman, el “Padre de la patria” y primer presidente de Bangladesh.

En 1994, Maradona jugó su último mundial. Durante aquel certamen, fue descalificado por dopaje positivo y Argentina terminó perdiendo en octavos de final. Es interesante lo que pasó en Bangladesh: los aficionados no se enojaron con Maradona, sino con la FIFA.

El director de documentales Asef Hadi tuiteó sobre esa época:

“Cuando Maradona fue eliminado del mundial, casi provoca el suicidio en masa de cientos de bangladesíes. No se puede calcular el alcance y la intensidad de la popularidad de Maradona – QEPD Diego.

A pesar del amor de los bangladesíes por Maradona, a algunos no les gustaba su estilo de vida. Taslima Nasrin, escritora bangladesí que vive en el extranjero, tuiteó:

A Maradona lo mató la adicción.☹️

No hay dudas de que Maradona tuvo una vida compleja, pero, entre tantos altibajos, era consciente de lo que significaba para los bangladesíes: en Yo soy el Diego, la autobiografía de Maradona, hay una referencia a la pasión que siente este país sudasiático por el genio del fútbol mundial. Y para muchos bangladesíes, eso ya es suficiente.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.