Orgullo caribeño: Google crea doodle de economista y premio nobel sir Arthur Lewis

Captura de pantalla del doodle de Google del economista santalucense sir W. Arthur Lewis, 10 de diciembre de 2020.

La mañana del 10 de diciembre, cuando los cibernautas del Caribe abrieron sus navegadores, se llevaron una grata sorpresa al ver el retrato ilustrado de sir Arthur Lewis, cuya cabeza formaba la segunda “O” de Google ese día.

El economista santalucense, conocido por el “modelo de Lewis” sobre el desarrollo económico, recibió el Premio Nobel de Economía en 1979. Fue la primera (y hasta ahora la única) persona negra en recibir el codiciado premio en el ámbito de las ciencias económicas.

Fue también el primer estudiante negro en ser admitido, y nada menos que como becario, en la Escuela de Economía de Londres (LSE), donde tuvo la oportunidad de ser alumno de algunos de los principales y destacados pensadores y economistas de su época. Luego de graduarse, trabajó un tiempo en el LSE antes de ser profesor a la Universidad Victoria de Mánchester en 1947.

En un video en homenaje a Lewis, que explicaba por qué lo eligieron para aparecer en el doodle, Google lo reconoció como un “economista y profesor afroamericano” considerado “uno de los pioneros de la economía de desarrollo moderna”.

La ilustración estuvo a cargo acertadamente de Camila Ru, artista que vive en Manchester, ya que Lewis elaboró varios de los conceptos más importantes sobre la economía en los países de desarrollo mientras estaba en la Universidad de Manchester. Estos conceptos serían invaluables para el Caribe, debido a su lucha por la independencia de Gran Bretaña a finales de la década de 1950.

En 1959, Lewis se mudó a Estados Unidos para asumir un puesto como profesor en la Universidad de Princeton, donde trabajaría hasta su retiro en 1983. Sin embargo, era un hombre del Caribe de pies a cabeza.

Lewis mantuvo una amistad de por vida con Eric Williams, primer ministro de Trinidad y Tobago y uno de los arquitectos de la independencia caribeña, cuyas ideas fueron una gran influencia para Lewis. Lewis también usó su conocimiento para el beneficio de la región, ya que se desempeñó como asesor económico para varios Gobiernos caribeños, como Barbados, Jamaica, y Trinidad y Tobago. En 1959, fue designado vicerrector de la Universidad de las Indias Occidentales (UWI) y en 1970 se convirtió en el primer presidente del Banco de Desarrollo del Caribe.

En una publicación en Facebook, el profesor universitario Amílcar Sanatan resumió la importancia de Lewis y su trabajo:

W. Arthur Lewis was a genius. Unfortunately, in Sixth Form and undergraduate Sociology we are taught more about the shortcomings of his theory and the failures of ‘industrialisation by invitation.’ What a way to minimise his thoughts, life and contributions to development economics. Thankfully, at The UWI, there has been a historical commitment to preserve his memory in conferences and architecture on campuses.

Lewis was an outstanding child of St. Lucia whose contributions to the Caribbean, Third World and global community are unparalleled. He was to Economics what Bob Marley was to music. His anti-imperialism and decolonial thought emphasised political responsibility of little countries with bold political imaginations.
We are the governors of our reality and we are responsible for our futures. His ascension to high-level institutions cloaks the image of a young Arthur Lewis writing pamphlets and notes about social unrest in the West Indies and making the case for self-determination and nationhood.

Much respect to you, elder.

W. Arthur Lewis fue un genio. Desafortunadamente, en los años escolares y en Sociología universitaria se nos enseña más sobre las limitaciones de su teoría y las fallas de la “industrialización por invitación”. Qué forma de minimizar sus ideas, su vida y sus contribuciones a la economía del desarrollo. Por fortuna, en la UWI siempre ha existido un compromiso histórico para preservar su memoria a través de conferencias y la arquitectura en la universidad.

Lewis fue un hijo impresionante de Santa Lucía, cuyas contribuciones al Caribe, al Tercer Mundo y a la comunidad mundial no tienen precedentes. Fue para la economía lo que Bob Marley fue para la música. Sus ideas antiimperialistas y sobre la descolonización enfatizaron la responsabilidad política de los países pequeños con fantasías políticas audaces.

Somos quienes gobernamos nuestras realidades y somos responsables de nuestro futuro. Su llegada a instituciones de alto nivel cubre con un velo la imagen de un joven Arthur Lewis escribiendo panfletos y observaciones sobre malestares sociales en las Indias Occidentales al tiempo que abogaba por la autodeterminación y la nacionalidad.

Mis mayores respetos, veterano.

Las ideas de Lewis siguen siendo relevantes hoy en día. Hace poco, el profesor sir Hilary Beckles, presidente de la Comisión de Reparaciones de la Comunidad del Caribe (CARICOM), habló de lo que llamó el “paradigma de Arthur Lewis”: como una manera de que la región aborde la cuestión de las compensaciones por la esclavitud.

Este modelo para el desarrollo económico del Caribe consistía en acciones radicales para sostener una reforma económica y una distribución equitativa de la riqueza, enfoque que, en palabras del escritor jamaiquino Geoffrey Philp, buscaba evitar que la región continuara siendo “legendarios famosos animales de carga”.

En 1963, el Gobierno británico le otorgó a Lewis el título de caballero por sus logros y contribuciones pioneras en el ámbito de la economía. Falleció en Barbados el 15 de junio de 1991 a los 76 años, pero su trabajo y su imagen sobreviven.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.