- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Tras años de protestas, zoológico de Islamabad será santuario de animales

Categorías: Asia del Sur, Pakistán, Activismo digital, Derecho, Gobernabilidad, Medio ambiente, Medios ciudadanos, Protesta
Lion at a Zoo. Image via Wikipedia by Carlosar. [1]

León en un zoológico. Imagen de Carlosar [1] para Wikipedia (CC BY-SA 3.0 [2]).

El zoológico de Islamabad, una vieja fuente de quejas [3] por parte de los animalistas pakistaníes, cierra oficialmente sus puertas y se convertirá en un centro de conservación animal, según anunciaron [4] funcionarios de la ciudad el 8 de diciembre.

En mayo, el Tribunal Supremo de Islamabad ordenó [5] que sus 878 animales fueran trasladados a centros de conservación. El tribunal también ordenó que la administración del zoológico pasara de la Corporación Metropolitana de Islamabad (CMI) [6] a la Junta Gestora de la Vida Salvaje de Islamabad (JGVSI) [7], por cuya recomendación [8] el Ministerio de Cambio Climático decidió convertir sus 33 hectáreas en un centro de conservación de la vida salvaje.

Entre los animales trasladados se encuentra el elefante Kavaan, que se hizo conocido en todo el mundo en 2012, tras la muerte de su pareja, como “el elefante más solitario del mundo”.

El zoológco está cerrado al público desde abril debido a las restricciones del COVID-19.

Rina Saeed Khan, activista climática e integrante no oficial [10] de la JGVSI, tuiteó:

¡La resolución de la JGVSI sobre el futuro del zoológico de Islamabad se aprobó ayer en nuestra junta! ¡Estoy deseando formar parte de este emocionante nuevo comienzo para el Centro Margalla de Conservación de la Vida Salvaje!

El ministro federal de Cambio Climático de Pakistán, Malik Amin Aslam, también reaccionó a la noticia:

Por recomendación de la Junta de Vida Salvaje, el Ministerio del Cambio Climático ha iniciado el proceso para convertir el zoológico de Islamabad en un centro de conservación de la vida salvaje de primera clase.

El maltrato animal domina el debate en Pakistán desde 2020.

En julio, dos leones murieron de asfixia en el zoológico de Islamabad después de que los cuidadores encendieran una hoguera dentro de su jaula para obligarlos a salir. En los medios sociales circularon videos del desastre, que causaron considerable escándalo [19].

En agosto, ciudadanos preocupados de Peshawar presentaron una petición conjunta [20] ante el Tribunal Supremo de la ciudad de queja por el trato que el zoológico de la ciudad dispensaba a sus animales. Según esta petición, 18 animales habían muerto en el zoológico en los nueve meses anteriores.

En octubre, organizaciones de la sociedad civil denunciaron al zoológico de Karachi [21] después de que se viralizó un video de un oso pardo sirio con signos de agotamiento y sed.

Mahera Omar, directora de documentales y cofundadora de la Sociedad de Bienestar Animal de Pakistán, difundió recientemente un antiguo vídeo del zoo de Karachi en el que se ven elefantes encadenados.

A las 9:00 a.m. un domingo de invierno de 2018 pude ver elefantes encadenados en el zoológico de Karachi. A Noor, Jehan y Madhubala los cazaron cuando eran bebés en estado salvaje en Tanzania, y tenían tres patas encadenadas cada uno y estaban en aislamiento total.

A mediados de diciembre, también causó escándalo un video [26] que mostraba cómo un león era arrastrado a la fuerza a un mitin del partido opositor Movimiento Democrático de Pakistán. Las autoridades confiscaron [27] luego al león. Es habitual que algunos partidos políticos pakistaníes lleven animales [28] a los mítines como mascotas.

La bióloga y conservacionista de la naturaleza Uzma Khan tuiteó:

¡Qué vergonzoso y cruel! Animales salvajes arrastrados a mítines políticos, visiblemente estresados e incómodos. Pakistán tiene que prohibir la posesión de grandes felinos como mascotas y su compraventa.

Leyes endebles

Entre los pakistaníes más adinerados es habitual tener de mascotas a animales salvajes, como felinos grandes.

Según Dawn News [38], “las leyes pakistaníes facilitan la importación de animales exóticos, pero una vez dentro del país, casi no existe la reglamentación”. Se cree que en el país hay numerosas granjas de reproducción [39] de animales en peligro de extinción, cuyo comercio está internacionalmente prohibido.

Pakistán también es célebre por la caza [40] de la mayor ave terrestre, la avutarda houbara [41], protegida internacionalmente. El Gobierno también obtiene millones de dólares anuales [42] por la venta de permisos para la caza mayor del marjor [43], el animal nacional de Pakistán.

Las leyes contra el abuso criminal también se consideran poco severas.

Una ley de la época colonial británica contra la tortura animal [44] estipula multas de 50 a 500 rupias pakistaníes (entre 0.30 y 3 dólares estadounidenses) como castigo por maltratar animales. El salario mínimo nacional [45] de Pakistán es de 17 500 rupias (109 dólares estadounidenses).

El gobierno actual ha prometido [46] actualizar las leyes que regulan el maltrato animal.