- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

ONG europea descubre campaña india de desinformación que ya dura 15 años

Categorías: Asia del Sur, Bélgica, India, Pakistán, Activismo digital, Derecho, Gobernabilidad, Medios ciudadanos, Periodismo y medios, Política, Relaciones internacionales, Tecnología
Photo by Tim Samuel from Pexels. Used under a Pexels License. [1]

Foto de Tim Samuel [1] en Pexels, utilizada con licencia Pexels [2].

Durante 15 años, un grupo ha estado propagando desinformación favorable a India en 750 sitios web de medios con 550 nombres distintos de dominio, según un informe de la ONG EU Disinfo Lab [3], con sede en Bruselas.

El informe [4] reveló las actividades de una red llamada Grupo Srivastava [5], situada en Nueva Delhi. El grupo está liderado por Ankit Srivatsava, y está implicado [6] en la compra de más de 400 nombres de dominio, compra que han hecho con sus direcciones electrónicas privadas o las de la organización. Asimismo, el informe afirma que el grupo se ha hecho pasar por destacados ONG y académicos.

El informe sostiene [7] que la agencia india de noticias Asian News Intenational (ANI) ha desempeñado un importante papel al difundir el material de la red de desinformación. ANI citó artículos publicados en sitio web falsos de noticias como informaciones creíbles de medios europeos, que fueron reproducidos sin verificar por canales de noticias y medios indios.

[..]The coverage—and often distortion—by ANI of the content produced in Brussels and Geneva led us to the Big News Network and the World News Network—an entire network of 500+ fake local media in 95 countries that have helped reproduce negative iterations about Pakistan (or China)[..]

(…) La cobertura —y a menudo distorsión— que hacía ANI del contenido producido en Bruselas y Génova nos condujo a la Big News Network, gran red de más de 500 medios locales falsos de 95 países que han ayudado a reproducir iteraciones negativas sobre Pakistán (o China) (…).

Asian News International está considerada [8] una de las mayores agencias de noticias de India y la mayor agencia de televisión de dicho país, y supuestamente tiene estrechos vínculos [9] con el Gobierno indio. La revista Caravan informa que en los últimos tiempos, Smita Prakash, editora de ANI, ha recibido elogios [9] de líderes y simpatizantes del partido gobernante, Bharatiya Janata, que la consideran un rayo de esperanza para el periodismo independiente.

En 2019, EU Disinfo Lab ya había desvelado [10] más de 265 sitios web favorables a India que operaban en 65 países. Estos sitios web, que EU DisInfo Lab denomina colectivamente “crónicas indias [11]“, se han utilizado primariamente para producir y catalizar contenido para socavar a Pakistán y otros países, y sirve a intereses indios en el ámbito internacional.

EU Disinfo Lab [3] dice que esta es la “mayor red” de desinformación que ha descubierto jamás.

Según el último informe, estos comités de expertos y ONG vinculados con el Grupo Srivatsava utilizaron eventos de Naciones Unidas en Ginebra para presionar y disertar, e incluso organizar protestas. La red también se usó presuntamente para difundir retórica contra China e influenciar la toma de decisiones en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (UNHRC) y el Parlamento Europeo.

Screenshot from the EU Disinfo Lab report (under Fair Use) [4]

Captura de pantalla del informe de EU Disinfo Lab [4], utilizado con licencia de uso legítimo.

La noticia ha desatado una nueva guerra dialéctica [12] entre India y Pakistán.

El Grupo Srivastava es el mismo conglomerado que el año pasado organizó, con apoyo de una dudosa ONG llamada Women’s Economic and Social Think-Tank (WESTT), la visita de varios eurodiputados de extrema derecha [13] a la región de Cachemira, administrada por India, después de que se ordenó el confinamiento.

Mientras tanto, la editora de ANI Smita Prakash publicó un tuit en el que acusa a Pakistán y a sus “agentes” de intentar menoscabar la credibilidad de ANI:

Pakistán y sus agentes intentan dañar la credibilidad de ANI lanzando absurdas acusaciones de desinformación. Nuestros socios y suscriptores entienden totalmente la política que hay detrás de todo esto, y siguen confiando en el profundo alcance y credibilidad de nuestros informes.

Los investigadores concluyen [6] que sus hallazgos “deberían servir como aviso para que los entes decisorios emprendan acciones que establezcan un marco relevante que sancione a los actores que abusan de las instituciones internacionales”.

No se han presentado pruebas de que la red esté vinculada al Gobierno indio. Aunque la investigación no proporciona evidencias directas del papel de la inteligencia india, un informe de investigación [9] del sitio web de noticias indio The Caravan apunta a ciertos indicios.

The report uncovered an entire network of coordinated UN-accredited NGOs promoting Indian interests and criticising Pakistan repeatedly. We could tie at least 10 of them directly to the Srivastava family, with several other dubious NGOs pushing the same messages. (…)

(…) Indian Chronicles effectively benefited from the track record of these organisations while pursuing their own agenda: discrediting Pakistan and promoting Indian interests at UN conferences and hearings. (…)

El informe descubrió una red entera de ONG acreditadas por Naciones Unidas que se coordinaban para promover intereses indios y criticar repetidamente a Pakistán. Podemos vincular al menos diez ONG directamente a la familia Srivastava, y varias dudosas más repetían los mismos mensajes.

(…) Indian Chronicles se benefició efectivamente de las trayectorias de esas organizaciones mientras sacaban adelante su propia agenda: desacreditar a Pakistán y promover los intereses indios en conferencias y vistas de Naciones Unidas.

El primer ministro pakistaní Imran Khan no tardó en tuitear tras la publicación del informe:

Pakistán ha llamado insistentemente la atención de la comunidad internacional sobre las actividades subversivas de India para socavar las democracias de la región y exportar/financiar al extremismo mediante estructuras de organizaciones y comités de expertos dedicados a la desinformación. Recientemente, el Gobierno de Pakistán envió a Naciones Unidas un expediente sobre el terrorismo de estado de India en Pakistán.

Khan afirmó [16] que la comunidad internacional tiene que “darse cuenta del depravado régimen indio” que ahora amenaza la “estabilidad del sistema global”.

El 12 de diciembre, Pakistán pidió [17] al Consejo de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (UNHRC) que comenzara inmediatamente “la investigación y supresión de las diez ONG falsas creadas por India para difamar a Pakistán”.

El ministro pakistaní de Asuntos Exteriores, Shah Mahmood Qureshi, dijo en una conferencia de prensa [18] que habían solicitado a Naciones Unida la creación de procesos para evitar la manipulación del sistema internacional mediante ese tipo de operaciones de influencia.

Por otra parte, India ha rechazado el informe. Nasir Aziz Khan, [19] portavoz del Partido Nacional Popular de Cachemira Unida (UKPNP), afirma que Pakistán está usando los informes para desviar la atención de los problemas reales. En una nota de prensa, Anurag Srivastava, portavoz del ministerio indio de Asuntos Exteriores acusó a Pakistán de difundir expedientes inventados [20]:

In fact, if you are looking at disinformation, the best example is the country next door which is circulating fictional and fabricated dossiers and purveys a regular stream of fake news.

En verdad, si buscan desinformación, el mejor ejemplo es el país de al lado, que difunde informes ficticios e inventados y suministra un flujo regular de noticias falsas.

El 23 de noviembre, India entregó un informe [21] en el que acusa a soldados de Pakistán de intentar un ataque en la disputada región de Cachemira contra miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Un día después, la respuesta de Pakistán fue enviar al secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, su propio informe [22] en el que acusaba a India de fomentar el “terrorismo” en Pakistán.