Tribunal Supremo de Pakistán ordena reconstrucción del templo hindú destruido por turba liderada por clérigos musulmanes

Prahladpuri Temple, an ancient Hindu temple located in Multan, Punjab,has been in ruins since a Muslim mob destroyed it in 1992. Image via Wikipedia by Mubashirtaqi147. CC BY-SA 3.0.

Templo Prahladpuri, antiguo templo hindú ubicado en Multan, ha estado en ruinas desde que una multitud musulmana lo destruyó en 1992. Imagen vía Wikipedia de Mubashirtaqi147 (CC BY-SA 3.0).

El 5 de enero, el Tribunal Supremo de Pakistán ordenó a las autoridades locales de la ciudad de Kawak al noroeste del país, reconstruir un templo hindú y la ermita colindante que el 31 de enero de 2020 fueron arrasados por una multitud organizada por clérigos musulmanes.

La prensa local informó que recientemente se incrementaron las tensiones existentes entre la población musulmana y las comunidades hindúes de Karak porque los líderes hindúes consiguieron el permiso para ampliar el templo.

La zona fue objeto de una disputa que duró casi 20 años, después de un ataque similar en 1997 que dejó en ruinas el templo y la ermita. Recién en 2015 empezó su reconstrucción, cuando el Tribunal Supremo delimitó sus fronteras y ordenó la reparación.

La Policía arrestó a un clérigo perteneciente al partido Jamiat Ulema-e-Islam-Fazl (JUI-F), partido político religioso de derecha que tiene fuerte presencia en la zona, y a muchos otros infractores en relación con el ataque. Según informes locales, además de este clérigo, doce funcionarios policiales fueron suspendidos por negligencia.

El periodista Mubashir Zaidi tuiteó una copia de la denuncia policial presentada contra los autores de los hechos:

ÚLTIMO MINUTO… Turba liderada por clérigos locales destruyó un templo hindú en el distrito de Karak, Jaiber Pajtunjuá. Los hindúes obtuvieron autorización para ampliar el templo, pero clérigos locales  hicieron que una turba destruyera el templo. La Policía y el Gobierno local quedaron como espectadores silenciosos.
————-
Copia de la denuncia registrada contra cientos de autores, incluidos dos clérigos locales pertenecientes al JUI(F), Maulvi Mohammed Sharif y Hafiz Faizullah, por incitar, atacar y destrozar el santuario hindú ubicado en Karak.

El periodista Muhammad Imran tuiteó una foto de uno de los clérigos mientras era escoltado por la policía:

Maulvi Muhammad Sharif, principal culpable del ataque a Karak en el que un templo fue arrasado e incendiado, ha sido arrestado por la Policía de Jaiber Pajtunjuá, según informa el periodista Mubashir Zaidi.

Los representantes del partido JUI-F condenaron la destrucción del templo y afirmaron que el incidente fue “una conspiración del Gobierno” para implicar a sus líderes.

Los hindúes representan menos del 2 % de la población total de Pakistán, formada por 223 millones de habitantes. Aunque la Constitución de Pakistán garantiza la libertad de religión, son frecuentes los ataques a los lugares de culto hindúes.

En 2020, Estados Unidos calificó a Pakistán como “país especialmente preocupante” por participar o tolerar violaciones “sistemáticas, continuas e indignantes” de la libertad religiosa.

El 2 de enero, el doctor Zakir Naik, pastor y predicador televisivo musulmán de India, publicó un vídeo en el que alaba la destrucción del templo de Karak. En julio, también expresó su oposición a la construcción del templo hindú en la capital de Pakistán.

Las iniciativas de reconstrucción del templo de Karak se llevarán a cabo con el pretexto de la Junta de Bienes en Fideicomiso de los Evacuados, un organismo gubernamental que administra las propiedades que hindúes y sijs abandonaron cuando emigraron a India en 1947 después de la división del país.

El Tribunal Supremo también ordenó a la junta de Bienes en Fideicomiso de los Evacuados y pidió que elaborara un informe sobre el número de templos (hindúes) y gurdwaras (sijs) en Pakistán y las medidas que habían tomado las autoridades para protegerlos.

Reacciones

Poco después del incidente, se hicieron virales los videos que mostraban los ataques, y la etiqueta #KarakAttack [Ataque en Karak] se convirtió en tendencia en redes sociales.

El pakistaní Aisha Mansoor tuiteó:

Han detenido a decenas de personas en Pakistán después de que una multitud, liderada por clérigos musulmanes de la zona partidarios de un partido político, destruyera un templo hindú.
————–
Debería darnos vergüenza. Tanto la tolerancia religiosa, como la aceptación y la protección son el motor constitucional de Pakistán. Ataque en Karak.

Shaza Fatima Khawaja, miembro de la Asamblea Nacional de Pakistán, tuiteó:

El ataque al templo Hindú de Karak es desgarrador. Ojalá aprendamos a vivir como una sociedad tolerante; hacia personas de religión diferente, de etnias diferente o de género diferente.

El educador Javeed Ahmed Khan comentó:

La Comisión de Derechos Humanos de Pakistán condena enérgicamente el descarado ataque de ayer a un templo hindú en Karak. El discurso incendiario y los ataques dirigidos por la turba son una realidad con la que las minorías religiosas en Pakistán se ven obligadas a vivir.
—————–
Si todos los humanos son iguales, ¿por qué algunos se vuelven tan adictos a la religión que dejan de enfrentarse a la realidad? Creo que, primero, debería cambiar la ideología de las personas. ¿Por qué la religión es tan importante para una comunidad mayoritaria de Pakistán? ¿Por qué son tan intolerantes ante las creencias de los demás?

El twittero Usman escribió:

Saqueada por JUIF. Repite conmigo, Zaidi
Saqueada por JUIF
Saqueada por JUIF
Saqueada por JUIF
Saqueada por JUIF
Saqueada por JUIF
Saqueada por JUIF
Saqueada por JUIF
Saqueada por JUIF
Saqueada por JUIF

En un artículo de opinión del periódico Express Tribune, Rustum Shah Mohmand comentó:

The pervasive feeling of insecurity amongst ethnic minorities does not augur well for peace and progress. There is a need for course correction and introspection. Providing protection and security to its citizens is a state’s fundamental responsibility. Failure to safeguard minorities is a system failure.

El sentimiento dominante de inseguridad entre las minorías étnicas no augura paz y progreso. Se debe cambiar el rumbo y hacer una introspección. Es responsabilidad del Estado proporcionar protección y seguridad a los ciudadanos. No proteger a las minorías es un fracaso del sistema.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.