Bloqueo de medios sociales, represión violenta a opositores antes de elecciones presidenciales en Uganda 

Carteles de campaña de las elecciones de Ugandan 2016. Imagen de Maxence, 7 de enero de 2016 (CC BY 2.0).

Apenas horas antes de las muy esperadas presidencial elecciones del 14 de enero en Uganda, la Comisión de Comunicaciones de Uganda (UCC) dirigió a los proveedores de servicios de telecomunicaciones que desconecten todas las redes sociales y aplicaciones de mensajería (nota editorial: el actual presidente, Yoweri Museveni, fue reelegido con el 58,64 % de los votos; la participación en las elecciones fue del 57 %).

ACTUALIZACIÓN: A las 19:00 horas EST del miércoles 13 de enero, se registró un bloqueo total de internet en Uganda, informa Netblocks.

Estas elecciones serían para poner fin a los 35 años de gobierno del presidente Yoweri Museveni, o extenderlo por cinco años más. El músico Robert Ssentamu, conocido por su nombre artístico Bobi Wine, es ahora un político a quien se considera el mayor contra Museveni, de 76 años, en estas elecciones.

Netblocks, organización de seguimiento de internet, confirmó la larga lista de sitios web socilaes preselecconados, como Twitter, Facebook, WhatsApp, Instagram, Snapchat, Skype, Viber, Google Play Store, afectados por el bloqueo digital.

El bloqueo digital ha que a los ugandeses recurran a redes virtuales privadas (VPN) como la única opción para seguir en línea.

Esta página no está disponible en este momento.
Puede deberse a un error técnico, estamos trabajando para repararlo. Trata de recargar la página
.
———
El Gobierno ha bloqueado Facebook antes de las elecciones de 2021. Solamente se puede acceder por redes virtuales privadas.

Sin embargo, el bloqueo del Gobierno de más de cien VPN en el país complica a los ciudadanos eludir el bloqueo de internet, dice Access Now, grupo internacional de defensoría.

El 12 de enero, Facebook cerró varias cuentas del Centro de Interacción de Ciudadanos del Ministerio de Información de Uganda por usar “cuentas falsas y duplicadas” para promover al gobernante Movimiento de Resistencia Nacional (NRM), informa la BBC. El presidente Museveni criticó la “arrogancia” de Facebook para “decidir qué es bueno o malo” en Uganda.

No es la primera vez que el gobierno de Museveni bloquea internet o reprime la libertad de expresión en línea.

Durante las elecciones generales de 2016, el Gobierno bloqueó plataformas de medios sociales por razones relacionadas con limitación de propaganda y seguridad. En 2017, el Gobierno impuso una tasa de dos dólares estadounidenses a medios sociales de “servicio de libre transmisión” (conocidos como OTT) para impedir que la gente use las redes sociales para difundir chismes. El bloqueo digital de 2016 hizo que muchos empezaran a usar redes virtuales privadas, o VPN, para acceder al servicio.

Violenta intimidación de campañas de oposición

Bobi Wine (derecha) conversa con un abogado. Imagen de Mbowasport, 8 de agosto de 2019, con licencia Wikimedia (CC BY-SA 4.0).

Bobi Wine, principal contendor presidencial de oposición de Uganda, llegó a la fama política luego de su elección al Parlamento en 2017. Wine desempeñó un papel fundamental en la resistencia al levantamiento del límite constitucional de edad presidencial que allanó el camino para alargar el mandato de Museveni.

Desde noviembre de 202o, las campañas políticas han estado llenas de violencia exacerbada por el Ejército y la Policía ugandesas, que usaron el COVID-19 como arma para reprimir a la oposición. Se impidió que políticos opositores accedieran a distritos y recintos de campaña por supuestamente violar los protocolos de COVID-19 del Ministerio de Salud que prohíbe toda reunión de más de 200 personas.

La oposición sostuvo continuamente que el tiempo asignado a las campañas no les permitiría atravesar las cuatro regiones administrativas del país. También sostuvo que cumplían con las restricciones, pero que no podían controlar las acciones de ciudadanos que están “ansiosos de un cambio” y salieron a manifestarse en grandes multitudes. El 18 de noviembre, arrestaron a Bobi Wine y Patrick Amuriat, del partido Foro para Cambio Democrático (FDC), lo que desencadenó disturbios y dejó 50 muertos. Ambos políticos, acusado de infringir las medidas contra el coronavirus durante la campaña, fueron liberados el 25 de noviembre de 2020.

Apenas horas antes de las elecciones, la mayoría de los miembros del equipo de campaña de Bobi Wine, incluida su compañera de canto Nubian Li, siguen en una cárcel militar tras su arresto el 4 de enero en la isla del lago Victoria de Kalangala, recinto de una campaña programada.

El 26 de diciembre de , 2020, la Comisión Electoral también prohibió las campañas en 13 distrito, incluida la capital, Kampala, y sus distritos de Wakiso y Mukono, por lo que a los políticos de oposición se les hizo difícil acceder a ciudadanos en esas zonas. Criticaron al presidente por seguir inaugurando proyectos de fomento como construcción de caminos y hospitales en los mismos distritos en los que los opositores no podían realizar sus actividades.

En una declaración en Facebook, Bobi Wine dijo:

They have been surprised and scared to the teeth by the massive support we have received everywhere, including Museveni's backyard in Kiruhura and Kazo…Now, they have suspended campaigns in districts where they think people will show up in tens of thousands! Of course they had to add some other districts in order to sanitize their panicky actions.

Se han visto sorprendidos y asustados por el masivo apoyo que hemos recibido en todos lados, incluido vecindario de Museveni en Kiruhura y Kazo… ¡Ahora, han suspendido campañas en distritos donde creen que aparecerán decenas de miles de personas! Por supuesto, tuvieron que agregar otros distritos para limpiar sus nerviosas acciones.

Sin acceso a electores de esos distritos, Bobi Wine recurrió a los medios digitales para llegar a los ciudadanos con una canción titulada “Tulonde”, que significa “Votemos” en luganda. En la canción, narra el camino de la campaña que se ha caracterizado por balas, gases lacrimógenos y arrestos, incluido su arresto inmediatamente después de su postulación.

Faltan dos días para las elecciones en Uganda. Desde Boston, al estadounidense-ugandés Herman Ainebyona, que organiza y lidera a los ugandeses en el extranjero que apoyan la campaña de Bobi Wine, lo asfixiaron y arrestaron violentamente policías vestidos de civil en el hotel SunCiti en Lira, Uganda

La Comisión Electoral tampoco pudo confirmar el programa de la última semana de Bobi Wine lo que le impidió tener acceso al electorado.

El 12 de enero, Bobi Wine tuteó que agentes de seguridad de Uganda incursionaron en su casa, arrestaron a su asistente personal y guardias de seguridad:

Tenemos una crisis de dictadura en África. El trato que mi amigo Bobi Wine ha recibido, como otros políticos de oposición en Uganda es terrible.

Al escuchar su discurso hoy quedé preocupado por el estado de los asuntos africanos.

La violencia no quedaba reservada para los políticos de oposición.

Periodistas que informan sobre las campañas también han sido maltratados por la Policía. Pero el jefe policial Martin Okoth Ochola no se mostraron arrepentidos, declaró que “cuando le decimos a un periodista que no vaya por ahí e insiste a donde hay peligro, debemos impedirlo por tu propia seguridad. No tengo por qué disculparme”, informa el diario ugandés The Monitor.

El 13 de enero, la embajada estadounidense en Uganda canceló las misiones de sus observadores electorales porque el ente electoral ugandés negó la acreditación a “más del 75 %” de sus observadores electorales. De manera similar, solamente periodistas con buenos términos laborales con el Gobierno fueron acreditados para informar sobre las elecciones.

Hubo un notorio fuerte despliegue de soldados en muchas partes del país el 12 de enero12, y Museveni dijo que la oposición quiere crear caos después de las elecciones.

El 12 de enero, los tres partidos de oposición —Plataforma de Unidad Nacional (NUP) de Bobi Wine, el Foro para Cambio Democrático de Patrick Amuriat, y Alianza para Transformación Nacional del general Mugisha Muntu— hicieron un compromiso conjunto para manifestarse en contra del fraude electoral.

La abrumadora evidencia señala competencia desigual entre “Millones de jóvenes exigen reforma y dicen que su futuro” y “un pequeño grupo de tiranos comprometidos a retener el poder a toda costa”, afirma Wine en un editorial en Foreign Affairs.

Pero las “represiones del Gobierno a la oposición, violenta en muchos casos, o con arrestos arbitrarios, pueden ayudar a inclinar la balanza a favor de Museveni”, dice el Instituto Estados Unidos por la Paz.

Por lo tanto, mucho estaba en manos de la comunidad internacional para hacer que Museveni realizara elecciones libres, justas y creíbles.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.