Cepa británica de COVID-19 llega a Trinidad y Tobago

Ilustración del virus COVID-19 de Robert Couse-Baker vía Flickr (CC BY 2.0).

Trinidad y Tobago ha gestionado bastante bien la pandemia hasta ahora, tiene un total de 7450 casos entre marzo 2020 y enero de 2021, 343 casos actuales y 133 muertes. Pero el país registró su primer caso de la variante B117 de COVID-19, a través de un viajero que regresó del Reino Unido.

El Centro para el Control de las Enfermedades de Estados Unidos (CDC) afirmó que esta preocupante variante procedente del Reino Unido, y que se ha estimado sea hasta un 70 % más transmisible, podría convertirse en la cepa dominante de COVID-19 para marzo de 2021.

Recientemente, el Gobierno de Trinidad y Tobago actualizó sus políticas de exoneración y protocolos de cuarentena para los viajeros procedente del Reino Unido para ayudar a reducir las posibilidades de infiltración de esa variante del virus. Desde el 22 de diciembre, además de una prueba de PCR negativa, cualquiera que viaje desde el Reino Unida deberá estar en cuarentena durante 14 días, una semana más que los requisitos anteriores.

Esta es una medida que tiene sentido para muchos usuarios de las redes sociales, sobre todo por qué el paciente cero de la Variante B177 dio negativo en la prueba de PCR (reacción en cadena de la polimerasa) 72 horas antes de su viaje:

Así que un connacional de vuelta del Reino Unido ha traído la variante B177 de COVID-19 a Trinidad y Tobago.
Según se necesita, su prueba de PCR era negativa 72 horas antes de viajar. No asumas nada. 🇹🇹.
Ponte la mascarilla. Desinfecta. Lávate las manos. Distancia física.
😷

A su llegada a Trinidad y Tobago, el paciente fue llevado a un centro de cuarentena estatal y, una vez que la prueba de COVID-19 dio resultado positivo, fue trasladado a un hospital estatal en el centro de Trinidad y aislado. La variante fue detectada a través de las pruebas de secuenciación del genoma  que están siendo conducidas por la Universidad de Indias Occidentales.

A los viajeros de otros países se les sigue exigiendo una semana de cuarentena estatal más otra semana de cuarentena domiciliaria, junto a una prueba de PCR negativa 72 horas antes del viaje.

Desde el 15 de enero, Trinidad y Tobago ha estado registrando un promedio de 20 nuevos casos de COVID-19 al día.

Aunque la mayoría de las personas aceptaron la certeza de que la nueva cepa acabaría llegando a Trinidad y Tobago, la respuesta en línea a la noticia fue mixta; algunos internautas aplaudieron la eficiencia de las autoridades mientras que otros estaban preocupados por lo que podría significar para otras cuestiones, como la propuesta de reapertura de escuelas.

La presión para reabrir las fronteras nacionales fue otro tema que abordaron muchos usuarios de Twitter. Las fronteras de Trinidad y Tobago están cerradas desde mediados de marzo de 2020. Aunque han comenzado las exenciones y las iniciativas de repatriación, muchos nacionales, que se describen como “desamparados” en el extranjero, dicen que el proceso no está ocurriendo lo suficientemente rápido. Otros cuestionaron su transparencia y algunos hasta emprendieron acciones legales contra el Gobierno.

Por otro lado, la noticia de que la variante B117 había llegado al país ha dado más fuerza a quienes no están de acuerdo con la relajación de las restricciones fronterizas:

El Ministerio de Salud  informa a la población que Trinidad y Tobago tiene su primer caso confirmado de la variante inglesa de COVID-19 / Variante B117.
———–
Sí, sí… pero al final abrimos las fronteras
😐🤦🏽‍♂️
Aunque me solidarizo con quienes se quedaron fuera, parece poco práctico hacerlo [abrir las fronteras].
😪
Nunca entenderé cómo esas personas siguen intentando politizar una pandemia.

El Ministerio de Salud  informa a la población que Trinidad y Tobago tiene su primer caso confirmado de la variante inglesa de COVID-19 / variante B117.
———

Pero algunos quieren fronteras abiertas. Imagínense si no tuviéramos los procedimientos de cuarentena actuales, considerando que ya estamos viendo un repunte en los números…

Por su parte, el médico jefe de Trinidad y Tobago, doctor Roshan Parasram, ha descartado los rumores de que las fronteras permanecerán cerradas hasta 2022 a causa de la nueva cepa.

El Ministerio de Salud del país ha continuado con sus esfuerzos de educación pública, ha subrayado la importancia de llevar la mascarilla, del lavado de manos y del distanciamiento social para ayudar a protegerse contra el virus. Además, organizó una conferencia virtual el 22 de enero para ofrecer información adicional al público.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.