¿Qué le espera a Hong Kong en 2021?

Imagen xde The Stand News. Utilizada con permiso.

La reciente detención masiva de activistas y políticos demócratas en Hong Kong por haber participado en las elecciones primarias ha hecho temblar a una ciudad en la que las malas noticias no dejan de ocurrir.

Estos son seis acontecimientos que se prevé que se produzcan este año.

1. Más detenciones

Las autoridades han comenzado a perseguir a personas ajenas al núcleo del movimiento democrático, como quienes han prestado apoyo a grupos o redes antigubernamentales.

El 14 de enero, 11 personas fueron detenidas por presuntamente haber ayudado a otras 12 a huir en lancha a Taiwán en agosto 2020. El intento de fuga fue interceptado por la guardia costera china, que detuvo y culpó a las 12 personas de cruzar ilegalmente la frontera. El juicio, celebrado en China continental en diciembre, condenó a diez de esas personas a penas de prisión, de entre tres a siete años, mientras que dos menores que formaban parte del grupo fueron devueltos a Hong Kong.

El politólogo Simon Shen sostiene que, puesto que ahora es obvio que Pekín considera subversiva cualquier defensa de la democracia o la independencia, el siguiente paso natural es criminalizarla:

任何實體或虛擬存在的組織;任何能提出論述的人;任何能提供專業支援的 professional(律師、會計師、社工、乃至公司指定的醫生),任何能分享訊息的平台(媒體、網媒、討論區)。簡單而言,對象已經是香港的主流社會,才能完成「二次回歸」的破立。
覆巢之下,豈有完卵,這時候,還擔心自己會否被拘捕,還有意思嗎?

Se convertirían en objeto de represalias cualquier organización, física o virtual, cualquier persona que defienda la democracia, cualquier grupo profesional (legisladores, contadores, trabajadores sociales y hasta trabajadores sanitarios) que preste apoyo al movimiento, cualquier plataforma de intercambio de información (agencias de noticias, redes sociales, foros en línea etc…). Tienen que poner de cabeza a la sociedad hongkonesa mayoritaria para completar el segundo proyecto de reunificación.

Si se vuelca un nido, se rompen todos los huevos. Los arrestos son cuestión de tiempo.

2. Bloqueo de páginas web

El 14 de enero, el proveedor local de internet Hong Kong Broadband Network confirmó a The Stand News que había recibido una petición de la Policía de Hong Kong de bloquear la página web extranjera hkchronicles.com.

El proveedor de internet obedeció y bloqueó el acceso a la página, que recoge listas de empresas a favor de la democracia y artículos e imágenes de violencia policial durante las protestas demócratas de 2019. Además, la página publica toda la información personal de los policías implicados en actos violentos.

Durante las protestas contra la extradición de 2019, el secretario de Justicia de Hong Kong presentó una medida cautelar ante la Corte Suprema por la que se prohibía a cualquier persona publicar o difundir “información que promueva la violencia”, incluido el foro en línea LIHKG y la aplicación de mensajería Telegram. Finalmente, la Policía no logró el bloqueo de las páginas.

Ahora, la ley de seguridad nacional ha proporcionado la infraestructura legal para que las autoridades bloqueen las páginas alojadas en el extranjero, y se prevé que el Gobierno utilice ampliamente ese poder.

3. La independencia judicial está en peligro

El sistema judicial del derecho común de Hong Kong se ha vuelto la última institución que salvaguarda a los ciudadanos de detenciones arbitrarias conducidas en virtud de la ley de seguridad nacional. Sin embargo, la independencia judicial está en el punto de mira, ya que el legislador Tam Yiu-chung, a favor del sistema y que forma parte del comité permanente de la Asamblea Nacional Popular, está presionando para que se lleve a cabo una reforma legal que redefina el significado de esa independencia.

En un reciente artículo de opinión publicado en el periódico Bauhinia Magazine, afiliado a la Oficina de Enlace de Pekín en Hong Kong, Tam dijo:

司法獨立是指“獨立的審判權”,並非“司法機關的獨立”,但某些人總是將《基本法》規定的“獨立的司法權”、“審判權”或“獨立進行審判”,曲解為完全不受任何約束、規管、監督的司法獨立王國…

El significado de independencia judicial debería ser “poder judicial independiente” más que la independencia de la judicatura. Sin embargo, alguien ha tergiversado el significado de “independencia judicial”, “poder judicial” o “independencia de juicio” para que signifique independencia judicial sin restricciones, sin regulación y sin supervisión.

La situación de supervisión del poder judicial prevista por Tam se ha hecho realidad, en parte, gracias a la Ley de Seguridad Nacional, que otorga al jefe ejecutivo la prerrogativa de nombrar a los jueces que se encargarán de los casos relacionados.

4. Análisis política y redefinición de los derechos de los ciudadanos

El 12 de enero, Reuters publicó un artículo que mencionaba una fuente anónima de Pekín que afirmaba que el sistema electoral de Hong Kong podría ser reformado en breve para reducir la participación de los partidos prodemocráticos en las futuras elecciones.

Lau Siu-kai, vicepresidente de la Asociación China de Estudios de Hong Kong y Macao, el principal grupo de estudio de Hong Kong, anticipa que para asegurarse de que solo se presenten a las elecciones “patriotas que aman a Hong Kong”, se creará una autoridad que investigue en secreto a los candidatos. Además, afirma que a largo plazo, Pekín podría prohibir el voto a los habitantes de Hong Kong que no tengan la nacionalidad china.

En virtud de la ley de seguridad nacional, la Policía no está obligada a obtener permiso judicial para interceptar las comunicaciones de los ciudadanos, tal como determina la ordenanza de interceptación de comunicaciones y vigilancia. A los partidarios de la democracia de Hong Kong les preocupa que la Policía intervenga sus comunicaciones con fines de control político.

5. Represalias contra el financiación colectiva

Los políticos a favor de Pekín instan a la Policía a investigar las actividades de financiación colectiva destinadas a apoyar a los manifestantes y al movimiento democrático en general.

Según el artículo publicado por Inmediahk, medio ciudadano local, Elizabeth Quat, legisladora favorable al sistema, ha pedido al secretario de Seguridad del Gobierno, John Lee, que investigue proactivamente estas páginas web. Su compañero de partido, Holden Chow Ho-ding, también ha señalado al Fondo Humanitario 612 por proporcionar apoyo financiero a los detenidos, heridos o amenazados con violencia durante las protestas contra la extradición

La Policía está facultada para congelar activos durante las investigaciones en virtud de la ley de seguridad nacional. Por tanto, aunque finalmente la Policía no presente cargos contra los fondos o las ONG sospechosas, estas podrían tener que cesar sus operaciones mientras se les investiga.

6. Ley contra la desinformación

Durante mucho tiempo, los políticos a favor de Pekín han estado abogando por una ley contra la ley de desinformación. Actualmente, el Gobierno está examinando “los vacíos” en las leyes de la ciudad que impedirían la difusión de mentiras.

Recientemente, el secretario de Asuntos Internos, Caspar Tsui, ha subrayado recientemente que la protección de la seguridad nacional y el orden público se tendrán en cuenta en cualquier nueva legislación:

The exercise by anyone of the right to freedom of expression carries with it special duties and responsibilities, and may therefore be subject to certain restrictions as provided by law as necessary for respect of the rights or reputations of others, or the protection of national security or of public order, or of public health or morals.

El ejercicio del derecho a la libertad de expresión conlleva deberes y responsabilidades especiales, por lo que puede estar sujeto a ciertas restricciones previstas por la ley que sean necesarias para el respeto de los derechos o la reputación de los demás, o la protección de la seguridad nacional o del orden público, o de la salud o la moral públicas.

El presidente de la Asociación de Periodistas de Hong Kong, Chris Yeung, ha criticado la propuesta:

You can look at many places, such as Singapore. Unless Hong Kong wants to be like Singapore, it’s obvious that some so-called anti-misinformation laws are basically used to clamp down on freedom of speech and press freedom, turning it into political oppression.

Se puede ver muchos lugares, como Singapur. A menos que Hong Kong no quiera ser como Singapur, es obvio que algunas de las llamadas leyes contra la desinformación se utilizan básicamente para reprimir la libertad de expresión y la libertad de prensa, y la convierte en opresión política.

Singapur ha otorgado al Gobierno el poder de determinar lo que constituye desinformación en su ley contra noticias falsas. Los infractores podrían ser detenidos hasta por 10 años.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.