Empresa de cosméticos japonesa enfrenta reacciones en línea y boicot tras declaraciones racistas de su director general

Boycott DHC

Pie de ilustración: “No compraré productos DHC. DHC: Salón de la fama de discursos de odio”. Imagen ampliamente difundida en Twitter.

El llamado al boicot a DHC, importante marca japonesa de cosméticos, entra en su tercer mes desde que su director general publicó una entrada de blog cargada de insultos contra los coreanos en la página web oficial de la compañía en noviembre de 2020. La empresa aún no se ha disculpado por esta publicación.

Además, los críticos están señalando las conexiones entre DHC con la extrema derecha japonesa y sus esfuerzos por difundir teorías de conspiración en línea.

DHC ofrece varios productos para el cuidado de la piel de alta gama populares en Japón y en todo el mundo. También ofrece “complementos dietéticos” que supuestamente ayudan a mantener o perder peso.

En noviembre de 2020, Yoshida Yoshiaki, director general de la empresa, calificó a los modelos de la publicidad de Suntory, su compañía rival, como “chontory”. Esta palabra combina “chon” (チョン), insulto en japonés para los coreanos, y el nombre de la compañía.

En la misma entrada de blog, Yoshida dice que DHC es una empresa japonesa “pura”, que solo utiliza ingredientes “puros” y en sus anuncios solo aparecen japoneses “puros”. El director general respondía al hecho de que a Suntory la habían designado el mayor vendedor de suplementos en Japón.

En Reddit, el usuario u/isolilili tradujo toda la publicación al inglés, incluido el adjetivo racista:

サントリーのCMに起用されているタレントはどういうわけかほぼ全員がコリアン系の日本人です。そのためネットではチョントリーと揶揄されているようです。DHCは起用タレントをはじめ、すべてが純粋な日本企業です。

Suntory contrata casi solo a japonés-coreanos para sus anuncios. Por eso en internet se les llama “chontory”. Desde las celebridades contratadas hasta nuestras propias raíces, somos una compañía puramente japonesa.

En diciembre de 2020, tras la noticia de la publicación de la entrada, la etiqueta “no compraré productos DHC” (#差別をするDHCの商品は買いません) fue tendencia en Twitter, junto con la etiqueta #BoycottDHC (boicot a DHC).

En enero, se organizaron varias manifestaciones en Tokio para dar a conocer el boicot de estos productos.

No compraré productos DHC

Manifestación el 24 de enero 2021 en el Shinjuku, Tokio, Japón. Boicot a DHC.

Sin embargo, la reacción no se limitó a las observaciones del director general.

Los críticos notaron que muchas personalidades destacadas de los medios de extrema derecha aparecieron en los programas noticieros de DHC en sus canales de YouTube, Daily Motion y otras plataformas de videos. Estos programas, como “Chicas de las Noticias” (ニュース女子) y “Noticias Toranomon (虎ノ門ニュース), suelen presentar un punto de vista ultraderechista y ultraconservador que es anticoreano y antichino.

Los observadores señalaron que, sobre todo el noticiero Toranomon, ha jugado un rol clave en difundir teorías de QAnon y a favor de Trump en Japón, incluida la teoría de que Joe Biden robó a Donald Trump las elecciones de Estados Unidos.

Dicha teoría fue repetida por Hyakuta Naoki, comentarista y presentador frecuente de los programas DHC, a sus 467 000 seguidores de Twitter. Además, en enero afirmó que dejaría de escribir si Trump dejaba de ser presidente.

El capítulo de Okayama del Colectivo de Acción Antirracista de Japón (C.R.A.C.) destacó las conexiones de DHC con las teorías de conspiración como JAnon en su llamamiento al boicot de los productos de la compañía:

DHC sigue difundiendo engaños sobre las elecciones presidenciales de Estados Unidos en sus programas radiodifundidos. Hablando como seres humanos, es imperdonable seguir permitiendo que DHC permita que continúe este riesgo para la sociedad. No hagamos de Japón un lugar de encuentro de teorías de conspiración.
No compraré productos DHC.
La DHC difunde engaños sobre las elecciones presidenciales de Estados Unidos.
Boicot a DHC.
DHC.

La indulgencia de Japón con su extrema derecha

Durante mucho tiempo, las cadenas de televisión convencionales de Japón han ignorado o tolerado a la extrema derecha. Los actos de entretenimiento más populares muestran uniformes inspiradas en el nazismo, mientras que a negadores del Holocausto, como el conocido cirujano estético multimillonario Takasu Katsuya, los invitan con frecuencia en horario de máxima audiencia.

El dinero puede explicar la presencia e influencia de los puntos de vista racistas y de extrema derecha en los medios tradicionales en Japón. Katsuya, por ejemplo, aporta importantes ingresos publicitarios a las emisoras de Japón.

También DHC se ha infiltrado en los medios de esta manera, con pagos regulares por artículos patrocinados y otros anuncios en Japón y en todo el mundo. Ante la disminución de los ingresos publicitarios, los medios de comunicación japoneses pueden verse obligados a ignorar o tolerar los contenidos de odio.

DHC Toranomon News

El programa televisivo Toranomon News (虎ノ門ニュース) de DHC incluye a muchas personalidades mediáticas de extrema derecha, como Kent Gilbert (arriba a la izquierda), Hyakuta Naoki (centro de la foto), Arimoto Kaori (fila inferior, segundo por la izquierda) y Suda Shin'ichiro (arriba a la derecha). Captura de pantalla del canal noticiero Daily Motion de la DHC, cerca de 2016. Imagen ampliamente difundida en línea.

Al mismo tiempo, la incitación al odio contra personas de etnia coreana es un problema arraigado en Japón. Una encuesta de 2017 del Gobierno japonés reveló que el 40 % de los residentes no japoneses en Japón se han encontrado con discursos discriminatorios en línea, mientras que el 20 % de los encuestados se abstiene de utilizar internet para evitar contenidos de odio.

Algunos debates se han centrado en si se podría procesar a DHC por incitación al odio a causa de su entrada de blog.

Hablando con el periódico Tokyo Shimbun, Morooka Yasuko, destacado experto sobre el discurso de odio en Japón, afirmó:

ヘイトスピーチそのものだ。蔑称を用いてコリアンルーツの人を侮辱し、社会から排除することを扇動している。大企業の代表が公式サイト上で文章を公表しており、その扇動の社会的悪影響は大きい。

La incitación al odio es lo que su nombre sugiere. [En el caso de la entrada de blog de DHC] es el uso de términos despectivos que insultan la herencia coreana a fomentar la exclusión de este grupo de la sociedad. Si el representante [como el director general de DHC, Yoshida Yoshiaki,] de una gran empresa publica declaraciones como esta en una página web oficial, el impacto social negativo de su lenguaje es de gran importancia.

En junio 2016, el Gobierno central japonés aprobó una ley destinada a eliminar la incitación al odio en línea. Sin embargo, delega en las municipalidades la adopción de medidas para combatirla, la ley resultó en un mosaico de reglamentos locales.

En 2019, Kawasaki se convirtió en la primera ciudad en promulgar una ordenanza que sanciona la incitación al odio con multas de hasta 500 000 yen (5000 dólares estadounidenses). Sin embargo, la sede de la empresa está en Tokio.

Por ahora, los grupos activistas buscan continuar el boicot a DHC, no solo por parte de los consumidores de Japón.  En Twitter, el usuario @yoox5135, del colectivo antirracista C.R.A.C, trató de llamar la atención de la cuenta oficial japonesa de Twitter de Peanuts Worldwide LLC, que colabora con DHC en la venta de barras de labio.

El ya popular “bálsamo hidratante para los labios de DHC” se lanzará este año con la popular marca Snoopy. Se trata de un estuche cosmético de tres piezas para adultos, divertido, moderno y elegante. ¡Protege tus labios deshidratados o irritados por la mascarilla!
—————
Snoopy y Museo Schulz, ¿saben que el director general de DHC , empresa cosmética de Japón que vende productos en colaboración con Snoopy Japón, usa frecuentemente términos despectivos contra los coreanos y no se ha disculpado. Por favor, promuevan el racismo con esto. Boicot  DHC.

EAl 26 de enero, la entrada de Yoshida seguía disponible en el blog. Se publicó también una captura de pantalla en Imgur y el texto original en japonés está guardado en un blog anónimo.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.