Planes de Google de nube en Arabia Saudita alarman a grupos de derechos digitales

Captura de pantalla de un video que muestra el interior de un centro de datos de Google.

El gigante tecnológico Google planea establecer una nueva región de Google Cloud en Arabia Saudita.

Access Now, organización no gubernamental de derechos digitales, ha hecho sonar la alarma y ha pedido la inmediata paralización de estos planes, y se ha referido a los “espantosos antecedentes en cuanto a los derechos humanos” del país.

El 26 de enero, la organización emitió una declaración con Samuelson-Glushko Canadian Internet Policy and Public Interest Clinic (CIPPIC), grupo de derecho sobre tecnología de interés público de la facultad de Derecho de la Universidad de Ottawa.

La declaración advierte de las “peligrosas” implicancias de los planes de Google para almacenar datos de Snapchat en servidores radicados en Arabia Saudita, que según la organización “ponen millones de datos personales de usuarios de Snapchat bajo la jurisdicción de un Gobierno con amplios antecedentes de vigilancia”.

“Históricamente, Arabia Saudita y la protección de los derechos humanos no se mezclan”, dijo Marwa Fatafta, directora de políticas de Medio Oriente y Norte de África de Access Now:

A new Google Cloud region in the kingdom is dangerous, and it is imperative that Google outlines, in no uncertain terms, how they plan to protect data and people’s rights from the prying eyes of the Saudi regime.

Una nueva región de Google Cloud en el reino saudita es peligrosa, y resulta imperativo que Google describa, en términos bien claros, cómo piensan proteger los datos y los derechos de la gente de los entrometidos ojos del régimen saudita.

El lúgubre historial de derechos humanos del Gobierno de Arabia Saudita incluye silenciar activistas, periodistas, defensores de derechos humanos y de las mujeres, violar los derechos básicos de la gente con asesinatos extrajudiciales, detenciones, torturas y el uso de spyware para rastrear y censurar.

Según la declaración, esta inquietante historia “plantea serias preocupaciones sobre la posibilidad de facilitar y blanquear futuros abusos de derechos humanos”.

Hay que señalar que la empresa matriz de Snapchat, Snap Inc, se menciona como uno de los arrendatarios de prestigio de los nuevos servicios de nube en Arabia Saudita. Considerando la prevalencia de la aplicación en la región, con más de 17 millones de usuarios, es muy preocupante la posibilidad de que el Gobierno insista en controlar datos o metadatos y la creciente oportunidad para controlar el discurso en línea.

“Esto coloca directamente a millones de personas en una situación de riesgo que puede tener consecuencias mortales”, dice said Vivek Krishnamurthy, director del CIPPIC.

Por medio de cartas abiertas dirigidas el martes 26 de enero a Sundar Pichai, jefe ejecutivo de Google, y a Evan Spiegel, jefe ejecutivo de Snap Inc., Access Now y CIPPIC pidieron a ambas compañías que respondieran a varias preguntas, entre ellas, si se han realizado las debidas averiguaciones, incluyendo el impacto potencial en los derechos humanos, antes de establecer la nube regional y el servicio de hospedaje de datos de Snapchat en Arabia Saudita, qué aplicaciones o qué otros clientes utilizan este centro para almacenar sus datos, además de qué datos de usuarios se guardan o procesan allí y de qué países, y qué medidas de seguridad se han implementado para proteger estos datos.

Las cartas también indagan sobre los estándares legales que Google Cloud y Snapchat consideran necesarios para operaciones seguras y sostenibles, y cómo satisface el Reino esos indicadores, además de cualquier acuerdo existente sobre acceso gubernamental a los datos entre el Gobierno saudita y las compañías.

Según la declaración, se ha pedido a las empresas que respondan públicamente antes del martes 2 de febrero.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.