Soca pandémico: Cómo COVID-19 forma el sonido del cancelado carnaval de Trinidad y Tobago

Capura de pantalla del video de ‘Backyard Jam’ de Farmer Nappy, vía JulianspromosTV | Soca Music en YouTube.

La banda sonora del carnaval de Trinidad y Tobago, sobre todo en lo referente a música calipso, ha sido tropical tradicionalmente, y trata sobre asuntos nacionales y globales que han captado el interés de la gente. Por tanto, los registros de canciones de carnaval, se duplican como hitos históricos, con el poder dar orientar en tiempo y espacio, desde políticaguerras mundiales.

La música soca, mezcla derivada del “alma del calipso”, es a las fiestas al aire libre lo que el calipso es al comentario social, pero con la llegada de la pandemia COVID-19, esta género enormemente popular, con todos sus subgrupos (incluido el soca chutney), a veces sigue la estela del calipso, y le pone su característica onda fiestera.

A pesar de que se han cancelado las festividades físicas del carnaval 2021 de Trinidad y Tobago, los artistas han publicado nuevo material, mucho con relación al COVID-19. Este es un vistazo a algunas de las mejores ofertas.

‘Claustrofobia’ — Skorch Bun It, Kes y Sekon Sta

Bien, en realidad esta canción no menciona la pandemia. Como mucha música soca, elogia las virtudes de la capacidad de la mujer con el wining —el sugestivo baile que es una característica del festival— y la describe como “mecerse como un bote en el mar”. Dicho esto, el título de la canción es algo con lo que se puede identificar todo aquel que haya estado en confinamiento por COVID-19; la melodía (y el divertido video, grabado en un crucero) le da una interpretación favorable.

‘Prueba de cuernos’ — Kells y Sekon Sta

“Que alguien ponga cuernos en la cuarentena; si hay algo que está garantizado son los cuernos”: “Los cuernos” (es decir, la infidelidad) es un tema imperecedero en la música soca, así que, para hacerlo actual, ¿por qué no examinar la infidelidad que se produce a pesar de las medidas de distanciamiento social recomendadas?

La canción aconseja a las personas con el corazón roto que manejen su “cuerno” con madurez y no hagan nada precipitado, tal vez un reconocimiento consciente de que Trinidad y Tobago ha experimentado un aumento de la violencia de género, y también un guiño a las raíces calipso del soca, pues utiliza la música para abordar cuestiones sociales apremiantes.

‘Fiesta privada’ — Machel Montano

Machel Montano, posiblemente el artista de soca más exitoso del mundo, sabe cómo reinventarse. Con este tema, invita a todos los amantes del carnaval a aceptar el cambio que ha supuesto la pandemia, y a disfrutar de la fiesta de una manera diferente: “Estoy de fiesta en casa, dame el código de acceso […] el salón es mi patio de recreo, mira cómo llega al estadio”. En otras palabras, florece donde estés plantado (o, en lenguaje pandémico, festeja donde estés en cuarentena).

‘Jam en el jardín trasero’ — Farmer Nappy

En muchos sentidos, la pandemia ha devuelto la fiesta nacional a sus orígenes, resumidos en esta pegadiza melodía que recoge toda la nostalgia de lo sencilla y auténtica que era la celebración: “No necesitamos ningún gran promotor, los vecinos vamos a ser los patrocinadores”. Es una oda a la flexibilidad y la resistencia de la cultura local y a quienes entienden que el carnaval es mucho más que una fuente de ingresos.

‘Toda casa es camino’ — Bunji Garlin

Esta melodía aborda la resiliencia y la reimaginación de un solo golpe: “¿Estás confinado en tu mente? ¿Qué pasa con tu imaginación? […] Aunque esté solo, ¡el carnaval nunca se detiene!”. Es un testimonio de que la fiesta nacional vive dentro de cada trinibaguense, una llama que la pandemia no puede apagar.

‘Un deseo’ — Iwer George & Travis World

La tabanca, o añoranza de lo que te han quitado, es algo con que muchos aficionados al carnaval enfrentan este año. Parte de lo que hace que la fiesta anual sea tan vital es que es un canal de liberación de las presiones de la vida cotidiana. Este video, que muestra a un Iwer George seropositivo que lucha con el personal médico mientras lo trasladan al hospital, se inscribe en esa cultura del disfrute a cualquier precio: “¡Hacemos lo que tenemos que hacer, pero escucha lo que quiero hacer! Si tuviera un deseo, destrozaría el lugar, una fiesta más y destrozaría el lugar”. Es un brillante comentario cómico sobre la disciplina que requiere la pandemia, durante una temporada que por su propia naturaleza, es juerga.

‘Días mejores’ — Patrice Roberts

Mientras el mundo sigue luchando contra la pandemia, es difícil imaginar la vida después del COVID-19, pero esta canción ofrece esperanza para el futuro: “Vienen días mejores, vienen… cambia tu forma de ser; no dejes que este momento pase y sigas igual”. En la misma línea, “God Is Ah Trini” de Swappi usa un dicho local común para hacer llegar su mensaje de que las cosas mejorarán, y que Trinidad y Tobago -y su Carnaval- estarán bien.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.