Corte saudita reduce sentencia de destacado médico arrestado desde 2017

Imagen del conocido médico y presentador de televisión Walid Fitaihi, de su cuenta de Facebook.

Tras tres años de encarcelamiento, prohibiciones de viaje y tortura, el caso del destacado }médico y presentador de televisión estadounidense-saudita Walid Fitaihi, ha tenido un final que se podría calificar de feliz. Esto se percibe como el resultado de los cambios en Washington que han resultado en que Riyad pierda a un fuerte aliado en la Casa Blanca.

En enero, una corte de apelaciones saudita redujo a casi la mitad una sentencia inicial de seis años que le dictaron en diciembre de 2020 a este médico graduado en Harvard, por diversas acusaciones, que incluían “quebrantar la fidelidad con el gobernante por solidarizarse con una organización terrorista, ofender a otros países y sus líderes y obtener una nacionalidad extranjera [estadounidense] sin autorización previa de las autoridades sauditas”.

La corte también suspendió lo que quedaba de su sentencia, según informó Reuters, lo que significa que no deberá cumplir más tiempo de la sentencia. Una prohibición de viajar ordenada contra el doctor Fitaihi en diciembre quedó reducida a 38 meses.

Este famoso orador motivacional fue arrestados tras comentarios que hizo en Twitter contra otros Estados árabes y sus líderes.

Fitaihi fue detenido en noviembre de 2017 en una serie de arrestos anticorrupción ordenado por el príncipe saudita Mohamed bin Salman, que incluía miembros de la familia gobernante y empresarios. Su arresto recibió condena global. El médico estuvo detenido 21 meses sin juicio ni acusación, y fue torturado. A siete miembros de su familia se les impidió viajar en ese tiempo.

El avance en su caso llegó junto con otros dos ciudadanos estadounidenses cuyos casos tuvieron resoluciones rápidas y repentina.

Numerosos defensores de derechos sauditas dicen que el reino liberó hoy al menos a tres activistas detenidos, incluidos dos con doble nacionalidad estadounidense. No hubo confirmación oficial inmediata.

Biden pone fin a apoyo estadounidense a ofensiva saudita en Yemen.
El presidente Joe Biden anunció el jueves 4 de febrero que Estados Unidos daba por terminado el apoyo a la ofensiva militar saudita en Yemen que ha profundizado el sufrimiento en el país más pobre de la península Arábiga, y calificó la medida como parte de restablecer un énfasis estadounidense en diplomacia, democracia y derechos humanos.

————
El jueves [4 de febrero], el Departamento de Estado dijo que el reino había dejado en libertad condicional a dos ciudadanos sauditas-estadunidenses detenidos en una represión contra la sociedad civil, y redujo la sentencia para un tercer [detenido], el doctor Walid Fitaihi, condenado por “desobediencia” al Gobierno.

Días después de la reducción de sentencia, el centro médico del doctor Walid Fitaihi recibió un prestigioso premio, lo que generó burlas y reacciones confundidas en medios sociales.

El saudita Ma’n Asharif, que tiene más de 6400 seguidores, escribió:

Me complació recibir el premio Rey Abdulaziz a la Calidad, que encarna significados que contribuyen a la construcción de civilizaciones, reaviva el espíritu de competencia en el rubro de donación y ayuda a las instituciones líderes a identificar sus fortalezas y desafíos mediante comités de evaluación profesional, y en este aprecio y motivación por los modelos justos y magistrales.
————–
– Agosto 2019: fue liberado temporalmente, y el juicio continua
– Diciembre 9, 2020: sentenciado a seis años de prisión
– Enero 18, 2021: cancelan decisión y recibe premio
Que vivas mucho y veas maravillas.

El saudita Omar Ben Abd Al Aziz reaccionó con humor:

Temo dormir y luego despertarme. Entonces está el doctor Fitaihi, que pasó a ser ministro de Salud… Oh, Gobierno, tómalo con calma, ¡por favor!

En meses recientes, sobre todo antes y después de la elección de Joe Biden como presidente de Estados Unidos, hubo novedades positivas en varios casos de detenidos sauditas que tuvieron solidaridad global, pero que el gobierno de Trump pasó por alto.

Para marzo está prevista la liberación de Loujain Al Hathloul, activista de derechos de la mujer. En diciembre, un tribunal la sentenció a casi seis años de prisión, y redujo su plazo máximo de prisión inicial de 20 años, que el fiscal había pedido. Hathloul ya ha cumplido la mayor parte de su condena en detención previa al juicio.

Más recientemente, la condena de tres miembros de la comunidad shiíta detenidos cuando eran menores y sentenciados a muerte fue conmutada el 7 de febrero.

Muchos otros detenidos, en prisión por expresar opiniones diferentes a la dirigencia saudita, siguen tras las rejas, como el distinguido clérigo Salman al-Odah, Abd Al Aziz At Tarifi, Awad al Qarni, Omar Al Muqbil, entre otros.

Las novedades positivas se han vinculado con el nuevo gobierno de Estados Unidos, que se ha comprometido a replantear sus vínculos con regímenes autocráticos en la región. Ya ha recortado apoyo y venta de armas al reino petrolero en su cruenta guerra en Yemen que ha resultado en una crisis humanitaria.

Varios observadores han opinado que los acelerados finales legales de estos casos de interés de Washington son para evitar que se usen como “herramientas de cambio” ahora que los lazos entre los dos aliados históricos se ven mermados.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.