Ciudadanos protestan contra impunidad por depredadores sexuales en línea en Macedonia del Norte

Cartel de “Habitación Pública es un delito”, en la protesta del 3 de febrero contra los depredadores sexuales. Foto de Vančo Džambaski (CC BY-NC-SA).

Cientos de personas tomaron las calles de Skopie el 3 de febrero para protestar contra la incapacidad de las autoridades a tomar acciones contra depredadores sexuales que manejan redes en línea que permiten el intercambio de porno de venganza y abuso de datos privados de mujeres para acoso en línea. También se sospecha que algunos difunden pornografía infantil y otro comportamiento delincuencial en Macedonia del Norte.

El 27 de enero de 2021, Ana Koleva, muchacha del pequeño pueblo de Kavadarci, al sur del país, publicó un video en Instagram sobre su experiencia. En el video, explica cómo robaron su foto de su cuenta de Instagram y la difundieron en un grupo de Telegram para depredadores sexuales, además de su número de teléfono y otra información personal.

El descontento público explotó en el aniversario del estallido de un escándalo que involucraba a un grupo de Telegram para depredadores sexuales llamado Javna Soba (Habitación Pública), alusión al término “casa pública”, sinónimo de burdel. La idea de que esto grupos sigan funcionando libremente todo un año después de que se conoció su existencia avivó la indignación pública que llegaron a su culminación con la protesta del 3 de febrero, organizado por 16 organizaciones de derechos de la mujer, grupos de derechos humanos y numerosos activistas.

Los manifestantes criticaron la impunidad del comportamiento criminal, que incluye violencia contra la mujer en línea y fuera de línea. Marcharon por las calles del centro de Skopie bajo el cartel “Habitación Pública es un delito” desde el Ministerio del Interior a la Fiscalía, las dos instituciones a cargo de gestionar casos de ciberdelitos. Según el procedimiento legal, cuando se denuncia un delito así, el Ministerio del Interior envía la solicitud al fiscal, que ordena a la Policía que inicie una investigación sobre el caso.

En las pancartas de protesta se leía “Contra la cultura de la violencia”, “La inacción es complicidad”, “El Estado que no hace cumplir la ley es el Estado que viola”, “Mientras los policías duermen, los violadores están bien despiertos”. Foto de Vančo Džambaski (CC BY-NC-SA).

Los manifestantes emitieron las siguientes demandas:

Бараме од Јавното обвинителство неодложно и темелно да го расчисти случајот „Јавна соба“, кој претставува кривично дело во кое голем број жени се жртви на родово засновано насилство.
Бараме соодветни казни за администраторите на групите, како и сите членови кои праќале и се уште праќаат фотографии и пишуваат лични податоци на девојки и жени.
Бараме и инсистираме сексуалното вознемирување преку интернет посебно да се регулира и во Кривичниот законик.
Бараме соодветна грижа за жртвите од надлежните институции.

Exigimos a la Fiscalía que resuelva el caso Habitación Pública sin demora y minuciosamente. Representa un acto criminal permitir la violencia de género contra gran cantidad de mujeres.
Exigimos sanciones apropiadas contra los administradores de los grupos de [Telegram], y contra todos los miembros que han difundido y siguen difundiendo fotografías y datos personales de niñas y mujeres.
Exigimos e insistimos que el acoso sexual sea regulado específicamente en el Código Penal.
Exigimos que instituciones estatales competentes brinden cuidado apropiado a las víctimas.

“No es tu culpa”, cartel dirigido a mujeres víctimas de abuso sexual. Foto de Vančo Džambaski (CC BY-NC-SA).

El ministerio expresó su apoyo a la protesta a través de un anuncio oficial ese día. Sostienen que han tomado todas las medidas dentro de su competencia con respecto a los casos recién denunciados de abuso sexual en línea, hasta han detenido a cuatro personas cuyos teléfonos fueron confiscados y examinados, y se enviarán como evidencia a la fiscalía.

En enero de 2020, defensores de derechos humanos calificaron a Habitación Pública como un “grupo de depredadores sexuales que ven el cuerpo de la mujer sin derecho a la privacidad”.

En ese momento, a la Policía le tomó varia semanas hacer las acusaciones contra el supuesto administrador y moderador del grupo de Telegram, que no fueron a prisión. El entonces ministro se quejó de que no podían hacer mucho más porque Telegram tiene una política de no difundir datos de miembros de grupos como parte de procedimientos previos a la investigación. Al 27 de enero de 2021, el fiscal aún no había ordenado una investigación oficial, menos había iniciado un caso judicial.

Capturas de pantalla del grupo Javna Soba (Habitación Pública) de Telegram y grupo relacionado Hm…. desde enero de 2020. Imagen de Meta.mk usada con autorización.

Muchos del contenido de estos grupos consistía en “revelar” foto de mujeres tomadas de sus cuenta de medios sociales, como fotos de vacaciones, además de revelación de sus números de teléfono y otra información personal, como fotos íntimas de exparejas y mensajes personales. El grupo inicial tenía más de 7400 miembros y otros grupo similar llamado “Hm….” que se formó días después de conocido el escándalo tenía 3779 miembros.

Un año después, parecía que quienes manejaban la primera versión del grupo Habitación Pública migraron a una nueva versión, y hasta usaron el nombre antiguo. Además de divulgación de datos de víctimas de Macedonia del Norte, estos grupos permiten interactuar con depredadores sexuales de la vecina Serbia y difundir material comprometedor de mujeres de ambos países.

Cuando estalló el escándalo la segunda vez, la Policía solicitó a Telegram que cerrara el grupo. El primer ministro hasta amenazó que si Telegram se negaba a cumplir, el Gobierno bloquearía el acceso a la aplicación en todo el país, en lo que hubiera sido el primer caso de bloqueo de internet oficial en la historia de Macedonia del Norte.

February 3, 2021 protest in Skopje, North Macedonia. Photo by Vančo Džambaski, CC BY-NC-SA.

“Culpar a la víctimas es el sucio secreto de nuestra sociedad”, 3 de febrero en Skopie, Macedonia del Norte. Foto de Vančo Džambaski (CC BY-NC-SA).

Telegram cerró el grupo Habitación Pública el 28 de enero, con una notificación de que “este grupo no se puede mostrar porque se usó para difundir contenido pornográfico”.

El ministro del Interior, Oliver Spasovski, saludó la medida de Telegram y advirtió que otro grupo similar seguía funcionando en la plataforma y que la Policía tomaría acciones contra sus miembros también.

La valiente acción de Ana Koleva recibió atención de los medios y de las autoridades. El ministro de Justicia se reunió con ella y anunció que el acoso se incluiría como delito en el Código Penal, para dar protección adicional por violencia de género.

Manifestante pide el fin de la impunidad frente a la fiscalía en Skopie, Macedonia del Norte. Foto de Vančo Džambaski (CC BY-NC-SA).

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.