Tres montañistas desaparecen durante intento de ascenso en invierno a cumbre del K2 en Pakistán

K2, at 8,611 metres (28,251 ft) above sea level, is the second highest mountain in the world. Image via Flickr and Google Images by Waqas Anees. Public Domain.

K2, a 8611 metros (28 251 pies) sobre el nivel del mar, es la segunda montaña más alta del mundo. Imagen vía Flickr y Google Images. Imagen de Waqas Anees. Dominio Público.

Para los amantes del montañismo, 2021 especial: por primera vez se celebraba la cumbre invernal del K2, 38 años después de que un equipo polaco llegara a la cima del K2, la segunda montaña más alta del mundo, para evaluar la viabilidad de una escalada invernal. Sin embargo, la alegría duró poco, ya que en la noche de viernes 5 de febrero de 2021 se perdió contacto con tres expertos montañistas de Pakistán, Chile e Islandia, justo cerca del Cuello de Botella, a poca distancia de la cumbre.

La búsqueda de los tres alpinistas, Muhammad Ali Sadpara, John Snorri y Jp Mohr Prieto, se suspendió temporalmente debido al mal tiempo y se teme que estén muertos. Sin embargo, las familias de los desaparecidos esperan un milagro.

Cualquier escalada invernal al K2 se considera peligrosa por la imprevisibilidad del tiempo. En agosto de 2008, 11 escaladores murieron tras una avalancha de hielo.

En la tarde del 6 de febrero, dos helicópteros del Ejército pakistaní iniciaron una operación de búsqueda y rescate aéreo que al 9 de febrero no tenía éxito, cuatro días después de que se perdió contacto con los montañistas. Como consecuencia, se han suspendido las restantes expediciones a la cumbre de invierno por este año.

Alan Arnette, montañistas estadounidense y entrenador para ascensos, tuiteó:

Actualización K2 de Invierno: El equipo abandona el campamento base y se suspende la búsqueda.
———–
La expedición Excursiones a las Sietes Cumbres abandona el Campo Base del K2, lo que pone fin al esfuerzo por llegar a más cumbres invernales. La historia mostrará 10 cumbres invernales, dos muertes y tres desaparecidos para 2020/21.

El K2, también conocido como la «montaña salvaje», tiene 8611 metros sobre el nivel del mar (28 251 pies) es el segundo en altura después del Everest y pertenece a la cordillera del Karakórum en la frontera entre Pakistán y China. Es una de las 14 montañas que superan los 8000 metros. Cinco están ubicadas en Pakistán: K2, Nanga Parbat, Broad Peak, Gasherbrum I y II. Las demás están en Nepal y China.

La primera cumbre invernal en el Everest tuvo lugar en 1980. Según Karrar Haidri, secretario del Club Alpino de Pakistán, solo ocho expediciones han intentando una ascensión invernal en el «mortal» K2 y el éxito llegó finalmente esta temporada.

El 16 de enero de 2021, 10 nepalíes alcanzaron la cumbre del K2. Hubo un segundo grupo de escaladores, que incluía a Muhammad Ali Sadpara y su hijo Sajid Ali Sadpara de Pakistán, John Snorri de Islandia y Jp Mohr Prieto de Chile, intentó la misma empresa. Durante el ascenso cerca del Cuello de Botella, a poca distancia de la cumbre, el tanque de oxígeno de Sajid Ali se averió por lo que regresó al campamento base mientras los demás se dirigían a la cumbre. Perdieron el contacto con el campamento base a última hora del viernes 5 de febrero. Al día siguiente, después de que el equipo de apoyo dejó de recibir informes, se les dio por desaparecidos.

Además de la Aviación Militar de Pakistán, se unieron a la misión de rescate varios expertos, entre ellos escaladores locales de gran altitud y miembros del equipo de la expedición invernal Excursiones a las Siete Cumbres (SST en inglés). El Gobierno pakistaní aseguró que el país no escatimaría esfuerzos para encontrar a los montañistas.

Chhang Dawa Sherpa, alpinista nepalí que ha escalado las 14 cumbres más altas, incluido el K2, y que lidera las excursiones invernales de la SST, tuiteó:

Ayer al mediodía, el hijo de Ali (Sajid) informó desde C III que estuvieron juntos hasta Cuello de Botella cerca de las 10 de la mañana, todos estaban bien y en buena forma y se dirigían a la cumbre. Por una avería en su tanque de oxígeno, Sajid tuvo que regresar al C III desde Cuello de Botella. Sajid esperó a Ali, John y Juan Pablo más de 20 horas con la idea de que llegarían a la cumbre y descenderían de nuevo al C III. Lo convencieron de descender, ya había salido del C III, llevaba demasiado tiempo arriba, estaría muy agotado y no podría ayudarles si volvían. Le dije a los sherpas de nuestro equipo que se quedaran en el C I para preparar comida y agua caliente para Sajid y también por si necesitaba ayuda en el camino de vuelta.

Recibí un mensaje confirmado del Ejército, enviaron dos helicópteros con dos montañistas pakistaníes para la misión de búsqueda y rescate. El piloto ha sido instruido para elevar el vuelo lo máximo posible, hay muy baja temperatura y mucho viento por encima de los 6500 m. En el campamento base, ahora hemos preparado botellas de oxígeno, alimentos para la altura, máscaras y reguladores para dos escaladores pakistaníes.

Ahora en el campo base, a la espera de los helicópteros del Ejército.
———
Ya son más de 30 horas que (en el campamento base) no recibimos noticias de John Snorri🇮🇸, Ali Sadpara🇵🇰 y Juan Pablo Mohr🇨🇱. Parece que ningún GPS está funcionando.

😢 Expedición k2. Invierno K2. Invierno 2021 K2. Karakórum. Sherpa. Nepal. Pakistán.

Sajid, hijo de Sapara, regresó al campamento base con el corazón encogido, y dijo que cree que los tres llegaron a la cumbre pero que algo salió mal en el descenso. Más tarde, voló en uno de los helicópteros para ayudar en la misión. Sin buenas noticias, regresó a su casa en Skardu, ciudad de la provincia de Gilgit-Baltisán, Pakistán.

Karim Dad Chughtai, de la provincia de Gilgit-Baltisán, tuiteó:

Recibo a Sajid Sadpara, hijo de Muhammad Ali Sadpara, en el aeropuerto de Skardu. Regresó desde el Cuello de Botella, K2, el 5 de febrero por falta de oxígeno mientras que su padre se dirigía hacía la cumbre del K2 el mismo día. Ali Sadpara está desaparecido y la operación de búsqueda continúa.

También, el primo y el sobrino de Ali Sadpara, ambos expertos montañistas, llegaron al campamento base para ayudar en la búsqueda.

El blog de montaña Everest Today tuiteó:

Fue una llegada conmovedora justo después del anochecer ya que Sajid, que volvió del Cuello de Botella por falta de oxígeno, regresó vivo tras un descenso increíble al campamento base sin su padre Ali. (2/6)

Hoy, Imtiaz y Akbar suben a la cumbre del K2, con las botas puestas y por voluntad propia, para ver si es posible localizar a John, Ali y JP. (3/6)

Imtiaz dijo: «Ali es un hermano para nosotros. Un héroe para Pakistán. Subiremos todo lo que podamos dentro de nuestros límites. Hay esperanza, pero conocemos la realidad de la montaña, especialmente en invierno». (4/6)

Entonces, Akbar dijo: «Cuando Ali dejó el campamento base, llevaba la bandera del Pakistán. Cada vez que escala, tiene la montaña cerca de su pecho, Pakistán está en sus venas y sangre. Es nuestro héroe». (5/6)

Estos hombres valientes son voluntarios, que han decidido emprender esta misión. Conocen la montaña mejor que nadie y nos dicen que la respetarán, al clima y a sus propios límites. (6/6)
—–
Elia Saikaly: Imtiaz y Akbar, respectivamente primo y sobrino de Ali Sadpara, llegaron al campamento base hace poco más de 24 horas, ambos escaladores pakistaníes de increíble talento que han llegado a la cumbre para ayudar en el descenso de Sajid Sadpara hasta la base del K2 (1/6)

Anteriormente, algunos medios informaron erróneamente que el equipo había llegado con éxito a la cumbre del K2. Luego se retractaron y la noticia de la pérdida de contacto con el campamento base se hizo viral en las redes sociales con la etiqueta #k2winterexpedition2021 (expedición invernal al K2 2021) que empezó a ser tendencia. Los pakistaníes cambiaron sus fotos en solidaridad con los escaladores y empezaron a contar historias de Ali Sadpara.

El periodista Amal Khan habló de la familia de Sadpara:

Hoy me he enterado de que, durante todo este tiempo en que hemos rezado, nos hemos angustiado, nos hemos preguntado, la esposa de Sadpara, Fátima, no sabía con certeza que Alí había desaparecido. Se preguntaba: ¿por qué no me ha llamado? Ayer le dijeron, en parte, que el equipo estaba «atrapado» en la montaña y desde entonces ha pasado cada momento llorando.

El estudiante Sundas mantiene la esperanza:

Hermosa familia y lindísimos hijos de John Snorri. ¡Ojalá encuentren a su padre vivo junto a Sadpara Sahib y Mohr hoy!
Amén. Ali Sadpara. Expedición invernal K2 2021.

El periodista Tanveer Ahmed tuiteó:

Hoy, Juan Pablo Moher estará celebrando sus 34 años con J Snorry y Sadpara en las alturas de la montaña salvaje del K2, a una altura que casi nadie ha celebrado.
Nuestro cariño y mejores deseos te acompañan estés donde estés.
¡Felicidades! JP Mohr. Expedición de Invierno K2 2021.

Algunos contaron historias sobre las condiciones en las que trabajan los porteadores mientras asisten a los escaladores extranjeros en las expediciones, incluido el hecho de estar mal pagados y ser explotados.

El ciclista y fotógrafo Kamran tuiteó:

¿Puede adivinar el importe de la cobertura del seguro para los porteadores de altura pakistaníes (HAP) que fijan las cuerdas y llevan la carga al K2?
(en esta foto, Fazal Ali en la cumbre del K2 sin oxígeno suplementario y sin traje de descenso)

Solo 1500 dólares de seguro para los porteadores de altura pakistaníes en caso de fallecimiento. No hay cobertura en caso de lesión ni de incapacidad permanente.
(en esta imagen, Imtiyaz Ali, que murió en una expedición italo-pakistaní en 2019)

Este es Meherban Karim. Sus clientes lo llamaban Karim el Sueño. Sus compañeros dicen: «era tan fuerte en la montaña que volaba como un pájaro».

El 1 de agosto de 2008, alcanzó con éxito la cumbre del K2 con un cliente francés, aunque con un poco de retraso.
(Karim, el tercero sentado por la izquierda, con chaqueta y pantalón negros)
——-
«Un porteador baltí me dijo que incluso sus mulas que llevan el equipaje al campo base tienen un seguro mejor que el nuestro».
Fazal Ali, tres veces en la cima del K2, que participa en la misión de rescate de Ali Sadpara. Expedición invernal K2 2021.

Hilo de comentarios en Twitter.

El periodista Urooj Tarar de Lahore tuiteó:

Ali Sadpara. Ninguno tiene derecho a llorarlo o, como decimos, a «estar orgulloso de él». Cuando se dedicaba a hacer portes para expediciones extranjeras por apenas tres dólares, con equipos desgastados y en mal estado, ninguno levantó la voz por él ni por muchos otros como él. Diablos, ni siquiera sabíamos que…

Sus posibilidades de sobrevivir son «casi nulas», pero algunos, como la periodista y escritora Amal Khan, aún tienen esperanzas:

Hoy expresé erróneamente mi pésame mientras hablaba con un amigo de Ali Sadpara. Me corrigió amablemente. «Ali es conocido por hacer iglús de hielo con su picahielo», dijo, «puede hacerlos en cualquier lugar, en cualquier montaña». Esta es una esperanza verdadera y racional. ¡Tengamos esperanza!

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.