Pesar por muerte del poeta palestino Mourid Barghouthi

Foto de la cuenta de Twitter de Mourid Barghouti, que lo muestra con su fallecida esposa, Radwa Ashour, historia de amor querida en el mundo árabe. La leyenda dice: “La tarde del 22 de julio de 1970, nos convertimos en famila. Su risa se volvió mi hogar”.

El querido y destacado poeta palestino Mourid Barghouti falleció el domingo 14 de febrero de 2021 a los 77 años. La noticia envió olas de pesar a su amplia base de seguidores en el mundo árabe por su partida, y hasta se vio una profecía que hizo hace tiempo:

أنا أكبر من إسرائيل بأربع سنوات، والمؤكد أنني سأموت قبل تحرير بلادي من الاحتلال الإسرائيلي. عمري الذي عشت معظمه في المنافي تركني محملًا بغربة لا شفاء منها، وذاكرة لا يمكن أن يوقفها شيء

Tengo cuatro años más que Israel, y con toda certeza moriré antes de que mi país quede liberado de la ocupación israelí. Mi vida, gran parte vivida en el exilio, me ha dejado cargado con incurable alienación y un recuerdo de que nada podría parar.

Con palabras sombrías, imágenes vívidas, emociones melancólicas y significados de resiliencia, la poesía de Mourid se basó mucho en asuntos palestinos y árabes. Durante décadas, habló de un anhelo por su patria en Palestina, de la que estuvo lejos más de 30 años desde la guerra árabe-israelí de 1967, y al que solamente tuvo acceso restringido .

A través de 12 coleccionas de poemas, su obra oscilaba entre esperanza, resistencia y desesperanza, sueños de unirse con una patria distante, una familia dispersa por apátridas, y un amor que estuvo lejos por el exilio.

En una entrevista con The Guardian en 2008, lo citaron:

The dilemma of Palestinian writers, that we're expected to address the needs of people denied self-expression under occupation, to express their pain. But this is a trap: you have to strike a balance, not sacrificing the aesthetics for your readership. I hate the terms “resistance poetry” or “exile poetry.” We're not one-theme poets. A moment of joy or misery is juxtaposed by its opposite. There's no one face; I see both. I question myself all the time; if you oversimplify, you'd better quit.

El dilema de los escritores palestinos, que se supone debemos enfrentar las necesidades de personas a quienes se les ha negado la autoexpresión bajo la ocupación, es expresar su dolor. Pero esto es una trampa: debes tener un equilibrio, sin sacrificar la estética de tus lectores. Detesto los términos “poesía de resistencia” o “poesía de exilio”. No somos poetas de un solo tema. Un momento de alegría se contrapone a su opuesto. No hay una sola cara, veo ambas. Me cuestiono todo el tiempo; si vas a simplificar, mejor retírate.

Edward Said, celebrado intelectual y académico, describió sus memorias, “Vi Ramala”, como “uno de los mejores relatos existenciales de desplazamiento de palestinos”.

Mourid nació en Cisjordania en 1944 en la aldea montañosa de de Deir Ghassaneh, cerca de Ramala, y estuvo exiliado de Jordania durante 20 años, del Líbano durante 15 años y Egipto durante 18 años. En ese tiempo estuvo separado de su esposa egipcia, la fallecida novelista y conferencista Radwa Ashour, y su hijo, el poeta Tamim.

Además de sus poemas y asuntos sociales y políticos sobre el mundo árabes y las luchas diarias de los ciudadanos árabes, la historia de amor de Mourid y Radwa se volvió un romance querido por una gran audiencia en la región.

Mourid Barghouti nos dio pasión y dolor por la patria. Nos dio su amor puro por Radwa. Dios sus palabras que resonaron con nuestra Nakba siria. Dio ‘Vi Ramala’, que me habló sobre todo lo demás en mi propia interacción con mi herencia. Descansa en paz, Mourid.

Otro tuit decía:

El amor eterno entre Mourid Barghouti y Radwa Ashour —como se ve en su obra literaria— es una de las grandes historias de amor del siglo XX… Perdimos otra gran alma en este reino terrenal. Que se reúnan en su amor radical y que ambos descansen en poder.

La brillantez literaria de Mourid resonó a través de una audiencia masiva alrededor del mundo, que expresó su anhelo por una Palestina liberada y una voz libre voice.

La cineasta Annemaria Jacir tuiteó:

Con el corazón roto por Mourid al-Barghouti. Por siempre grabado en mi memoria: cena en Amán. Empezó a llover. Sales corriendo y lanzas los brazos hacia atrás como un niño, girando alrededor y sonriendo mientras te empapas. Palestina ha perdido a uno de los mejores.

Mensajes de pesar, dolor, reminiscencias y apreciaciones, y extractos de su poesía inundaron los medios sociales de todo el mundo para lamentar la muerte del querido poeta.

La poetisa libanesa Zeina Hashem escribió:

Quizás “otros” … lo cambien
dejar el mundo como está,
con la esperanza de que algún día, otro
lo cambiará” — Mourid Barghouti

Descansa en poder, gracias.💔

La profesora Laleh Khalili wrote:

“Jerusalén. La ciudad de nuestros pequeños momentos que olvidamos rápidamente porque no necesitaremos recordar, y porque son comunes como el agua es agua y el rayo es rayo. Y mientras se desliza de nuestras manos se eleva a un símbolo arriba en el cielo”. Mourid Barghouti

Otra publicación de Omar Ghraieb decía:

Perdimos a Mourid Barghouti, una pérdida enorme para Palestina, descansa en paz sabiendo que hablaste por tu país a través de una brillantez literaria excepcional. Nunca te olvidaremos a través de todas las generaciones, Tu obra legendaria te mantendrá vivo.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.

¿Te gusta leer Global Voices?

Ayúdanos a conocer mejor a nuestra audiencia completando esta breve encuesta »

Close