- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

¿El nuevo gobierno de Burundi dejará sin efecto las restricciones impuestas a la prensa, antes tan dinámica?

Categorías: África Subsahariana, Burundi, Censura, Medios ciudadanos, Periodismo y medios, GV Advocacy

Casa de Prensa en Bujumbura. Foto [1] en Flickr de DW Akademie — Africa (CC BY-NC 2.0 [2]).

En medio de renovadas conversaciones con la Unión Europea, el Gobierno de Burundi ha tomado medidas para resolver disputas con diversos medio que quedaron restringidos [3] desde la crisis política de 2015, lo que ha dado algo de cauto optimismo a la prensa independiente.

En 2015, el entonces presidente Pierre Nkurunziza asumió un controvertido tercer mandato [4] que para muchos era inconstitucional [5], lo que desencadenó grandes protestas y hasta un fallido golpe el 13 de mayo. Entre los efectos colaterales, hubo cientos [6] de muertos [7] y varios cientos de miles huyeron como refugiados. En la agitación, también hubo ataques [8] contra medios de comunicación, la mayoría tuvo que cerrar, y vino un éxodo de trabajadores ante violencia [9], que llegó a ser fatal [10].

Aunque la mayor parte del periodo volátil pasó, la crisis dejó una reducción en los medios, lo que significa que la narrativa [11] de las autoridades enfrenta poca contradicción actualmente. El reducido acceso a la radio en un país donde el acceso a internet es bajo también aumentó la influencia [12] de rumores [13], y hasta desinformación [14] en años recientes.

Antes de 2015, los medios independientes de Burundi eran considerados dinámicos, un éxito posconflicto. Pero en la clasificación [15] de Libertad de Prensa Mundial de Reporteros sin Fronteras, Burundi cayó del puesto 142 en 2014 [16] a 160 en 2020.

Pero el país puede estar listo para un cambio. Al presidente Évariste Ndayishimiye [17], elegido en 2020, ha estado buscando mejorar las relaciones diplomáticas, sobre todo con la Unión Europea, que ha impuestos suspensiones de ayuda y sanciones [18] a figuras del Gobierno por violaciones de derechos [19] desde 2015.

Relanzar la prensa de Burundi parece ser una de las prioridades del nuevo presidente mientras busca recuperar su reputación internacional.

En diciembre, cuatro periodistas del diario Iwacu, uno de los pocos que siguieron activos desde 2015, recibieron el indulto [20] y salieron de prisión. Fueron detenidos [21] arbitrariamente en 2019 cuando informaban de un grupo armado.

Y en enero, el presidente convocó al Consejo Nacional de Comunicaciones (CNC), regulador de los medios, para resolver desacuerdos con diversos medios.

Una importante consecuencia [22] de una reunión posterior en febrero fue un compromiso del CNC de trabajar para desbloquear el sitio web de Iwacu.

Iwacu quedó bloqueado [23] en Burundi sin explicación de los proveedores de internet o las autoridades desde octubre de 2017, aunque es accesible internacionalmente. Netblocks confirmó en 2020 que todos los proveedores habían bloqueado el sitio en Burundi, lo que indica que esa coordinación venía de una orden.

En la reunión, CNC también se comprometió a dejar sin efecto una decisión de 2018 que obligaba a Iwacu a cerrar su sección de comentarios.

Léon Masengo, director de Radio Bonesha, también dijo [24] que saludaba el gesto del Gobierno, pero lamentó la dura situación financiera que enfrentan después de su largo periodo de inactividad. Agregó que el equpo de la radio fue destruido en 2015 y pidió ayuda financiera.

Reporteros sin Fronteras también saludó [25] la medida del presidente y pidió [26] que el diálogo continuara, y que los periodistas en el exilio puedan volver de manera segura.

Medios restringidos desde 2015

Durante la agitación de 2015, y la dura respuesta del Gobierno, varias radios burundeses, el medio que llega [13] a más gente, fueron atacadas [8].

Se informó que Rema FM, considerada cercana al Gobierno, fue atacada por simpatizantes del golpe, y las radios independientes Isanganiro, Radio Bonesha FM, Radio-Télé Renaissance, y Radio Publique Africaine fueron atacadas [27] por agentes gubernamentales y quedaron sin poder [28] operar.

Las tres últimas radios no han podido transmitir [29] desde entonces, mientras Isanganiro y Rema reabrieron [30] tiempo después. La estatal RTNB y el diario independiente Iwacu continuó, mientras otros recurrieron a medios sociales [31] y reportajes [32] clandestinos, como SOS Médias Burundi [33], Inzamba Radio [34], y el blog de Yaga [35]. En mayo de  2018, BBC y Voice Of America también [36] quedaron suspendidas [37].

Nestor Bankumukunzi, presidente del CNC, afirmó [38] que la reunión [39] del 1 de febrero fue un contacto inicial que seguirá, y agregó que el asunto de los periodistas en el exilio no lo debe resolver el CNC.

Apertura diplomática

La suspensión de ayuda directa de la Unión Europea al Gobierno causó significativas dificultades financieras, y algunos funcionarios burundeses han acusado [40] a la Unión Europea de apoyar a los golpistas.

Por su parte, la Unión Europea perdió influencia en Burundi, mientras otros, como Rusia y China [41], mantenían vínculos cercanos. Con la presión internacional y críticas divididas y sin efecto desde 2015, la Unión Europea y el nuevo gobierno de Burundi parecen motivados [42] a renovar vínculos.

Aunque los avances son significativos, Iwacu destacó [43] que mientras las autoridades de Burundi esperan un cambio rápido, representantes de la Unión Europea parecen estar buscando un acercamiento gradual.

Una carta [44] firmada en febrero por 43 europarlamentarios pide [45] que se levanten las sanciones basadas en hechos concretos, como abrir medios y liberar periodistas y defensores de derechos humanos, como Germain Rukuki [46], arrestado en 2017 y condenado a 32 años de prisión acusado de “rebelión” y “amenazar la seguridad del Estado”.

Burundi: Europarlamentarios dan sus condiciones para levantas sanciones contra Burundi. Reabrir medios RPA, Renaissance y Bonesha FM. También piden reabrir organizaciones cerradas…

El periodista Bob Rugurika indicó [52] su apoyo al diálogo con la Unión Europea, pero dijo que se necesitan más cambios. También publicó una declaración conjunta de jefes de medios aún con sanciones:

Medios RPA, TeleRenaissance y el Sindicato Burundés de Periodistas sobre el mensaje del presidente. Están listos para poner todo en su lugar para el regreso del estado de derecho a Burundi.
—————–
Jefes de medios exiliados y la asociación de periodistas burundeses responden al llamado improvisado del presidente Ndayishimiye a un dialogo entre medios suspendidos y su regulador. Están listos para dialogar pero la libertad de prensa no existe en el vacío, insisten en mayor diálogo entre burundeses.

Pese a esos éxitos [55] diplomáticos, informes recientes, como de la Comisión de Investigación [56] de Naciones Unidas y la Iniciativa de Derechos Hmanos de Burundi [19], describió los actuales [57] abusos de agentes de seguridad, el cerrado espacio político y preocupación por la designación [19] de figuras de línea dura a importantes puestos en el Gobierno.

Sorprendentemente [58], la Corte Suprema de Burundi publicó el 2 de febrero que en junio de 2020, 34 figuras en el exilio habían recibido duras sentencias de prisión no anunciadas. Esto fue criticado como una “parodia de justicia” en una declaración conjunta [59] de organizaciones de la sociedad civil publicado ese día.

Más allá de la diplomacia formal, está por verse cuánto cambio se puede esperar para los medios y otros asuntos urgentes.