- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Comunidad de Trinidad dice “no” a operador de cantera que se dirige a última cuenca virgen de la zona

Categorías: Caribe, Trinidad y Tobago, Medio ambiente, Medios ciudadanos

El presidente del Comité de Acción Dinámica del Pueblo de Acono (AVDAC), Simeón Nakhid, y el vicepresidente del Comité de Acción del Valle de Maracas (MVAC), Kelvin Nakhid, observan los efectos de la explotación de canteras en el paisaje del Valle de Maracas. Foto de Zico Cozier, utilizada con autorización.

Este artículo es de Giselle Permell y se publicó originalmente en Cari-Bois News [1]. Una versión editada reproduce aquí como parte de un acuerdo para compartir contenido con Global Voices.

La frustración es máxima en el pueblo de Acono, donde los habitantes dicen haber agotado casi todas las vías disponibles en su intento de impedir que un nuevo operador de canteras entre en el valle de Maracas, a lo largo del corredor este-oeste de Trinidad.

Es la tercera vez que la comunidad, que lleva 70 años lidiando con los efectos ambientales adversos de la explotación de canteras, ha tenido que oponerse a los intentos [2] de Blue Diamond Quarries Ltd. (BDQL) para explotar la cantera azul (BDQL) para extraer piedra caliza azul en la última cuenca hidrográfica virgen del valle.

Simeon Nakhid, vicepresidente del Comité de Acción Dinámica de la Aldea de Acono (AVDAC), dijo a Cari-Bois News que los habitantes no se echarán atrás hasta que el operador dé marcha atrás:

The bottom line is, we don’t want any new quarry in the Maracas Valley.

El resumen es que no queremos ninguna otra cantera en el valle Maracas.

Nakhid explicó que en la zona ya se sufre escasez de agua y se teme que una nueva cantera pueda agravar más la situación.

BDQL está tramitando un estudio de impacto ambiental [3] para conseguir los permisos necesarios de la Autoridad de Gestión Ambiental [4] para explotar la mina en la cuenca hidrográfica de La Caurita, en el valle de Maracas.

La empresa nos envió un comunicado en el que afirmaba que “busca desarrollar la
zona” por su “potencial de desarrollo económico”:

Being in a global pandemic and with many countries pursuing opportunities for its citizens and economy, this is a direct local and foreign investment for both country and community.

One of the goals of BDQL is to be certified in LEED, ISO 9001, ISO 45001 and ISO 14001 in order to maintain global standards and to ensure all concerns of stakeholders are met. We intend to work alongside the community to develop the area and to ensure they benefit from this undertaking. We will create jobs for members of the community and upkeep the area as we operate.

Al estar en una pandemia y que muchos países estén buscando oportunidades para sus ciudadanos y su economía, esto es una inversión directa local y extranjera para el país y para la comunidad.

Uno de los objetivos del BDQL es obtener la certificación LEED, ISO 9001, ISO 45001 e ISO 14001 para mantener los estándares globales y garantizar que se satisfagan todas las preocupaciones de las partes interesadas. Tenemos la intención de trabajar junto a la comunidad para desarrollar la zona y garantizar que se beneficien de esta empresa. Crearemos trabajo para los miembros de la comunidad y mantendremos la zona mientras operamos.

Sin embargo, el emplazamiento propuesto está al otro lado de la cima de una montaña de otra cantera, explotada por el Grupo de Empresas de Coosal. Nakhid citó la experiencia de la comunidad con la cantera existente como razón para oponerse a una nueva cantera en el valle:

I’ve seen how the natural environment in Acono has changed over the years because of quarrying and the community has had enough.

He visto cómo el entorno natural de Acono ha cambiado a lo largo de los años a causa de las canteras, y la comunidad está harta.

Se contrató a una empresa llamada Kairi Consultants Ltd. para que hiciera participar a la comunidad en las consultas como parte de los requisitos para el estudio de impacto ambiental, que incluyeron una reunión en la casa de campo celebrada el 19 de diciembre de 2020. El consenso entre los asistentes fue “No a la nueva cantera”:

A pesar de esa oposición, el BDQL declaró que había recibido “comentarios constructivos y preocupaciones de la comunidad y [tiene] el apoyo de la mayoría de los habitantes”.

Cuando nos pusimos en contacto con varios vecinos de Acono, muchos, como la jubilada Julie Reyes De Matas, señalaron el “desagradable” estado del río Acono. Otros, como el analista de sistemas Ray Francis, dieron una perspectiva más matizada:

On one hand, you need the quarry stone for buildings and construction, but then you have a community that feels you don’t care about them 'cause you won’t try to fix up the place after you get what you want.

Por un lado, necesitas la piedra de la cantera para los edificios y la construcción, pero luego tienes una comunidad que siente que no te preocupas por ellos porque no intentas arreglar el lugar después de conseguir lo que quieres.

AVDAC escribió a la EMA el 14 de enero de 2020, detallando los principales problemas que la comunidad tenía con la cantera propuesta, incluyendo que::

The Acono River, the main drainage for the watershed that Coosal’s quarry occupies, is destroyed—muddy, dry and lifeless. It is so unfit for human use that it was diverted away from WASA’s [the Water and Sewerage Authority] intake.

El río Acono, principal desagüe de la cuenca que ocupa la cantera de Coosal, está destruido: turbio, seco y sin vida. Es tan poco apto para el uso humano que fue desviado de la toma de WASA [la Autoridad de Agua y Alcantarillado].

Simeon Nakhid muestra el turbio estado del río Acono. Foto de Zico Cozier, utilizada con autorización.

La carta afirma además que ahora la comunidad solamente cuenta con el río Caurita como única fuente de agua fiable, que fluye desde la cuenca de La Caurita, donde Blue Diamond Quarries espera establecer sus operaciones.

La cantera propuesta estaría en el centro de las rutas de excursiones hacia los petroglifos de Caurita [5], el mayor sitio de arte rupestre documentado en Trinidad, descrito por el National Trust del país como “un importante lugar espiritual para los primeros pueblos o amerindios de Trinidad”. La Comunidad de los Primeros Pueblos de Santa Rosa [6] otorga un significado espiritual especial a este sitio y a la zona circundante.

Otros motivos de preocupación son la destrucción de las carreteras y puentes de acceso a la comunidad, que no pueden soportar la maquinaria pesada, los vertidos, que empeorarían el estado del río y aumentarían la probabilidad de inundaciones, y la perturbación de la vida y la seguridad de los residentes, muchos de los cuales viven en casas cercanas al borde de la carretera, que no resistirían las fuertes explosiones a tan corta distancia.

El Comité de Acción del Valle de Maracas [7] (MVAC) también se ha manifestado en contra, liderado los llamamientos para que se haga un seguimiento y se colabore con otros grupos de la comunidad.

Ambas organizaciones se opusieron al intento de Blue Diamond Quarries en 2016 de explotar el valle. Simeon Nakhid dijo que ahora le preocupa que, incluso juntos, ADVAC y MVAC no sean lo suficientemente poderosos para detener la cantera esta vez. No cree que pueda haber un compromiso y sugirió que la comunidad podría no tener más remedio que tomar medidas drásticas, como bloquear el acceso.

Ese sería el último recurso. En cambio, están explorando todas las opciones disponibles. En la carta que su grupo envió a la Autoridad de Gestión Ambiental se destaca la existencia de 15 años de resistencia a la cantera propuesta y se pide a todos interesados que aborden los problemas que ya afectan a la comunidad como consecuencia de la explotación de la cantera:

Instead of facilitating any new attempts to exploit the valley, we urge the EMA and all other stakeholders to focus on improving and rehabilitating the environment […] through the restoration of the water courses available to us by damming the Concorde River upstream of Coosal’s and making it available to the Acono Water Works; by mandating ecologically appropriate rehabilitation of quarry lands to increase the resilience of the watershed; and by listening to the community when we say NO.

En lugar de facilitar cualquier nuevo intento de explotación del valle, instamos a la Autoridad de Gestión Ambiental y a todas las demás partes interesadas a que se centren en mejorar y rehabilitar el medio ambiente […] mediante la restauración de los cursos de agua de los que disponemos, embalsen el río Concorde aguas arriba del de Coosal para ponerlo a disposición de la obra hidráulica de Acono, que se ordene una rehabilitación ecológicamente adecuada de los terrenos de las canteras para aumentar la capacidad de recuperación de la cuenca, y que se escuche a la comunidad cuando decimos NO.

Se enviaron copias de la carta al ministro de Energía e Industrias Energéticas, Franklin Khan, al ministro de Obras y Transportes, Rohan Sinanan, al diputado por Tunapuna, Esmond Forde, a la Autoridad de Agua y Alcantarillado (WASA) y a Kairi Consultants Ltd., que respondió:

We are conducting a neutral study. So we get information from the community as well as government agencies on the issue and we use that information to make our assessment.

Estamos realizando un estudio neutral. Así que obtenemos información de la comunidad y de los organismos gubernamentales sobre el tema y utilizamos esa información para hacer nuestra evaluación.

BDQL afirma que, en esta fase, “solo está llevando a cabo la evaluación de impacto ambiental necesaria para solicitar la aprobación de la Autoridad de Gestión Ambiental”:

This will then feed into how we set up operations in a conscious manner while accounting for the needs of the communities. Lessons have been learnt from past operations and the concerns of the community are being addressed in our plans. These plans are dynamic and are being guided by the social and environmental assessments.

Esto nos servirá para establecer las operaciones de forma consciente y teniendo en cuenta las necesidades de las comunidades. Las lecciones aprendidas de las operaciones anteriores y las preocupaciones de la comunidad se tienen en cuenta en nuestros planes. Estos planes son dinámicos y se guían por las evaluaciones sociales y medioambientales.

Mientras tanto, la comunidad espera saber si se le escucha realmente y si se atienden sus preocupaciones.