Fallece el icono del reggae Bunny Wailer, último de los “Wailers” originales

El icono del reggae Bunny Wailer actuando en Negril como parte de la gira jamaicana Dubdem Sound System en 2009. Foto de Dubdem e FabDub en Flickr (CC BY 2.0).

Poco antes de las 08:00 horas (GMT -5) del 2 de marzo, Neville O'Riley Livingston, más conocido como Bunny Wailer (o cariñosamente como “Jah B”), falleció a los 73 años en el Medical Associates Hospital de Kingston, Jamaica.

Como uno de los miembros fundadores del grupo de reggae The Wailers (los otros eran Bob MarleyPeter Tosh), el músico era prácticamente sinónimo de este género musical pionero que se originó en Jamaica a finales de la década de 1960 y que pronto llegó a todos los rincones del mundo.

En los últimos años, Wailer no gozaba de buena salud. El tres veces ganador del Grammy sufrió un derrame cerebral leve en 2018, pero quedó afectado desde su segundo derrame en julio de 2020, que ocurrió poco después de la denuncia de la desaparición de su pareja de toda la vida, Jean Watt, conocida como Sister Jean, el 23 de mayo de ese año. A Watt todavía no la han encontrado.

La noticia de la muerte de Bunny Wailer ha sido un duro golpe para los jamaicanos y para los fans de los Wailers de todo el mundo, sobre todo porque la noticia llega solo dos semanas después del fallecimiento de otra figura icónica del reggae, U-Roy, con 79 años.

Andrew Holness, primer ministro de Jamaica, tuiteó:

(1/5) Mi más sincero pésame a la familia, amigos y fans del legendario artista de reggae Neville Livingston, también conocido como Bunny Wailer, JahB.

A petición de la familia de Wailer, la ministra de Cultura, Olivia “Babsy” Grange, también emitió un comunicado:

We mourn the passing of this outstanding singer, songwriter and percussionist and celebrate his life and many accomplishments…

We remember with great pride how Bunny, Bob Marley and Peter Tosh took Reggae music to the four corners of the earth.

Today, the last surviving Wailer has passed.

His son Abijah said to me this morning that “Bunny Wailer cannot die, he has transitioned.”

Lamentamos el fallecimiento de este destacado cantante, compositor y percusionista y celebramos su vida y sus muchos logros.

Recordamos con gran orgullo cómo Bunny, Bob Marley y Peter Tosh llevaron la música reggae a todos los rincones del mundo.

Hoy falleció el último superviviente de los Wailer.

Su hijo Abijah me dijo esta mañana que “Bunny Wailer no puede morir, ha hecho la transición”.

Al publicar una foto de los tres Wailers de jóvenes, la cantante Nadine Sutherland se siente ligeramente reconfortada pensando que los tres grandes del reggae están juntos finalmente:

Reunido con amigos, otra vez.
————
¡Esto me ha hecho mucha gracia! ¡No, hombre! Empieza a berrear.

Bob Marley murió de cáncer in 1981, y Peter Tosh fue asesinado en su domicilio en 1987.

Los comienzos de Bunny Wailer

Livingston nació el 20 de abril de 1947 en Kingston, pero desde los siete años vivió con su padre en Nine Mile, St. Ann, distrito de la zona rural de Jamaica. Él y Marley se hicieron amigos en la escuela primaria y secundaria de Stepney. En realidad, eran básicamente hermanastros, ya que la madre de Marley, Cedella Booker, era la pareja de hecho del padre de Bunny, Thaddeus.

Cuando el dúo se trasladó a Trench Town, conocieron a Peter Tosh y formaron un grupo, que en un principio se llamó The Wailing Wailers. El músico de reggae Joe Higgs, que vivía cerca, los acogió bajo su tutela y acabó añadiendo al grupo al vocalista Junio Braithwaite y a las coristas Beverly Kelso y Cherry Green. Esta agrupación se convirtió en The Wailers.

‘Original Wailers Musical Lesson'; imagen de vinylmeister en Flickr (CC BY-NC 2.0).

En diciembre de 1963, la banda grabó la canción de ska “Simmer Down” en el icónico Studio One, que se convirtió en un gran éxito. Tras grabar dos álbumes y numerosos temas, la banda dio el salto internacional con el álbum “Catch a Fire” con Island Records de Chris Blackwell.

El último álbum que contó con los tres miembros originales fue “Burnin’” (1973), que incluye el clásico “Get Up Stand Up.” Sin embargo, a lo largo de su vida a Bunny le siguieron consultando como la principal autoridad en todo lo relacionado a los Wailers, como en el documental oficial de 2021 “Marley”, que relata el viaje de Bob Marley hasta convertirse en “el profeta de los oprimidos”.

Forjando su propio camino

Livingston, devoto rastafari a quien no le gustaba el estilo de vida de las giras, dejó la banda en 1973 y comenzó a trabajar en su primer álbum en solitario, “Blackheart Man”, muy aclamado como uno de los clásicos del reggae.

Durante la década de 1990, ganó tres premios Grammy por álbumes que celebran el legado de Marley: “Time Will Tell: A Tribute to Bob Marley” (1991); “Crucial! Roots Classics” (1995); and “Hall of Fame: A Tribute to BM’s 50th Anniversary” (1997). Los álbumes incluyen colaboraciones con los hijos de Marley, Damian, Stephen y Ziggy.

Un tesoro nacional

En 2017, Livingston recibió la Orden del Mérito de Jamaica, premio nacional que se concede a los jamaicanos (y en ocasiones a ciudadanos de otros países) que destacan en las artes, la literatura o la ciencia.

En un minidocumental que capta la esencia de su vida, Livingston es retratado como un querido anciano rastafari y griot, dedicado a su religión y a la música y cultura jamaicanas.

Más adelante, su carisma y vitalidad naturales, como se ve en este video titulado “Fire in Babylon” para el aclamado documental sobre el críquet de Indias Occidentales, dieron paso a la reclusión y realizó pocas actuaciones en directo. Un artículo publicado en 2006 en The Washington Post señalaba que “como resultado, siempre ha sido más una figura de culto que una estrella comercial, y una de las figuras más enigmáticas del reggae en la actualidad”.

Tl vez los jamaicanos sientan que con el fallecimiento de Wailer se ha cerrado un capítulo de la música jamaicana. En la emotiva canción “Dreamland”, de la que fue coautor, canta con melancolía:

Oh, what a time that will be,
Oh, just to wait, wait, wait and see!
We'll count the stars up in the sky
And surely we'll never die.
And surely we'll never die.

Oh, qué tiempo será,
¡Oh, espera, espera, espera y verás!
Contaremos las estrellas en el cielo
Y seguro nunca moriremos.
Y seguro nunca moriremos.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.