Exhibición virtual conmemora protestas de la “Comuna Diliman” en 1971 en Filipinas

Exhibición de arte de protesta de Toym Imao por los 50 años de la Comuna Diliman frente a la municipalidad de Quezón, Universidad Diliman de Filiinas en Ciudad Quezón. Foto de Pol Torrente para Engkwentro, usada con autorización.

Una exhibición virtual encabezada por la Universidad de Filipinas (UP) Diliman a través de su Oficina para Iniciativas para la Cultura y las Artes (OICA) rinde homenaje a la Comuna Diliman. En este hecho histórico de hace 50 años, estudiantes, catedráticos y habitantes hicieron barricadas en la principal universidad estatal en la capital nacional durante nueve días para defenderse de las violentas incursiones policiales.

La exhibición virtual se titula “Engkwentro: Sa(la)ysay ng Diliman Commune” (“Encuentros: La narrativa y sentido de la Comuna Diliman”) y es parte del Festival de Arte y Cultura UP Diliman que se lleva a cabo todos los años entre febrero y abril.

Las actividades conmemorativas de la UP se planificaron con anticipación, lograron relevancia por los ataques del gobierno de Rodrigo Duterte a la UP como presunto hervidero de reclutamiento rebelde “comunista”. El 18 de enero, Delfin Lorenzana, secretario del Departamento de Defensa Nacional (DND), dio por terminado unilateralmente el acuerdo UP-DND que prohibía la entrada a la universidad a las fuerzas militares sin previa coordinación con la administración universitaria.

Una exhibición de arte de protesta de Toym Imao, profesor de Finas Artes, que recrea las barricadas de 1971 ha servido como telón de fondo para manifestaciones que piden que se defienda la libertad académica. La exhibición está hecha de barricadas de sillas, escritorios y bambú pintados de brillante rojo y torres frente al edificio de administración, Quezón Hall, a pocos metros del lugar donde se dispusieron las principales barricadas a lo largo de la avenida de la universidad hace 50 años.

El 1 de febrero de 1971, activistas juveniles instalaron barricadas en las principales vías de las principales universidades en la capital y regiones aledañas para expresar solidaridad con los trabajadores de transporte que estaban de huelga contra el aumento del precio del petróleo. Pero en UP Diliman, la muerte de un estudiante a manos de un catedrático y el violento intento de la Policía de dispersar las barricadas generó que manifestantes estudiantiles tomaran la universidad espontáneamente.

Los estudiantes, con ayuda de catedráticos, trabajadores y lugareños, declararon la universidad como “zona liberada” que llamaron “Comuna Diliman”, en referencia a la Comuna de París de 1871 que en 1971 cumplían cien años. Establecieron un “directorado provisional” que coordinaba la defensa y gobernabilidad en la universidad, reforzaron las barricadas, repelieron las incursiones policiales y retuvieron el lugar durante nueve días.

Los “comuneros” tomaron la radio universitaria DZUP para trasmitir mensajes radicales y coordinar acciones a las barricadas. También ocuparon la prensa universitaria y prepararon el boletín “Bandilang Pula” (“Bandera roja”) para difundir sus opiniones y hasta hicieron improvisadas armas defensivas, como cocteles molotov, pastillero (explosivos caseros) y cohetes pirotécnicos para ahuyentar helicópteros militares.

El 8 de febrero, la dirección provisional liderada por los estudiantes decidió poner fin a la Comuna tras conseguir algunas demandas y para evitar más violencia por parte de las fuerzas policiales. Las barricadas fueron derribadas al día siguiente, pero la imagen de los estudiantes que tomaron la universidad más importante del país se convirtió en un poderoso símbolo de resistencia contra Ferdinand Marcos, que se declararía dictador un año después, en 1972.

Estudiantes forman una barricada humana frente al edificio administrativo Quezon Hall de la UP Diliman para bloquear la invasión de las fuerzas policiales. Foto de Arkibong Bayan, utilizada con autorización.

Exhibición virtual

La exposición se montó virtualmente bajo la dirección de la doctora Cecilia De La Paz, conservadora jefe y directora de la OICA, para que los visitantes puedan revivir los días de la Comuna Diliman desde casa.

La exhibición está escrita totalmente en el idioma nacional filipino y detalla los acontecimientos día a día durante la Comuna, sobre la base de investigaciones en archivos y entrevistas con participantes y testigos claves. Interpretó estos encuentros a través del poema “A la juventud filipina” de José Rizal de 1879, que exhortaba a los jóvenes a ofrecer sus talentos e inteligencia a su país.

El material de archivo incluye una copia digitalizada del “Informe final de la comisión de investigación sobre los hechos y acontecimientos ocurridos en la Universidad Diliman del 1 al 9 de febrero de 1971″ de la administración de la UP, relatos escritos de testigos presenciales, panfletos y boletines de activistas, recortes de periódicos, fotos y hasta la grabación de una emisión de DZUP.

‘El sexto día’. Captura de pantalla de una sección del “Engkwentro: Sa(la)ysay ng Diliman Commune’ exposición virtual

Mapa interactivo

Junto con la narración histórica hay un mapa interactivo del lugar de los acontecimientos, según un mapa del arquitecto Ringer Manalang, de la Oficina del Arquitecto de la UP Diliman, y que se ha presentado digitalmente para la exposición. Los espectadores pueden pasar el ratón sobre los iconos y los nombres de los lugares en el mapa para mostrar los acontecimientos de cada día:

Ang pagmamapa ng mga kaganapan ng Diliman Commune ay ang pagkilala sa kahalagahan ng mga lugar na sangkot sa yugtong ito ng kasaysayan ng UP Diliman – mga lansangan, silid-aralan, opisina, dormitoryo, at mga pook sa loob ng kampus na naging espasyo ng engkwentrong pisikal at ideyolohikal. Bilang lunsuran ng kilos-protesta, hindi naglaon ay naging espasyo ito ng pagbubuwis ng buhay, ng paninindigan sa ideyolohiyang pinanghahawakan, ng tensyong pangkomunidad, at ng paggamit ng sining at agham upang “protektahan” ang kampus ng Diliman bilang kanlungan ng malayang kaisipan.

La cartografía de los acontecimientos de la Comuna es un reconocimiento de la importancia de los lugares implicados en la historia de la UP Diliman en este periodo, como caminos, aulas, oficinas, dormitorios y lugares dentro de la universidad que sirvieron para encuentros físicos e ideológicos. Como lugar de acciones de protesta, se convirtieron luego en espacios de sacrificio de vidas, de compromiso con sus principios ideológicos, de tensiones comunitarias y de uso del arte y la ciencia para “proteger” la universidad de Diliman como cuna del pensamiento libre.

Captura de pantalla del mapa interactivo de los acontecimientos de la Comuna de Diliman en la exposición virtual “Engkwentro: Sa(la)ysay ng Diliman Commune’.

Legado de la Comuna

Además de recordar los acontecimientos de 1971, la exposición virtual explora la Comuna y las décadas de fomento activista e intelectual de 1960 y 1970 que impulsaron el activismo en el trabajo académico, inspiraron obras artísticas y literarias y subrayaron la necesidad de afirmar el papel de la universidad como espacio seguro para la libre expresión y el discurso intelectual sin temor a represión estatal.

Una expresión concreta de este legado es la oferta de Estudios Filipinos 21, asignatura de Educación General de la UP sobre los aspectos lingüísticos, culturales y literarios de la dominación y la resistencia del pueblo durante los años de la dictadura de Marcos.

Mientras Filipinas sigue tambaleándose hacia un régimen autoritario total bajo Duterte, la narrativa y las lecciones históricas de la Comuna de Diliman deberían servir para inspirar la lucha continua por la libertad y la democracia genuinas en el presente.

Revelación: El autor es el investigador principal de Engkwentro, conmemoración de los 50 años de la Comuna Diliman de la UP Diliman.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.