Principal festival literario del Caribe publica lista de candidatos para 2021; escritores de Trinidad y Tobago dominan la lista

Portadas de los libros que han entrado en la lista del Premio OCM [Un medio caribeño] Bocas de Literatura del Caribe 2021. Imagen por cortesía de Bocas LitFest, editada y utilizada con autorización.

Aunque los escitores de cinco diferentes territorios caribeños están en la lista del Premio Bocas OCM [Un medio caribeño] 2021 para literatura caribeña, escritores de Trinidad y Tobago se han asegurado la mayor parte de un premio, que ya está en su undécimo año, ampliamente considerado como el mayor premio literario para los escritores caribeños.

El premio es de 10 000 dólares estadounidenses y celebra libros en tres géneros: poesía, ficción y no ficción literaria que publicaron autores caribeños en el año precedente. De los nueve que están en la lista para el premio de 2021, cinco son escritores trinbagoenses, los otros autores son de Dominica, Guyana, Jamaica y Santa Lucía.

El propio festival, que se realizará virtualmente por la pandemia de COVID-19 por segundo año consecutivo, tendrá lugar del 23 al 25 de abril. Este año presidirá Vahni Capildeo, ganadora del Premio Forward 2016.

Poesía

La lista de poesía incluye a un veterano literario, con las colecciones elegidas de diversos temas. “Guabancex”, llamado por una deidad taíno de las tormentas, es la primera colección de Celia Sorhaindo, poeta de Dominica. Su libro está inspirado por el devastador impacto que el huracán maría tuvo en la lista de 2017.

Los jueces del panel de poesía, que incluyen a la poeta jamaicana y presidenta Opal Palmer Adisa, la poeta trinitense Danielle Boodoo-Fortuné y el escritor guyanés-canadiense Kaie Kellough, sintieron que la forma y expresiones de los poemas de Sorhaindo capturaron la “amplitud y la vulnerabilidad de la vida en una isla y transmitió un trauma colectivo que se mueve a través y más allá del dolor a lo que es valioso y posible”.

El jurado describió “The Dyzgraphxst”, segundo libro de la canadiense Canisia Lubrin, como “un viaje en el que el significado es a menudo un camino sin pavimentar, pero el viaje es muy satisfactorio”, mientras que “Country of Warm Snow”, sexto libro del trinitense Mervyn Taylor, explora la experiencia de vivir entre dos países durante cinco décadas. El jurado describió la colección como “un libro poco común que se lee con una facilidad engañosa […] que se mueve con fluidez a través del tiempo y de las fronteras, a la vez que está profundamente arraigado en un lugar”.

Ficción

Malachi McIntosh, editor de Wasafiri, presidió el panel de ficción, cuyos jueces incluyeron a Roland Gulliver, director del Festival Internacional de Autores de Toronto, y la escritora Tiphanie Yanique de las Islas Vírgenes estadounidenses.

La lista de esta categoría incluía dos novelas debut y el más reciente libro de una anterior ganadora del OCM Bocas Prize. “These Ghosts Are Family” (Estos fantasmas son familia) de la jamaicana Maisy Card se adentra en los enredos de una familia a lo largo de varias generaciones. El libro impresionó a los jueces por la forma innovadora en que aborda la “historia de la esclavitud caribeña y el legado del trauma que ha pasado de generación en generación”.

Ingrid Persaud, escritora trinitense que vive en el Reino Unido, recibió elogios por “crear personajes por los que sentirnos real cariño” en su primera novela “Love After Love” (Amor después del amo), mientras su compatriota Monique Roffey, que también vive en el Reino Unido, cumplió con su más reciente oferta, “The Mermaid of Black Conch” (La sirena de caracola blanca) que fue buen recibida y ganó recientemente el Libro Costa del Año.

Roffey no es ajena a la aclamación literaria, ya ganó el Premio OCM Bocas en 2013 por su novela “Archipiélago”. De su último libro, el jurado dijo que “se lee como el trabajo de una novelista que domina su material y se centra en el uso de un “entonces” mítico para hablar del ahora”.

No ficción

El espectro de obras presentadas para este género, que incluía trabajos desde ensayo y memorias hasta crítica cultural, llevó al jurado –presidido por Rosamond S. King, la escritora guyanés-estadounidense Gaiutra Bahadur y el autor británico Blake Morrison– a creer que “la no ficción caribeña está en excelentes manos”.

Las memorias “de color” de la trinitense Katherine Agyemaa Agard, que incorpora hábilmente material visual a la narración, fueron consideradas “audazmente experimentales”, mientras que “The Undiscovered Country” (El país por descubrir) de Andre Bagoo resonó como una colección “maravillosamente inteligente” de ensayos diversos sobre todos los temas, desde arte hasta política: “¿En qué otro lugar se podría encontrar comida callejera de Trinidad en el mismo volumen que una valoración de la poesía de Thom Gunn, o a Dylan Thomas codeándose con el soca?”.

Por último, “Musings, Mazes, Muses, Margins” (Meditaciones, laberintos, musas, márgenes), las memorias de Gordon Rohlehr, eminente literato nacido en Guyana y que vive en Trinidad, se presentó como una autobiografía. La trama se cuenta a través de una doble personalidad y un diario de sueños que une el J'ouvert, ritual previo al amanecer que anuncia el inicio del Carnaval de Trinidad y Tobago, con el “alegre frenesí” del escenario principal del Carnaval, y la solemnidad del Miércoles de Ceniza, inicio oficial de la temporada de Cuaresma que cierra la fiesta anual de las calles del país.

La lista de finalistas del Premio OCM Bocas se publicará el 28 de marzo, y los ganadores se anunciarán el 24 de abril, durante el festival virtual.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.