“Esto va más allá de la violencia”: Golpe en Myanmar y la dura represión de la democracia de los militares

“De la pared a la democracia”
Muro de la libertad instalado por los manifestantes antigolpistas. Utilizada con autorización.

Este artículo apareció originalmente en el blog de un colaborador de Global Voices que prefiere permanecer en el anonimato. Se publica aquí como una serie de tres entregas.

A lo largo de febrero, las protestas antigolpistas enfrentaron constantes represalias de las fuerzas de seguridad de Myanmar. Pese a esto, los valientes manifestantes siguieron saliendo a las calles todos los días para luchar pacíficamente contra las injusticias, los abusos de derechos humanos y contra la violencia.

La siguiente cronología detalla algunas de las leyes opresivas y la brutal represión de los militares.

Escalada de la represión violenta

En la noche del 8 de febrero, el consejo militar estableció un toque de queda nacional (artículo 144) y una ley de asamblea que restringía las reuniones de más de cinco personas.

El 9 de febrero, el Ministerio de Telecomunicaciones y Comunicaciones, siempre bajo el control del consejo militar, introdujo un draconiano proyecto de ley de ciberseguridad que podría llevar a la detención de manifestantes en línea. Al proyecto se opusieron 161 organizaciones de la sociedad civil y la Federación Informática de Myanmar.

Ese mismo día, la Policía empezó a disparar contra los protestantes con municiones reales y cañones de agua en Naypydaw, la capital. A Mya Thwe Thwe Khine, manifestante de 19 años, le dispararon en la cabeza; murió en el hospital el 19 de febrero y se convirtió en la primera mártir del movimiento de protesta.

Aunque no se aprobó la ley de ciberseguridad, el 10 de febrero el consejo militar enmendó las leyes de protección de la privacidad del ciudadano, que ahora autorizan a la Policía a detener a personas sin orden judicial y durante más de 24 horas. El 13 de febrero, se reintrodujo la ley de administración de barrios o pueblos, que se remonta a la era de la anterior junta militar. La ley exige que la gente se registre para pedir permiso para circular por la noche.

A partir del 11 de febrero, las detenciones nocturnas de las personas que participaban en el movimiento de desobediencia civil aumentaron durante el toque de queda. Algunos de estos intentos lograron evitarse, ya que miembros de la comunidad se reunieron y disuadieron a la Policía.

Luego, el 13 de febrero, los militares emitieron órdenes de detención contra siete líderes de la protesta y artistas.

En la noche del 14 de febrero, los militares atacaron a los manifestantes cerca de la Oficina de Electricidad de Myitkyina, capital del estado de Kachin. Aunque no hubo heridos, algunos periodistas fueron detenidos.

El 15 de febrero, una persona minusválida fue brutalmente agredida por la policía antidisturbios durante una redada.

El 18 de febrero, los militares y la policía lanzaron un violento ataque en la capital, Nay Pyi Taw, detuviendo a unos 50 manifestantes. Esto marcó el inicio de detenciones masivas durante las protestas en ciudades de todo el país.

El 20 de febrero, policías y militares abrieron fuego contra civiles en el embarcadero de Mandalay después de que los manifestantes intentaran impedir que los militares tomaran un barco en huelga. Dos personas murieron en el acto y varios manifestantes resultaron heridos. Al parecer, el ataque en Mandalay fue perpetrado por la tristemente célebre División de Infantería Ligera 33, el mismo grupo acusado de cometer atrocidades contra los rohinyá en 2017.

Esa misma semana, se difundió en redes sociales el video de un soldado que mostraba armas reales y amenazaba con disparar a la gente en la cabeza. Mientras tanto, se difundieron en TikTok varios videos de soldados que instigaban a la violencia y amenazaban a los manifestantes.

En la noche del 25 de febrero, una gran fuerza policial allanó el municipio de Tarmwe, en Rangún, y detuvo a 15 manifestantes, lo que supuso el primer uso de la fuerza y las primeras detenciones en la mayor ciudad de Myanmar.

El 26 de febrero, los militares empezaron a dispersar los principales puntos de protesta en Rangún con bombas sónicas, gas lacrimógeno y proyectiles reales, lo que aumentó la violenta represión en la ciudad. Ese mismo día, se produjeron represiones similares en otras grandes ciudades como Mandalay y Naypyidaw. La actividad militar continuó en Rangún el 27 y 28 de febrero, con la detención de varios manifestantes.

El 27 de febrero, los militares reprimieron brutalmente las protestas en la ciudad de Monywa, en el centro de Myanmar. Dos personas resultaron heridas mortalmente.

El 28 de febrero se produjo la represión más brutal desde el comienzo de las protestas: 18 personas fueron asesinadas en siete ciudades: Rangún, Myeik, Dawei, Mandalay, Mawlamyine, Bago y Pakkoku. Ocurrió durante las protestas nacionales relacionadas con la Alianza del Té con Leche. Fue el día más violento de todo febrero.

Hasta el 2 de marzo, según la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos (AAPP), casi 1300 personas han sido detenidas, acusadas o condenadas desde el 1 de febrero, y 988 siguen detenidas o tienen órdenes de arresto pendientes.

Entre los detenidos y atacados con violencia hay periodistas y menores.

Ocurre ahora: junta terrorista ataca brutalmente la casa del periodista de la DVB.  JUNTA TERRORISTA. Golpe 1 de marzo. Lo que está pasando en Myanmar.

Si. Este hombre es reportero de DVB que trabaja en Myeik.
Somos civiles desarmados.
¿Qué debemos hacer? Ocurrió a las 11 horas de la noche.
Qué esta pasando en Myanmar. Luchar por la democracia.

Sin palabras .. ahora es momento de mostrar que estamos indefensos. Qué esta pasando en Myanmar.
—-
El periodismo no es un delito. Qué está pasando en Myanmar. Aung Kyaw. Kaung Myat Hlaing.

El 3 de marzo, una atrocidad aún mayor causó 38 muertes en las ciudades de Monywa, Mandalay, Myinchan, Mawlamyine, Kalay y Rangún.

En el municipio de Oakkala Norte, Rangún, [ADVERTENCIA: IMAGEN GRÁFICA] se denunció el uso de subfusiles por parte de los militares: al menos 20 personas muertas. El video [ADVERTENCIA: IMAGEN GRÁFICA] de un manifestante que recibe un disparo en la cabeza mientras es detenido en Rangún es solo uno de los ejemplos de imágenes de atrocidades militares ampliamente compartidas en Facebook.

Los registros de violaciones de los derechos humanos por los militares, incluidos los ataques dirigidos a los voluntarios médicos, siguen difundiéndose en Facebook y Twitter.

Terrible violencia policial: golpean al equipo de cobertura médica y destruyen ambulancias en Okkalapa Norte, Rangún, hoy.
Qué está pasando en Myanmar. Golpe birmano. Violencia policial en Myanmar.

Hoy, los criminales que mataron a dos personas inocentes en Myingyan, hirieron y detuvieron a muchos manifestantes. Además tenían un francotirador en un banco. La represión duró de las 9.30 de la mañana hasta la tarde.
Alianza del Té con Leche. Golpe el 3 de marzo. Qué está pasando en Myanmar.
————-
Esto va más allá de la violencia.👇

Hasta el 3 de marzo, el número total de muertos durante las protestas era de al menos 50. La mayoría murió por disparos en la cabeza de soldados desplegados por el consejo militar.

El 1 de marzo, el Comité de Representación de Pyidaungsu Hluttaw (CRPH), comité formado por la destituida Liga Nacional de la Democracia en oposición a la Junta, declaró el Consejo Administrativo de Estado, dirigido por el líder del golpe, general Min Aung Hlaing, organización terrorista por las violaciones de los derechos humanos perpetradas contra protestantes pacíficos y civiles.

Exigen protección de Naciones Unidas

Los ciudadanos de Myanmar han pedido el apoyo de Naciones Unidas para resistir al golpe que dio el Tatmadaw, el Ejército del país, el 1 de febrero 2021. En las numerosas protestas que tienen lugar en todo el país se pueden ver pancartas que piden la intervención de Naciones Unidas y hasta de Estados Unidos.

En la primera reunión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas celebrada en Ginebra el 12 de febrero, el Representante Permanente de Myanmar ante Naciones Unidas en Ginebra, Myint Thu, habló en nombre del consejo militar.

Sin embargo, el 26 de febrero, durante la segunda Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York, el embajador de Myanmar ante Naciones Unidas, Kyaw Moe Tun, hizo una sorprendente declaración de pedido al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en nombre del gobierno civil para que tomara medidas contra el Ejército de Myanmar. Concluyó su discurso en birmano, con la voz entrecortada, alabando y agradeciendo al pueblo de Myanmar e, hizo el saludo de los tres dedos, gesto que se ha convertido en un símbolo de resistencia a la junta.

El consejo militar despidió a Kyaw Moe Tun al día siguiente, lo llamó traidor nacional, pese a esto, la imagen del embajador haciendo ese saludo se convirtió en una fuente de esperanza para las personas.

Mientras la última semana de febrero aumentó la violencia perpetrada por los militares, los ciudadanos de Myanmar tenían grandes expectativas de que Naciones Unidas interviniera. En las redes sociales y en las pancartas de protesta aparecieron mensajes como “¿Cuántos cadáveres necesita Naciones Unidas para tomar medidas contra el Ejército birmano?, así como el sombríamente irónico “Dispárenme si necesitas otro cadáver para que Naciones Unidas actúe”.

◼¿Cuántos cadáveres se necesitan para que Naciones Unidas actúe contra los militares birmanos?

◼¿Cuántos cadáveres necesita Naciones Unidas para tomar medidas contra el Ejército birmano?

◼¿Cuántos civiles deben morir para que se restablezca la democracia aquí?
Golpe 28 de febrero.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.