Las mujeres “no tienen que ajustarse a la percepción de otro”, dice ingeniera aeroespacial turca

Gökçin Çınar

Gökçin Çınar. Imagen usada con autorización.

Según datos de la UNESCO (2014-2016), solo alrededor del 30 % de las estudiantes de todo el mundo eligen estudios superiores relacionados con las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (CTIM).

Existe abundante documentación sobre cómo influyen en esta desigualdad el sesgo de género y los estereotipos perjudiciales, que suelen inculcarse desde una edad muy temprana.

Gökçin Çınar, ingeniera aeroespacial de 30 años de Esmirna (Turquía), es una de las pocas mujeres que se dedica a las CTIM.

Actualmente es investigadora en el Laboratorio de Diseño de Sistemas Aeroespaciales (ASDL, por su nombre en inglés) del Instituto Tecnológico de Georgia (Georgia Tech) de Atlanta (Estados Unidos). Su trabajo se centra en las nuevas tecnologías y diseños aeronáuticos que podrían contribuir a que la aviación fuera más sostenible y ecológica.

Çınar y su marido tienen un popular canal de YouTube sobre ciencia e ingeniería, en el que suelen animar a las jóvenes a seguir sus pasiones y sus sueños.

El 4 de marzo, en vísperas del Día Internacional de la Mujer, hablé con Çınar por teléfono y correo electrónico sobre su carrera, su campo de trabajo y sus aventuras en YouTube.

Esta entrevista se ha modificado para reducir su extensión.

Sevgi Yagmur (SY): ¿Cómo empezó a interesarte la ingeniería aeroespacial? 

Gökçin Çınar (GÇ): As a child, I have always been fascinated by the concept of flight. I remember wanting to become a pilot from an early age. I also loved building stuff. I don’t think there is a single event or person who inspired me, but the engineering part definitely comes from the men in my family. My father is a very hands-on and creative person. I’ve always enjoyed helping him design and build things from scratch. When I was a little girl, I had my own little hammer that I used to build wooden airplanes with my grandpa. All I had to do was to combine my passion for flight and space with my interest in engineering. I guess it was meant to be.

Gökçin Çınar (GÇ): Desde niña siempre me ha fascinado la idea de volar, recuerdo que ya entonces quería ser piloto. También me encantaba construir cosas. No creo que haya un hecho único o una sola persona que me inspiraran, pero seguro que la parte de la ingeniería viene de los hombres de mi familia. Mi padre es una persona muy práctica y creativa, y siempre me ha gustado ayudarlo a diseñar y construir objetos desde cero. Cuando era niña, tenía un martillito que usaba para construir aviones de madera con mi abuelo. Solo tenía que combinar mi pasión por volar y por el espacio con mi interés por la ingeniería. Supongo que era inevitable.

SY: ¿Tuviste que enfrentar algún estereotipo de género cuando elegiste orientar tus estudios hacia este campo?

GC: Aerospace engineering was the only profession I ever wanted in high school. My parents and I were overjoyed when I got my university entrance exam scores, that placed me into the top school  and most importantly, my dream field.

Little did I know about all the criticism I’d get from my extended family, teachers, or even total strangers. Many people didn’t think I’d have a future in aerospace engineering. Some thought I “wasted” my exam score by not choosing to study medicine, which apparently was more suitable for my gender, others thought if I wanted to study engineering, I should have chosen something that was more “girly”, whatever that meant. But I didn’t listen to any of it. I was sure of myself and I knew what I wanted so at the end of the day it didn’t have even the tiniest impact on my life. My parents supported me all the way, so I feel I’m privileged in that sense.

GC: La única profesión que me planteaba cuando estaba en secundaria era ingeniería aeroespacial. Tanto mis padres como yo nos alegramos mucho cuando vimos mis notas del examen de acceso a la universidad porque me permitía entrar en las mejores universidades y, sobre todo, en la carrera que quería.

Ni me imaginaba las críticas que iba a recibir de otros familiares, profesores e incluso completos desconocidos. Mucha gente no consideraba que hubiera futuro para mí en la ingeniería aeroespacial. Algunos pensaban que “desperdiciaba” mi calificación por no elegir Medicina, al parecer más adecuada para una mujer. Otros creían que, si quería estudiar Ingeniería, debería haber elegido algo más “femenino”, sea lo que fuera eso. Pero no hice ningún caso. No afectó a mi vida en lo más mínimo porque estaba segura de mí misma y sabía lo que quería. Siempre tuve el apoyo de mis padres, y por eso me siento privilegiada.

SY: ¿Qué es lo que más te entusiasma de tu trabajo? 

GC: My research focuses on novel aircraft designs and technologies that can make aviation more sustainable and environmentally responsible. Although the global aviation industry by itself is not a major contributor to climate change right now, we expect its share to grow rapidly as the demand in aviation increases. There are many design solutions, technologies, and operational improvements that can help reduce the amount of fossil fuel necessary to fly an aircraft. I did my Ph.D. in one of the most promising and most radical solutions: electrified aircraft. With the recent technological advances in electric machines and batteries, we can now talk about electrifying the aircraft propulsion system. Electrified aircraft propulsion is a novel technology that has the potential to significantly reduce, and even fully eliminate fuel consumption and aircraft emissions while allowing for more affordable and quieter flights. Of course, it also comes with many challenges that we engineers have to overcome. My current research projects funded by the US government, including NASA, are focused on finding the right solutions to these challenges.

GC: Investigo nuevas tecnologías y diseños aeronáuticos para que la aviación pueda ser más sostenible y ecológica. Aunque en estos momentos el rubro de la aviación global no sea la principal causa del cambio climático, se espera que eso cambie rápidamente cuando crezca la demanda de dicha industria. Hay muchas soluciones de diseño, tecnologías y mejoras operacionales que pueden reducir la cantidad de combustible fósil que un avión necesita para volar. Mi doctorado se centró en una de las soluciones más prometedoras y radicales: aviones eléctricos. Con los recientes avances tecnológicos en baterías y máquinas eléctricas, ahora podemos hablar de electrificar el sistema de propulsión del avión. La propulsión aeronáutica eléctrica es una tecnología novedosa que tiene el potencial de reducir de forma significativa, e incluso eliminar completamente, el consumo de combustible y las emisiones del avión y, a la vez permitir vuelos más económicos y silenciosos. Está claro que presenta muchos retos que la ingeniería debe superar. El objetivo de mis proyectos de investigación actuales, financiados por el Gobierno estadounidense, incluida la NASA, es encontrar soluciones adecuadas.

SY: ¿Enfrentaste algún desafío a causa de tu género y tu etnia por ser ingeniera extranjera? ¿Cómo lo superaste?

GC: I think, in the US, we live in a transition era where diversity, equity, and inclusion is becoming more and more important in both every day and professional life. But we are not there yet. Especially those of us in STEM have a very, very long road ahead of us. I am lucky that my current working environment supports diversity, but obviously, I don't always stay within my bubble. As a foreign female engineer working in a white-male-dominated field, I have had many unpleasant experiences over the years.

Recently, I was told by a source of authority that I should change my name to be more successful because it was hard to pronounce. We are expected to deal with such daily micro-aggressions, with a smile, looking our best without trying hard. And although there is a rising awareness to be more inclusive, there are still not many female engineers in high-level positions. There are not many female academics in the aerospace engineering departments of top universities. Most panels are still male-dominated. And as many of my other female colleagues do, I try to overcome such challenges by excelling in my field, working harder and putting more effort into everything I do.

GC: Creo que en Estados Unidos estamos en un periodo de transición donde la diversidad, la igualdad y la inclusión son cada vez más importantes, tanto en el día a día como en la vida profesional. Pero aún queda camino que recorrer. En CTIM en particular queda mucho por hacer. Tengo suerte porque en mi lugar de trabajo se apoya la diversidad, pero no vivo en una burbuja. Como ingeniera extranjera que trabaja en un campo dominado por hombres de raza blanca, he tenido muchas experiencias desagradables durante estos años.

Hace poco una persona con autoridad me dijo que mi nombre era difícil de pronunciar y que debería cambiármelo para tener más éxito. Se supone que tenemos que enfrentarnos a esas microagresiones diarias con una sonrisa y un aspecto naturalmente perfecto. Y, aunque hay cada vez más sensibilidad en lo que respecta a la inclusión, todavía no hay suficientes ingenieras en posiciones de alto nivel. No hay muchas académicas en los departamentos de ingeniería aeroespacial de las mejores universidades, y muchos paneles siguen dominados por hombres. Como muchas de mis colegas, intento superar esos retos sobresaliendo en mi campo, trabajando más y esforzándome más en todo lo que hago.

SY: Has dicho que trabajas con la NASA y otros gigantes de la aviación como Boeing y Airbus. ¿Cómo contribuye tu trabajo a la industria?

GC: I joined the Aerospace Systems Design Lab (ASDL) at Georgia Tech as a Ph.D. student and graduate research assistant eight years ago. ASDL is a very unique lab. It consists of a very large and multidisciplinary group of students and faculty. The close relationship we at ASDL enjoy with the industry allows us to work on real-world problems and make a significant research impact in our field. The findings of our research in academia are being utilized in real-world applications and informing the decision-makers in the government and the industry, which is the most exciting part of my job.

GC: Entré en el Laboratorio de Diseño de Sistemas Aeroespaciales (ASDL) de Georgia Tech como estudiante de doctorado y asistente de investigación de posgrado hace ocho años. ASDL es un laboratorio muy particular: es un grupo multidisciplinario muy grande de estudiantes y docentes. Tenemos una relación muy cercana con la industria, y eso permite que trabajemos en problemas reales y que nuestra investigación tenga un impacto significativo. Los descubrimientos de nuestra investigación académica se aplican en el mundo real y dan información a quienes toman decisiones en el Gobierno y en la industria, y esa es la parte más emocionante de mi trabajo.

SY: Tienes un canal de YouTube sobre CTIM y una serie llamada #KadınDediğin [una mujer, dices]. ¿Por qué decidiste empezar el canal y la serie, y qué objetivo tienen?

GC: Back in 2016 when I was a grad student at Georgia Tech, I came up with an idea to combine my passion for acting and engineering. My then-boyfriend and now-husband liked the idea and together we created Biz Siz Onlar [Us, You, Them], our YouTube channel.

We made videos about various engineering fields where we interviewed each other and our friends with STEM degrees. I wanted these videos to help break the gender stereotypes that I experienced back in high school. I wanted to encourage young women to follow their dreams and choose their professions according to their passions, not according to society’s expectations. Shortly after releasing these interview videos, I started to receive messages from high school students from around Turkey. This helped me realize all the challenges some of these young, brilliant girls have to overcome. Their stories about suppression and their admirable resilience against it are the main reasons why I will never stop advocating for equality and social injustice. My goal is to show them that they don’t have to fit themselves into someone else’s perception of who they should be, how they should behave, what they should dream and achieve. I think showing the younger generation that it is possible to live your life outside the boxes that their society might try to put them in is a powerful inspiration.

GC: En 2016, cuando era estudiante de posgrado en Georgia Tech, se me ocurrió la idea de combinar mi pasión por la actuación y la ingeniería. A mi marido, que entonces era mi novio, le gustó la idea, y juntos creamos Biz Siz Onlar [Nosotros, Ustedes, Ellos], nuestro canal de YouTube.

Hicimos videos sobre varios campos de la ingeniería donde nos entrevistábamos mutuamente, así como a nuestros amigos licenciados en CTIM. Yo quería que los videos contribuyeran a romper los estereotipos de género que yo misma había experimentado en el instituto. Quería animar a las jóvenes a seguir sus sueños y elegir una profesión que las apasionara, no por las expectativas de la sociedad. Poco después de publicar esas entrevistas empecé a recibir mensajes de estudiantes de secundaria de toda Turquía. Eso me ayudó a darme cuenta de todas las dificultades que algunas de esas chicas jóvenes y brillantes tienen que enfrentar. Sus historias acerca la represión que han sufrido y cómo han resistido son el principal motivo por el que nunca dejaré de defender la igualdad y la injusticia social [sic]. Mi objetivo es mostrarles que no tienen que ajustarse a la percepción de otro de qué deberían ser, cómo deberían comportarse, qué deberían soñar y conseguir. Me parece muy inspirador enseñarles a las jóvenes generaciones que es posible rechazar los moldes en los que la sociedad quiere que encajen.

SY: ¿Cuál es tu siguiente proyecto?

GC: Many things! The more steps I climb, the higher I’d like to go. I wouldn’t be able to list all the things I’d like to do here even if I wanted to. But my top two goals in the near future are to become a successful academic faculty member and get my private pilot’s license.

GC: ¡Tengo muchos! Cuanto más subo más me gustaría subir. Aunque quisiera, no podría nombrar todo lo que me gustaría hacer. Pero mis dos objetivos principales en el futuro más cercano son convertirme en una buena profesora y sacarme la licencia de piloto privado.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.