- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Cómo un movimiento juvenil desafía a la vieja guardia política en Namibia

Categorías: África Subsahariana, Namibia, Etnicidad y raza, Juventud, Medios ciudadanos, Política

Iglesia Luterana de Cristo (o Christuskirche), monumento histórico en Windhoek, Namibia. Imagen de Henning Supertramp [1], 9 de diciembre de 2016 (CC BY 2.0 [2]).

Hace poco más de seis años, el 10 noviembre 2014, varios jóvenes se dirigieron a un terreno municipal desocupado [3] en Windhoek, capital de Namibia, donde colocaron carteles y declararon las parcelas ocupadas.

Los hombres, liderados por los activistas Job Amupanda, George Kambala y Dimbulikeni Nauyomamade, adujeron la desigualdad y la injusticias en el acceso a la tierra como razones [3] para su acción de apropiamiento. La respuesta no pudo ser mayor: la mayoría de los medios namibios informaron del incidente, hasta el propio presidente Hage Geingob.

El 25 de noviembre de 2020, uno de esos jóvenes, Job Amupanda, fue elegido como alcalde [4] de Windhoek en las elecciones locales.

Un día como hoy, hace seis años, se preparó el camino y nunca miramos atrás.

Tal vez no tengamos el PODER ni el DINERO, pero tenemos IDEAS, poderosas IDEAS, algo que ellos no tienen. Tenemos Espíritu, Energía, Talento y Ritmo. ¡Se vienen PODEROSAS ideas!

Amupanda, de 33 años, es excatedrático titular [10] y vicedecano [11] de la Universidad de Namibia y tiene un doctorado en estudios políticos. Cuando se apropiaron de la tierra, era secretario de información de la Liga Juvenil del Partido SWAPO [12] (SPYL).

La protesta de los activistas dio origen al movimiento radical de izquierda Reposicionamiento Afirmativo [13], que se convirtió en un partido político [14] en 2020. La acción no se limitó a la protesta por el apropiamiento de tierra: poco después de la fundación del movimiento en 2014, más de 14 000 personas acudieron a su llamado en noviembre de 2014 de presentar solicitudes de tierras [15]. En marzo de 2105, más de 35 000 namibios [16] lo habían hecho. Este repunte en las solicitudes de tierras fue un reflejo de la inaccesibilidad de la tierra que prevalece en el país.

Los tres activistas culparon a la Organización del Pueblo de África del Sudoeste (SWAPO [17]), el partido gobernante en el Parlamento, de no solucionar las desigualdades imperantes en Namibia, de ahí que actuaran para encontrar soluciones por su cuenta y movilizar a la sociedad.

Durante décadas, SWAPO luchó por la independencia de Namibia contra el dominio colonial. La tenacidad de SWAPO, fundada en 1960, como luchadora de la libertad, le valió el reconocimiento de Naciones Unidas [18] en julio de 1966, como única representante del pueblo namibio.

En las primeras elecciones libres e igualitarias de 1989 (antes solo podían votar los blancos) el líder de SWAPO, Sam Nujoma [19], fue elegido como primer presidente de la Namibia independiente. Desde entonces, se ha mantenido como en el partido dominante en el país, pero en las elecciones nacionales [20] de 2019 perdió alrededor del 30 % de los votos.

Desigualdades coloniales siguen latentes en Namibia independiente

El alejamiento de los votantes de los antes venerados luchadores por la independencia tuvo sus razones. Las consecuencias de la colonización y del apartheid siguen siendo patentes en Namibia.

En las ciudades, los diferentes grupos de población siguen viviendo en gran medida segregados [21] unos de otros, y los costos de la vivienda son elevados, especialmente en Windhoek, donde el acceso a la tierra [22] es tremendamente difícil y con un costo exorbitante.

Este problema persiste por qué el 70 % [23] de las tierras agrícolas comerciales namibias siguen perteneciendo a la minoría blanca, tres décadas después de la independencia  de este país del sur de África, en 1990.

Por tanto, la desigualdad social en Namibia es una de las más altas del mundo [24], con un gran número de ciudadanos que sufren la pobreza y el desamparo. Para muchos namibios, la independencia apenas ha mejorado su nivel de vida. La herencia colonial sigue siendo palpable. Treinta años después de la independencia, la decepción se extiende en la sociedad namibia.

Amupanda se distanció [25] de SWAPO, y evitó el escepticismo de los namibios hacia la élite gobernante. Esto probablemente contribuyó a su ascenso al poder. Ha seguido hablando de abordar las desigualdades imperantes en la sociedad namibia; eso fue evidente en su primer discurso [26] como alcalde de Windhoek en diciembre de 2020, en el que prometió centrarse en la prestación de servicios y no en la política partidista. Se informa [4] que dijo “Sepan que su responsabilidad está en la gestión. No en el liderazgo político, sino en la administración de la ciudad”.

Acción política real

Job Shipululo Amupanda durante una protesta juvenil por la tierra en Windhoek. Imagen por ShopLeft [27], 21 de abril de 2019 (CC BY-SA 4.0 [28]).

Amupanda prometió hacer frente a la ineficacia e ineficiencia que caracterizaron los escasos servicios de la ciudad durante años. El 2 de marzo, la administración comunal cortó el suministro de agua a cinco ministerios por su incapacidad para liquidar una factura de agua acumulada de 47 millones de dólares namibios (unos 3,1 millones de dólares estadounidenses):

ÚLTIMAS NOTICIAS: El miércoles, la ciudad de Windhoek cortó el suministro de agua a cinco ministerios. La portavoz comunal, Lydia Amutenya, confirmó los cortes esta mañana y dijo que los ministerios tenían acumulado 47 millones de dólares namibios derivados de facturas de agua no abonadas.

La medida tuvo un impacto inmediato: el Gobierno pagó. Como resultado, la ciudad pudo pagar sus deudas [31] con el proveedor de agua y energía NamPower, por primera vez en décadas.

Otro ejemplo es un proyecto de jardinería urbana. Namibia depende [32] en gran parte de las importaciones de alimentos de Sudáfrica, por lo que la administración de Amupanda quiere producir alimentos en una granja de 2000 hectáreas de propiedad de la ciudad.

Dada la situación, la promoción de formas modernas de agricultura doméstica es un acto de autoempoderamiento para los ciudadanos namibios.

Tenemos grandes sueños e ideas sobre agricultura urbana. Esto es en las afueras de nuestras ciudades. En estas tierras, cerca de 2000 hectáreas, construiremos granja productora de alimentos de propiedad de la ciudad. Nos asesora Thomas Sankara, “el que te alimenta te controla”.

El Reposicionamiento Afirmativo de Amupanda pasó de ser un movimiento juvenil a un partido político. También SWAPO se convirtió de luchadora por la independencia en un partido político.

El futuro determinará si Amupanda y su partido siguen cumpliendo sus promesas. De lo contrario, se arriesgan a correr el mismo destino que corrió el antes dominante partido en esa nación del sur de África.