- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Policía de Kenia recurre a relaciones públicas de Twitter cuando detención de bloguero va contra la opinión pública

Categorías: Activismo digital, Gobernabilidad, Libertad de expresión, Medios ciudadanos, Política, Protesta, Salud
Kenya Police. Image by theglobalpanorama. (CC BY-SA 2.0 )

Policía de Kenia. Imagen de DEMOSH/Global Panorama [1] en Flickr (CC BY-SA 2.0 [2] ).

La Policía de Kenia ha recurrido a Twitter en un esfuerzo para ganar la confianza de la población, pero su manejo del arresto de un destacado bloguero ha generado la furia de la opinión pública.

El 4 de marzo, la cuenta oficial de Twitter de la Dirección de Investigaciones Penales de Kenia, @DCI_Kenya [3], publicó un hilo [4] que confirma el arresto del bloguero Edgar Obare presuntamente por buscar defraudar y extorsionar 10 000 dólares estadounidenses a un políico keniano.

En un hilo de Twitter que contenía una serie de publicaciones procaces que incluían fotos del bloguero y su presunto cómplice, el dirección acusó a Obare de chantaje. Las publicaciones sostienen que era un estafador en serie:

En un caso de abierto chantaje de estafadores que pretenden beneficiarse financieramente de destacadas personalidades, por mancillar sus imágenes en línea y exigir dinero para no publicar información ‘escandalosa’ sobre ellos, los detectives han vuelto a arrestar al estafadores en serie, Edgar Obare.

En el mismo hilo de Twitter, el dirección consideró que las acciones de Obare infringen la sección 23 [6] de la ley del mal uso de computadores y ciberdelincuencia, de 2018, que afirma;

A person who knowingly publishes information that is false in print, broadcast, data or over a computer system, that is calculated or results in panic, chaos, or violence among citizens of the Republic, or which is likely to discredit the reputation of a person commits an offence and shall on conviction, be liable to a fine not exceeding five million shillings or to imprisonment for a term not exceeding ten years, or to both.

Una persona que, a sabiendas, publica información falsa en impresos, transmisiones, datos o por un sistema de cómputo, que es calculada o tiene como resultado pánico, caos o violencia entre ciudadanos de la república, o que es probable que desacredite la reputación de una persona comete un delito y es pasible de condena, puede recibir una multa que no exceda de cinco millones de chelines (poco más de 45 000 dólares estadounidenses) o prisión por un término de diez años, o ambos.

Si lo acusan y condenan, Obare podría enfrentar hasta diez años de prisión.

Este actual arresto no es el primer encuentro de Obare con las autoridades kenianas. En julio de 2020, lo arrestaron e interrogaron [7] por sus agitadas exposiciones de escándalos que involucran a conocidas personalidades kenianas que difundió vía Instagram.

Uan la sección 23 para silenciar a blogueros kenianos

Desde que la sección 23 se convirtió en ley en mayo de 2018, muchos blogueros han sido arrestados [8] y acusados según la ley por supuesto discurso de odio, difundir información falsa sobre la pandemia de COVID-19 o por criticar al Gobierno en línea.

Según Bowmanslaw.com [9], la Asociación de Blogueros de Kenia (BAKE) presentó una petición [10] en la Corte Superior para impugnar la constitucionalidad de 26 secciones de la ley, incluida la sección 23, antes de la aplicación de la ley. BAKE sostuvo [11]que la ley infringía la libertad de expresión y el derecho a la privacidad. En febrero de 2020, la petición fue desestimada y se dejó sin efecto la suspensión de las secciones impugnadas.

Golpe a la libertad de expresión, la Corte Superior desestima el caso de BAKE contra la ley de ciberdelincuencia.
Nuestra impugnación a la ley de mal uso de computadores y ciberdelincuencia de 2018 ha sido desestimada por el juez superior James Makau, que declaró que la ley es válida en su integridad
.
————–
La impugnación de la Asociación de Blogueros de Kenia (BAKE) de la ley de mal uso de computadores y ciberdelincuencia de 2018 ha sido desestimada después de que el juez superior James Makau declaró que la ley es válida en su integridad.

Aunque BAKE ha apelado la resolución [11], ya se sienten los efectos. Los blogueros y usuarios de internet han enfrentado cada vez más intimidación [15] y violencia por sus actividades en línea en años recientes.

Mientras el país se acerca a elección presidencial en 2022 [16], ha habido casos similares de arrestos de blogueros kenianos y usuarios de medios sociales según la ley por difundir información falsa sobre políticos. Falta más de un año para agosto de 2022, cuando los kenianos voten, y hay cada vez más preocupación [17] por la difusión de información equivocada en medios sociales que los analistas dicen que podría minar la democracia.

Acusan a dirección de inculpar a bloguero y de tener prioridades inoportunas

En Twitter, los kenianos expresaron su rabia tras la publicación del hilo y acusaron a la dirección de intimidación y de inculpar a Obare. Un usuario opina que Obare podría demandar a la dirección:

Otro se preguntó sobre otros detenidos injustamente:

La situación de Edgar Obare muestra cómo pueden incriminarte en un delito. Imaginen cuántos inocentes están tras las rejas porque alguna persona privilegiada aprovecha su poder.

Otra persona puso en duda las prioridades de la dirección otros casos de gran impacto de delitos no resueltos:

Así que la dirección tiene la energía y recursos para arrestar a Edgar Obare, nuestro “maestro de té” por tonterías, pero cuando denunció los anillos sexuales para menores no hicieron nada. ¡Absolutamente nada!

Policía de Kenia usa Twitter para cambiar su afectada imagen

Un reciente artículo de The Washington Post reveló [24] que la Policía de Kenia ve Twitter como su principal herramienta de relaciones públicas en un intento de cambiar la percepción del público sobre el trabajo que hacen:

To become known as crime fighters, not killers.

Para que nos conozcan como luchadores contra el delito, no asesinos.

En diálogo con The Washington Post, el director, George Kinoti, explicó por qué:

For a very long time in Kenya, police have been thought of as killers. See a policeman? You run. Nothing good could come of it,” he said. “If we want the public’s confidence, we have to show them we are not all like that—we do work for them.

“Durante mucho tiempo en Kenia, se ha pensando en la Policía como asesinos. ¿Ves un policía? Corres. Nada bueno puede salir de eso”, dijo. “Si queremos la confianza del público, debemos mostrar que no somos así, que trabajamos por ellos”.

La violencia es el sello de la Policía de Kenia. En abril de 2020, Human Rights Watch publicó [25] un informe sobre la violencia policial durante el toque de queda impuesto en marzo de 2020 para contener la propagación del COVID-19. Según el informe, en los primeros 10 días del toque de queda, seis personas murieron a causa de la violencia policial. A los once meses del toque de queda, 20 personas habían muerto.

La Policía de Kenia tiene un largo historial de uso excesivo de la fuerza, que a menudo se traduce en muertes innecesarias. Según Moina Spooner, de The Conversation [26], a eso han contribuido en gran medida diversos factores, como sus inicios bajo el dominio colonial británico, las malas políticas de reclutamiento, la corrupción y la escasa responsabilidad. Los kenianos ya no consideran a la Policía como un servicio.

De alguna manera, la Dirección de Investigaciones Penales cree [24] que las relaciones públicas, y específicamente tuitear en vivo, cambiará la percepción de los kenianos sin ocasionar las muy necesarias reformas en la Policía.

Desde septiembre de 2020, la cuenta oficial de Twitter de la Dirección de Investigaciones Criminales de Kenia, @DCI_Kenya [3], ha estado difundiendo en su perfil terribles historias de detenciones en un intento de demostrar a los kenianos que resuelven delitos y no son solo asesinos que usan fuerza excesiva [27].

Kenianos participan en Twitter con #FreeEdgarObare

A screeshot of the hashtag #FreeEdgarObare among the trending topics on Twitter in Kenya (Screenshot captured on 5th March)

Captura de pantalla de la etiqueta #FreeEdgarObare [28] entre las tendencia de Twitter en Kenia (captura de pantalla del 5 de marzo).

Según el artículo de The Washington Post, la dirección espera que su mayor participación en Twitter le ayude a luchar contra la delincuencia.

Sin embargo, los esfuerzos de relaciones públicas de la dirección podrían convertirse en víctimas de su propio éxito.

Tras el arresto de Obare el 4 de marzo, los kenianos en Twitter comenzaron a utilizar la etiqueta #FreeEdgarObare [28] para pedir su liberación. A las 13:00 horas locales de ese mismo día, la etiqueta estaba entre las tendencias de Kenia.

Como observó un usuario [29],

Contrario a la sección 23 de la ley de mal uso de computadores y ciberdelincuencia de 2018. Se advierte a las muchachas que tengan cuidado con estos estafadores que las explotan por ganancias egoístas, y se recomienda que encuentren fuentes alternas de ingresos.
————
El presidente dijo en radio en vivo que cada día se roban 2000 millones del Gobierno, no han arrestado a esos, persiguen a Edgar Obare, un chismoso digital… ¡¡¡Prioridades equivocadas!!!

Actualización: Edgar Obare quedó en libertad bajo fianza el 6 de marzo y ha afirmado que al Director de Investigaciones Criminales lo está usando gente poderosa para perseguirlo injustamente.