El legado de El Mallku: la autogobernación de los pueblos originarios

Foto muy compartida de Felipe Quispe, adaptada por Global Voices.

En comunidades aymaras en el país conocido como Bolivia, en diferentes reuniones, en asambleas de los barrios de las ciudades, en conferencias, en los medios de comunicación, en conversaciones de los pobladores, y principalmente en la nueva generación, se puede oír: “jiwaspachaw apnaqasjañasa”, lo que significa “el autogobierno es fundamental”.

Mallku Felipe Quispe Huanca es el que decía esta frase que ahora se ha vuelto común en comunidades aymaras y entre los pueblos originarios de la región. Él sembró su ideología hasta los rincones más lejanos de su tierra natal e internacionalmente, y y está dando fruto. El líder aymara de Bolivia conocido como el Mallku (el cóndor),  enfrentó toda su vida a un estado colonial y neoliberal hasta su último suspiro el 19 de enero 2021. Mencionó que después de su muerte seguiría con su postura ideológica y nacerían miles de “Mallkunaka” (vocablo aymara que significa líderes o presidentes).

El actual Vicepresidente de Bolivia, David Choquehuanca Céspedes, también de ascendencia aymara, dijo: “Nuestro hermano Mallku no muere, trasciende, se hace eterno, vuelve al seno de nuestra Pachamama para seguir siendo semilla, para seguir iluminando y alimentando la lucha de nuestros pueblos.”

En Bolivia, aproximadamente 62,2% de la población se identifica como indígena, y uno de estos pueblos es la nación aymara, que cuenta con cerca de 3 millones de personas que se identifican como tal en Bolivia, Perú, Chile y Argentina. El idioma que hablamos es el Qullan Jaqi Aru, hoy en día conocido como aymara.

A los 78 años, hasta en sus últimos días El Mallku decía “Jiwaspachaw apnaqasjañasa”, como se puede notar en esta última entrevista en Aymara que dio en el canal SeoTV, donde lo pude entrevistar junto a Victoria Tinta.

En este sentido las frases que constantemente ha estado usando Mallku, “Jiwaspacha” y “apnaqasxañasa” son vocablos aymaras, donde “jiwaspacha” significa “nosotros mismos” y “apnaqasxañasa” significa autogobernarnos. Culturalmente, las personas de la nación aymara siempre enfatizarán la primera persona plural inclusivo en la mayoría de las conversaciones. Además, muchos aymaras dirían “phuqhat tunu saphi amuyunakas luratanakas markaspachpankaskiwa”, lo que significa “nuestra estructura, base fundamental ideológica, está en nuestro pueblo.”

Pero “jiwaspachaw apnaqasjañasa” no es la única frase célebre de Mallku; fue conocido por sus fuertes aseveraciones en contra de la estructura política de la “bolivianidad” que se pueden notar en un debate televisivo del agosto 2020. Dijo:

No soy boliviano… soy del Qullasuyu, de la nación aymara…tengo idioma, religión, territorio, filosofía.

Esta frase inspiró a muchos aymaras en Bolivia de no comemorar la independencia del país, que normalmente se celebra el 6 de agosto cada año.

También dijo:

Soy originario como la vicuña o el cóndor

No me gusta vivir bajo la manga del opresor

En referencia al gobierno de Jeanine Añez, dijo:

No puedo hermanarme con mi verdugo

La necesidad de la frase “Jiwaspach apnaqasiña” fue corroborado por las actitudes del gobierno interino de Jeanine Añez. Una vez concluido el gobierno transitorio cuando los bolivianos votaron masivamente a favor de Luis Arce en octubre 2020, el brazo derecha de Añez, Arturo Murillo, y el ex-Ministro de la Defensa Fernando Lopez, huyeron inmediatamente del país. Luego, Añez fue detenida el 13 de marzo, acusada de sedición, terrorismo y conspiración, junto con otros ex miembros de su gabinete.

Para los aymaras, el gobierno de Añez fue “un gobierno de extranjeros“, refiriéndose a los diferentes apellidos de Croacia que abundaban durante el gobierno transitorio de Añez. Estos acontecimientos han permitido a la mayoría de la población originaria reflexionar sobre “jiwaspachaw apnaqasxañasa- el autogobierno es fundamental”.

Además, El Mallku aseveró en muchas ocasiones que desde los colonizadores Cristobal Colón, pasando por Francisco Pizarro, llegando a quienes rodearon a Evo Morales o quienes asaltaron las arcas del estado durante el gobierno transitorio de Añez, siempre serían los destructores del país.

Los gobiernos de esta manera explotaron y exterminaron los recursos naturales sólo para beneficio de unos clanes familiares. Evo Morales sólo fue como un objeto que brilla de adorno, no gobernó con una ideología o pensamiento propio.

“Esa juventud que estuvo hoy [durante el velatorio de Mallku] presente juró, literalmente juró, tener el espíritu de Felipe Quispe para conquistar la libertad plena de este pueblo, y cuando digo esto no me refiero sólo al pueblo aymara, sino al quechua, al guaraní,” explicó el sociólogo Pablo Mamani para el medio La Razón.

La mayoría de la población originaria está consciente que Mallku Felipe Quispe trascendió en vida luchando por su pueblo, por su idioma, por su gente. De esta manera, su ideología ha estado siendo de debate constante después de su deceso. En muchos escritos y comentarios por las redes sociales los usuarios mencionan que tiene que ser difundido, discutido, analizado para llegar verdaderamente a un autogobierno.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.