Marruecos aumenta restricciones contra activistas de Sahara Occidental

Captura de pantalla de un video publicado en Twitter por el embajador del Frente Polisario en la Unión Europea. Miuestra a la activista saharaui Sultana golpeada tras ataque de la Policía marroquí.

Las violaciones a los derechos humanos en el Sahara Occidental, ocupado por el reino de Marruecos, contra periodistas, civiles y activistas separatistas saharauis, y se han intensificado tras un aumento en noviembre. Así terminaron tres décadas de relativa paz en la región.

El 13 de febrero, la activista Sultana Sayed Ibrahim Khaya sufrió violencia física y golpizas a mano de las autoridades marroquíes en Boujdour, zona disputada entre el reino de Marruecos y el Frente Polisario, movimiento argelino para la independencia de Sahara Occidental.

Sultana Khaya, presidenta de la Liga Saharaui para la Defensa de Derechos Humanos y Protección de Recursos Naturales, e integrante de la Comisión Saharaui contra la Ocupación Marroquí, resultó con heridas en la cara y el ojo después de que las fuerzas de seguridad marroquíes la lanzaron piedras.

Su hermana Alwaara fue herida en la cara cerca de la boca como resultado de la golpiza. Por su parte, las fuerzas de seguridad marroquíes impusieron un asedio a la casa de su familia en la misma ciudad, y no les permiten salir de la casa.

Sobre la golpiza a la activista Sultana, el activista saharaui Aminatou Haidar escribió:

La valiente militante saharaui Sultana Khaya, integrante de la Comisión Saharaui contra la ocupación marroquí fue victima de un brutal ataque de la policía de ocupación marroquí esta mañana. Eso deja más clara la preocupante situación de los saharauis en los territorios ocupados clear.

Auemnto regional

La escena política regional se acaloró el 13 de noviembre de 2020, tras el incidente en la zona fronteriza de Guerguerat, ubicada en una zona parachoques supervisada por la misión MINURSO de Naciones Unidas, encargada de llevar a cabo un referéndum sobre la autodeterminación en Sahara Occidental.

A fines de octubre, civiles saharaui bloquearon la vía de Guerguerat, que recorre la zona parachoques y conecta el Sahara Occidental con Mauritania. La zona ha estado banjo el control del reino marroquí, que el Frente Polisario considera una violación del acuerdo del cese al fuego de 1991 suscrito por ambas partes.

El 13 de noviembre, las fuerzas militares marroquíes despejaron la zona parachoques de civiles y activistas políticos saharauis sin causar heridos ni arrestos. El Frente Polisario consideró la acción como un final efectivo al cese al fuego y se comprometió a “tomar la guerra”. El presidente de la República Árabe Saharaui Democrática, Brahim Ghali, anunció que el Frente Polisario daba por terminado el cese al fuego, y desde entonces ha habido denuncias de intercambio de fuego entre las dos partes.

Según organizaciones de derechos humanos y medios saharauis:

عمليات القمع الممنهج الممارس من قبل الاحتلال المغربي ارتفعت ضد الصحراويين العزل بشكل ’هستيري’ في المناطق المحتلة من الصحراء الغربية ناهيك عن حصار منازلهم واختطافهم، وصولا الى التصفية الجسدية.

Sistemática represión de la ocupación marroquí contra saharauis desarmados de manera “histérica” en las zonas ocupadas de Sahara occidental. Por no mencionar el asedio a su casa y su secuestro, hasta su eliminación física.

Grandes partes del Sahara Occidental, rica  en fosfato, ha estado bajo ocupación marroquí desde 1975, pese a los pedidos de independencia de los habitantes. Rabat se niego a un referéndum para la autodeterminación en tanto la independencia sea una de las opciones, aunque el propio Marruecos ha accedido a esta opción según el cese al fuego de 1991 con el Frente Polisario, auspiciado por Naciones Unidas, que no reconoce la anexión del territorio al reino. El efecto incendiario ha empeorado después de que Naciones Unidas reconoció la soberanía de Marruecos sobre el disputado Sahara Occidental en diciembre, como parte de un trato en el que Rabat se comprometió a normalizar las }relaciones con Israel.

Luego del reconocimiento estadounidense, que advirtió de un aumento de la violencia, la Comisión Saharaui contra la Ocupación Marroqui escribió:

Incluso si el mundo se aliara contra el pueblo saharaui (lo que es imposible, por supuesto), no se rompería su voluntad de libertad e independencia. No cambiaría la condición legal de un territorio no autónomo del Sahara Occidental discutido en la Comisión Política Especial y de Descolonización (Cuarta Comisión).

Según las organizaciones locales que vigilan la situación de los derechos humanos en el Sahara Occidental, tras los sucesos de noviembre la policía marroquí tomó medidas enérgicas contra los activistas saharauis, con incursiones en domicilios, mayor vigilancia y detenciones. Además, el acceso a la región se ha vuelto especialmente difícil para los observadores externos. En 2020, las autoridades marroquíes impidieron que al menos nueve abogados, activistas, políticos y periodistas llegaran a los territorios del Sahara Occidental.

En una declaración a Human Rights Watch, la activista Sultana dijo que el ataque que sufrió en febrero no era el primero, ya que la Policía había atacado antes su casa familiar el 19 de noviembre, y golpeado a su madre de 84 años en la cabeza hasta que perdió el conocimiento. Luego fue trasladada al hospital en una ambulancia. También hirieron a su hermana Alwaara Sayed Ibrahim en la cabeza con una barra de hierro, y le causaron una hemorragia.

Oubi Bachir, representante de Polisario en Europa y la Unión Europea, escribió:

“Este es el impuesto de la lucha, sabía que tenía que pagarlo. Estaba preparada y lo sigo estando, quizás ahora más que nunca”. Este fue el resumen de la conversación con ella esta tarde, para comprobar su estado tras el traicionero ataque de hoy de la Policía marroquí. Estaba estresada y se le quebraba la voz, pero su orgullo es sostenido y continuo. ¡¡¡Efectivamente, Sultana Khaya es una mujer con la fuerza de mil hombres!!!

‘Sesgo internacional’

El 10 de marzo, en un comunicado publicado en su cuenta de Facebook, Sultana criticó lo que calificó de sesgo de la Cruz Roja Internacional a favor de Marruecos, y señaló que había apelado en repetidas ocasiones a las “organizaciones internacionales de derechos humanos y de las naciones, en particular al Comité Internacional de la Cruz Roja, para que intervinieran urgentemente y nos protegieran a mí y a mi familia de la opresión de la ocupación marroquí”. El comunicado añade:

أمام ما أعيشه وأتعرض له رفقة عائلتي من جرائم ضد الإنسانية، وإرهاب، وتنكيل، وقمع ممنهج، وسحل بالشارع، ومنع زيارة المنزل وقطع للتيار الكهربائي عن منزل عائلتي ببوجدور المحتلة، ورميي بمواد سامة أجهل طبيعتها،

Ante lo que soportamos mi familia y yo, de crímenes contra la humanidad, terrorismo, persecución, represión sistemática, nos arrastraron por las calles, nos negaron las visitas a la casa, cortaron de la energía eléctrica en la casa de mi familia en el Bojador ocupado, y arrojarme sustancias venenosas, no conozco su naturaleza.

Añadió que la visita de una delegación de la Cruz Roja Internacional a entidades marroquíes en la ciudad ocupada de El Aaiún, el 6 de marzo, fue “una violación flagrante de los principios de independencia y no alineación”.

Infracciones pasadas

En lo que describió como la “deplorable situación de derechos humanos de los civiles saharauis”, Sultana Khaya se refirió al político saharaui detenido Mohamed Lemine Abidin Hadi, condenado a 25 años de prisión en juicios viciados y con defectos. Mohamed Lemin está en huelga de hambre abierta desde el 13 de enero, y su familia está preocupada por el deterioro de su salud y por la imposibilidad de comunicarse con él por la intransigencia de la administración penitenciaria marroquí.

En su declaración, Sultana también se refirió a las “sentencias injustas e ilegales del tribunal de ocupación marroquí contra los activistas de derechos humanos Ghali Hamdi Albu Bouhala y Muhammad Othman Potosofra, y la lista es larga de violaciones y represión sistemática contra los saharauis que rechazan la ocupación”.

En la misma línea, Hayat Khatri, reportero saharaui de radio y televisión, describió que los saharauis de las ciudades ocupadas viven en:

بيئة سياسية قمعية خطرة، يكتسح انتهاك حقوق الانسان الصحراوي فضاءاتها من كل الاتجاهات، لتفرض دولة الاحتلال سيطرتها على مفاصل المقاومة الصحراوية، ومواجهة الصحراويين بكل الوسائل الحاطة بالكرامة الانسانية.

Un peligroso ambiente político represivo, que la violación de los derechos humanos saharauis barre sus espacios desde todas las direcciones, para que el Estado ocupante imponga su control sobre las articulaciones de la resistencia saharaui, y enfrente a los saharauis por todos los medios que rebajan la dignidad humana..

Hayat también dijo que la casa de su familia en el barrio de Al-Hashisha está rodeada y vigilada, y añadió que las “fuerzas marroquíes están usando una táctica bárbara destinada a frenar cualquier acto de resistencia a través del cual los civiles saharauis intenten expresar sus posiciones políticas contra la existencia de la ocupación”.

Además, en un informe publicado el 18 de diciembre, Eric Goldstein, director ejecutivo en funciones de la división de Medio Oriente y Norte de África de Human Rights Watch, afirmó que las “fuerzas marroquíes y del [Frente] Polisario pueden enfrentarse a disputas fronterizas y diplomáticas, pero esto no justifica la represión por parte de Marruecos de los civiles saharauis que se oponen pacíficamente al dominio marroquí”.

The Washington Post publicó recientemente un análisis de los videos que ha realizado, que muestra una violenta agresión física por parte de los agentes de seguridad marroquíes contra activistas saharauis en julio, contrario a la versión oficial.

Llegan advertencias de que la situación en el Sahara Occidental empeorará a menos que las partes internacionales intervengan para resolver el conflicto. “Las recientes hostilidades presagian una mayor escalada, sobre todo si no se realizan esfuerzos internacionales para calmar la situación y empujar a las dos partes a volver a la mesa de negociaciones”, escribió un informe de Crisis Group el 11 de marzo.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.

¿Te gusta leer Global Voices?

Ayúdanos a conocer mejor a nuestra audiencia completando esta breve encuesta »

Close