Nuevo atentado en Cabo Delgado de Mozambique causa decenas de muertos y evacuación de la ciudad

Puente limítrofe de Cabo Delgado, norte de Mozambique, 4 de agosto de 2009. Foto de F. Mira (CC BY-SA 2.0).

El 24 de marzo hubo un nuevo ataque en Cabo Delgado, la provincia más al norte de Mozambique. En la tarde se ese día, un grupo de hombres armados atacó centro de la ciudad de Palma, ubicada cerca de la mayor operación de procesamiento de gas natural de África, administrada por la empresa francesa Total.

El ataque dejó docenas de civiles muertos, y la ciudad fue evacuada. Al 4 de abril no había cifras oficiales de muertos pues la lucha con las fuerzas armadas continuaba.

Se confirmó la muerte de al menos un extranjero, un ciudadano sudafricano que trabajaba en la planta de gas.

Desde hace más de tres años, la provincia norteña de Cabo Delgado ha sufrido ataques que se han atribuido al autoproclamado Estado Islámico. Aparentemente, todo empezó en octubre de 2017, cuando hombres armadas atacaron una estación policial.

Desde entonces, los ataques han dejado más de 2000 muertos y más de 700 000 desplazados internamente. Muchos están ahora en la capital de Cabo Delgado, Pemba. UNICEF estima que la mitad de los desplazados son niños.

Como otros ataques, este también fue reivindicado por el Estado Islámico (ISIS).

El 10 de marzo, Estados Unidos agregó oficialmente dos grupos extremistas islámicos a su lista de organizaciones terroristas, una que opera en la República Democrática del Congo y la otra en Mozambique. El Gobierno de Estados Unidos acusó a ambas organizaciones de tener vínculos con Estado Islámico.

El 30 de marzo, casi un semana después del atentado, la televisora privada STV anunció que la ciudad había sido recapturada por las Fuerzas de Defensa y Seguridad Mozambiqueña, pero minutos después se retractó cuando notó que había más ataques.

Esta terça-feira, depois de garantias das FDS de que a situação estava controlada, equipas de reportagem que estão no terreno, a acompanhar a situação, testemunharam situações de trocas de tiros, mostrando que a situação continua fora do controlo.

Este martes [30 de marzo], después de las garantías de la Fuerzas de Defensa y Seguridad Mozambiqueña de que la situación estaba bajo control, equipos periodísticos en el terreno que vigilan la situación vieron intercambios de disparos, que muestran que la situación sigue fuera de control.

Después de los acontecimientos del 24 de marzo, varias organizaciones de la sociedad civil pidieron al presidente que explicara públicamente qué ocurrió. Las organizaciones pidieron al presidente que solicitara apoyo internacional para ayudar a combatir a los grupos armados en el norte de Mozambique:

Exigimos informação regular e atempada pelo chefe de Estado sobre a situação de Cabo Delgado, informação exata e desagregada por género e faixa etária das populações afetadas, entre deslocadas, assassinadas e raptadas.

Exigimos información constante y oportuna del jefe de Estado sobre la situación en Cabo Delgado, información exacta desagregada por grupos de género y edad de las poblaciones afectada, incluidos desplazados, asesinados y secuestrados.

En respuesta, el presidente Filipe Nyusi hizo una declaración el miércoles 31 de marzo en la que insta al público a no dejarse llevar, afirma que se han registrado mayores ataque en la provincia. Nyusi también dijo que se deben evitar todas las distracciones:

Foi mais um ataque. Não foi maior do que tantos outros que tivemos, mas tem esse impacto por ter sido na periferia dos projetos em curso naquela província.

Não percamos o foco, não fiquemos atrapalhados. Vamos abordar o inimigo como temos estado a abordar, com alguma contundência, como as Forças de Defesa e Segurança estão a fazer, porque a falta de concentração é o que os nossos inimigos internos e externos querem.

Nós temos que nos concentrar, abraçarmo-nos e avançarmos. Temos estado, segundo a segundo, a seguir o trabalho que os jovens no terreno estão a fazer.

Fue otro ataque. No fue mayor que tantos otros que hemos tenido, pero tiene este impacto porque fue cerca  de los proyectos en curso en esa provincia.

No perdamos la atención, no nos quedemos atrapados. Enfrentaremos al enemigo como hemos estado haciendo, con contundencia, como están haciendo ls Fuerzas de Defensa y Seguridad, porque la falta de concentración es lo que quieren nuestros enemigos internos y externos.

Debemos concentrarnos, abrazarnos y avanzar. Hemos seguido, segundo a segundo, el trabajo que los jóvenes en el terreno están haciendo.

En muestra de apoyo, Portugal ha enviado 60 soldados para entrenar a las fuerzas armadas de Mozambique en estos días.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.

¿Te gusta leer Global Voices?

Ayúdanos a conocer mejor a nuestra audiencia completando esta breve encuesta »

Close