Un día sin internet es un día en la oscuridad: La creciente brecha digital en Gambia

Escena de una calle de Banjul, capital de Gambia, 5 de julio de 2013. Foto vía Maarten van der Bent, Wikimedia Commons (CC BY SA 2.0).

La pandemia de coronavirus impulsó nuevos niveles de dependencia en internet para llevar a cabo asuntos de todos los días.

Sin embargo, en Gambia los frecuentes bloqueos de internet y la inestabilidad general han hecho de la vida diaria un desafío cada vez más frustrante, lo que impide el desarrollo nacional e individual.

“En noviembre de 2019enero de 2020 se registraron breves interrupciones de conectividad a nivel nacional”, según un informe de 2020 Freedom House 2020.

En febrero, hubo al menos otros dos apagones de internet, uno que duró seis horas y el otro doce horas. El presidente de Gambia, Adam Barrow, no estuvo en una reunión en línea de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental por un corte de internet.

Ebrima Sillah, minsotro de Información and Comunicación, insistió en que el corte de 2019 no fue deliberado, y confirmó que el cable que conecta la costa africana a Europa (ACE) fue cortado a nive del mar.

Y el bloqueo más reciente tuvo que ver con un “corte de energía en la estación de la base Sonatel de Senegal que aloja la conectividad entre Gambia y Senegal, a través del cable ACE”, según The Chronicle.

Pero el “cruce de las interrupciones con las protestas contra el Gobierno generó sospechas de la participación del Gobierno”, según el informe de Freedom House 2020.

Los gambianos han recurrido a medios sociales —sobre todo Facebook y Twitter— para expresar su frustración.

Demba Kandeh escribió que una “conexión a internet ya no es un lujo, es una necesidad”.

Estimado suscriptor, por un corte en el cable ACE nuestra conexión a internet se vio interrumpida brevemente. Estamos usando el enlace de respaldo y volveremos a estar en línea pronto.
———–
Gambia tuvo un segundo corte de internet en 2021 y aún estamos en enero. Una conexión a internet ya no es un lujo, es una necesidad. Las interrupciones se deben trata como emergencia nacional. Sigan adelante, todos.

Una conexión a internet deficiente, o no tener conexión a internet, puede ser muy complicado para los negocios.

Global Voices conversó con Lamin Njie, editor en jefe de FatuNetwork, cadena de noticias en línea, sobre cómo los cortes de internet y la inestabilidad en general han afectado su trabajo:

As the biggest news media outlet in the country, the 12-hour outage for instance, not only caused us newsroom distress, it also cost us revenue we generated via our website through ads. Gambians who live abroad rely on The Fatu Network and other online outlets for news and information on Gambia. A day without the internet means wading in the dark for most of these people.

Como el mayor medio de comunicación del país, el corte de 12 horas, por ejemplo, no sólo nos causó problemas en la redacción, sino que también nos costó los ingresos que generamos a través de nuestro sitio web mediante anuncios. Los gambianos que viven en el extranjero dependen de The Fatu Network y de otros medios de comunicación en línea para obtener noticias e información sobre Gambia. Un día sin internet significa para la mayoría de estas personas vadear en la oscuridad.

Como en muchos otros países, gran parte del aprendizaje en Gambia se realiza ahora en línea debido a la pandemia.

Muhammed L. Darboe cuenta que, como estudiante, lo cortes son una gran distracción:

El pensamiento distractor que resuena en mi mente cada vez que hago un examen en línea es que podría recibir un mensaje de texto de mi proveedor que dice “estamos experimentando un corte de internet a nivel nacional, disculpen las molestias causadas”.

Mamud Joof, estudiante de la Universidad de Gambia, dijo a Global Voices que la falta de servicios de internet le afecta mucho:

“I cannot have access to my student portal to do my assignments or check new course updates.  … It further limits my research, which affects my output and understanding of the courses I do. As a student, internet outage in this pandemic basically halts all my activities.

“No puedo acceder a mi portal de estudiante para hacer mis tareas o comprobar las nuevas actualizaciones del curso.  … Esto limita más mi investigación, lo que afecta mi rendimiento y comprensión de los cursos que tengo. Como estudiante, los cortes de internet en la pandemia básicamente detienen todas mis actividades.

El Gobierno puso en marcha el primer punto de intercambio de internet (IXP) del país en julio de 2014, para impulsar la velocidad y la seguridad de los servicios de internet en todo el país, aunque el IXP funciona lentamente”, según el informe de Freedom House de 2020.

Se amplía la brecha digital

Los gambianos enfrentan enormes problemas de acceso a internet por el elevado precio de los datos. Hoy en día, los datos pueden costar hasta 10 000 dalasis (200 dólares estadounidenses) al mes para disfrutar de una conexión a internet de alta velocidad, dependiendo del proveedor.

Es más, el “alto costo sigue siendo el principal obstáculo para el acceso a internet en Gambia, donde el 48,6 % de las personas viven en la pobreza”, según datos del Banco Mundial de 2015 facilitados por Freedom House.

Hay muchos proveedores de internet en el país, pero la empresa estatal Gamtel tiene el monopolio de la puerta de acceso a internet, lo que limita el potencial del mercado para obtener tarifas competitivas.

El periodista Momodou Gajaga dijo a Global Voices que gasta alrededor del 15 % de su salario -unos 50 dólares estadounidenses al mes- en tarifas y servicios de internet:

As someone who lives from paycheck to  paycheck, spending this sum on the internet is a huge burden considering my commitments to provide other basic needs.

Como alguien que vive de cheque en cheque, gastar esta suma en internet es una carga enorme teniendo en cuenta mis compromisos para satisfacer otras necesidades básicas.

Y Samba Jallow, estudiante de último año de la carrera de física en la Universidad de Gambia, dijo a Global Voices:

The digital divide in the country is seriously affecting us, as it’s near impossible for many students at the University of the Gambia to keep up with the high data cost maintenance needed to actively attend lectures online. One gigabyte of internet data costs $5 [United States] dollars whilst the average Gambia earns less than a dollar a day.

La brecha digital en el país nos está afectando gravemente, para muchos estudiantes de la Universidad de Gambia es casi imposible mantener el alto costo de los datos necesarios para asistir activamente a las clases en línea. Un gigabyte de datos de internet cuesta 5 dólares [estadounidenses], mientras que el gambiano medio gana menos de un dólar al día.

La mayoría de los proveedores de servicios de Gambia no han dado prioridad a las inversiones en cobertura de red en las zonas rurales, según el informe de Freedom House de 2020.

Hatab Hydara, gestor de una biblioteca comunitaria en la zona rural de Gambia, dijo a Global Voices:

Our children couldn’t get to school or access learning materials online due to the lack of and poor digital infrastructure in the country. Our children in the rural areas had to stay home for months missing out whilst only few private schools in the urban areas were able to afford the high cost of internet and materials for their children to continue having lessons online.

Nuestros hijos no podían ir a la escuela ni acceder a materiales de aprendizaje en línea por la falta y la escasa infraestructura digital del país. Nuestros hijos de las zonas rurales tuvieron que quedarse en casa durante meses y no pudieron asistir a clase, mientras que pocas escuelas privadas de las zonas urbanas pudieron pagar el elevado costo de internet y de los materiales para que sus hijos siguieran recibiendo clases en línea.

El rapero gambiano ST-Brikama Boyo llama la atención sobre la injusta brecha digital en Gambia con su exitosa canción “Mi gente” en colaboración con el ganador del Grammy Baaba Maal. En la canción, canta: “La conexión [a internet] es lenta, pero internet es muy caro para mi pueblo”. La canción tuvo más de 100 000 visitas en 48 horas.

El Gobierno ha identificado el “cierre de la brecha digital” como parte de su proyecto Red Nacional de Banda Anca, pero desde 2019 el progreso ha sido limitado.

Necesidad urgente de reforma de derechos digitales

En noviembre de 2019, cuando Gambia redactó una nueva Constitución que luego quedó en suspenso en el Parlamento, no se mencionó la conectividad a internet, a pesar de que muchos países la consideran ahora una necesidad junto con el agua y la electricidad.

La organización no gubernamental Give1Project Gambia lleva varios años dando a conocer los derechos digitales en Gambia.

Durante el proceso de revisión constitucional, Give1Project fue la única organización que presentó un documento con su posición sobre derechos digitales. El documento incluía el pedido de dar acceso igualitario a la tecnología y las comunicaciones a todos los ciudadanos, incluidos los grupos marginados, eliminar las barreras de acceso y mejorar los precios, y ampliar la infraestructura y evitar las interrupciones de internet.

Alieu Sowe, director nacional de Give1Project, declaró a Global Voices que los derechos digitales no están protegidos en Gambia:

The Gambia still has a lot of ambiguous laws in the 1997 constitution which the authorities can use to infringe on the rights of Gambians, [and] due to these draconian laws, digital rights of Gambians are not protected.

Gambia sigue teniendo muchas leyes ambiguas en la Constitución de 1997 que las autoridades pueden utilizar para infringir los derechos de los gambianos, [y] debido a estas leyes draconianas, los derechos digitales de los gambianos no están protegidos.

Además, pidió al Gobierno que limitara las barreras económicas para garantizar el acceso e introdujera políticas y leyes de derechos para apoyar estos esfuerzos.

Bajo el mandato del ex dictador Yahya Jammeh –acusado de abusos contra los derechos humanos, como violaciones y torturas–, muchas organizaciones y grupos de activistas recurrieron a internet para comunicarse y conectar con los ciudadanos. Esto hizo que aumentara el número de medios en línea que aprovechaban la tecnología para pedir un cambio.

Cuando el presidente Adama Barrow fue elegido en 2016, aplaudió a los medios en línea por apoyar su programa que le llevó a la victoria.

Sin embargo, hasta ahora, Gambia aún no ha resuelto del todo sus problemas de infraestructura para solucionar estos problemas, lo que frena el desarrollo y el crecimiento potenciales

En vísperas de un año electoral en Gambia, la inestabilidad de internet también plantea graves riesgos porque puede interrumpir las actividades de la campaña política en línea.

Internet es esencial para el desarrollo de Gambia. Los activistas de los derechos digitales deben luchar por el derecho a un acceso libre y justo a los servicios de internet.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.