Diez años después de la fallida “primavera” de Baréin, los presos políticos sufren

Captura de pantalla de un tuitt que muestra protestas en Baréin que piden liberación de prisioneros.

Diez años después de que estallaran las protestas inspiradas en la Primavera Árabe en Baréin que no lograron un cambio positivo, los presos políticos siguen sufriendo por el deterioro de las condiciones carcelarias y un brote de COVID-19 entre los reclusos.

El 8 de abril, la destacada activista bareiní Maryam Al-Khawaja relató en Twitter los horribles detalles de la detención de su padre, el conocido opositor Abdulhadi Al-Khawaja, hace exactamente diez años. Actualmente sigue entre rejas.

Son las 2 de la mañana en Baréin:

¡ACABA DE OCURRIR! Se llevaron a mi padre, ¡la sangre de mi padre aún está en las escaleras! ¡Golpearon mucho a mi padre! Lo golpearon y no podía respirar.

En las últimas semanas, los familiares de los presos han protagonizado varias protestas pacíficas por todo el reino, piden a las autoridades bareiníes que reduzcan la capacidad de las prisiones ante los contagios generalizados de COVID-19 en las instalaciones.

Las protestas se han disparado en Baréin por el brote de COVID-19 en la prisión de Jaw, que alberga a cientos de presos políticos. La semana pasada se registraron más manifestaciones que durante cualquier otra semana en más de un año, según el Proyecto de Datos de Localización de ConflictosArmados.

Las familiares de los presos políticos adoptaron un posición, exigen la liberación de sus seres queridos, algunos de los cuales llevan una década encerrados.

🔴 Es muy alentador ver a madres, hermanas, hijas, esposas y hasta abuelas de Baréin presidiendo estas protestas pacíficas hoy. Las mujeres de Baréin siempre han tenido una voz de liderazgo y todavía tienen una voz de liderazgo para exigir justicia y derechos humanos en Baréin.
Salven a los prisioneros de Baréin.

Las protestas cobraron impulso tras la noticia de que en las atestadascárceles de Baréin se han registrado altos índices de contagios por COVID-19.

Manifestaciones furiosas por el estallido de COVID-19 en las cárceles de Baréin. Las familias de los presos de consciencia exigen que sus seres queridos sean salvados de la tristemente célebre Prisión Jaw y liberados inmediatamente.
Insto a los defensores de derechos humanos, especialmente de países que venden armas en Baréin, a que muestren su solidaridad y hagan oír la voz de las víctimas.
————-
Una nueva ola de protestas se está produciendo en Baréin, por el brote de COVID en la prisión de Jaw. Las familias de los presos están saliendo a la calle para expresar su ira. Es un buen momento para que el Gobierno libere a los presos de la cárcel atestada e insegura.

La muerte de un activista encarcelado, en medio de acusaciones de negligencia médica, avivó las protestas:

Baréin: Funeral del activista Abbas Malallah que murió en prisión –con acusaciones de sus partidarios de negligencia médica– su muerte ha alimentado aún más las recientes protestas que piden la liberación de los presos por COVID-19.

El Instituto para los Derechos y la Democracia de Baréin (BIRD), con sede en Londres, que ha informado sobre los casos generalizados de contagio de COVID-19 en las prisiones de Baréin, afirmó en un comunicado el 28 de marzo que la información difundida por las familias de los reclusos en WhatsApp sugería que al menos 55 personas del edificio 21 de la prisión de Jaw habían dado positivo por COVID-19. BIRD ha podido verificar 30 casos hasta ahora.

Las autoridades bareiníes desprecian el derecho a la salud de los presos en medio del aumento de casos de COVID-19 en la prisión de Jaw.
———
En medio de un importante brote de COVID-19 en la prisión de Jaw, en Baréin, las autoridades no han tomado suficientes medidas de protección, no han distribuido mascarillas ni desinfectantes para las manos ni han ofrecido pruebas periódicas a los presos, con lo que violan su derecho a la salud

Baréin ha visto cómo se deterioraba su historial de derechos humanos a medida que el régimen tomaba medidas drásticas contra los defensores de la democracia y la oposición, los detuvo en cárceles sobrepobladas, revocó su ciudadanía yles prohibió participar política y cerró sus plataformas.

Más recientemente, y con el trasfondo de la pandemia, ha aumentado la presión internacional para que el Estado bahreiní mejore su situación de derechos humanos y libere a los presos políticos, algunos de los cuales llevan más de una década entre rejas..

Hoy pido a las autoridades de Baréin que liberen al defensor de los derechos humanos Abdulhadi Al Khawaja de la cárcel antes de que cumpla 60 años la próxima semana. Lleva 10 años en la cárcel.

En marzo, 14 parlamentarios británico criticaron a su Gobierno por seguir apoyando al régimen bareiní e instaron al ministro de Asuntos Exteriores, Dominic Raab, a presionar a Manama para que libere a los presos políticos detenidos desde hace una década.

También en marzo, el Parlamento Europeo también emitió una resolución que pedía la liberación inmediata e incondicional de Abdulhadi Al-Khawaja, y de “todos los encarcelados únicamente por ejercer pacíficamente su derecho a la libertad de expresión, de reunión pacífica y de asociación”.

En lo que parecía una respuesta a esta presión, el 2 de abril, según la agencia oficial de noticias, las autoridades bareiníes encontraron a 126 presos que podían beneficiarse de la Ley de Penas y Procedimientos Alternativos. Citando al fiscal general adjunto, canciller Wael Boallay, el informe dijo que este lote eleva el número total de condenados que se beneficiarán de la ley a 3224.

La ley, aprobada en 2018, ofrece alternativas a las penas de prisión, como vigilancia electrónica, órdenes de alejamiento y prohibición de que el condenado acceda a determinados lugares.

En un informe de enero, Human Rights Watch señaló que las “condiciones de inseguridad sanitaria e higiénica en las cárceles sobrepobladas de Baréin siguen siendo extremadamente graves”, y añadió que a los presos también se les niega una atención médica adecuada. El organismo de control también señaló que los 1486 presos liberados por el Gobierno de Baréin en marzo de 2020 por la pandemia no incluían a líderes de la oposición, activistas, periodistas ni defensores de derechos humanos, “muchos de los cuales son mayores o sufren de condiciones médicas subyacentes”.

La presión nacional y mundial tuvo éxito para algunos.

El preso político más antiguo de Baréin, el activista de derechos humanos Mohammed Hassan Jawad, ha sido liberado hoy tras pasar 10 años entre rejas.

Una fantástica noticia para Jawad y su familia (y esperemos que sea una señal de que podría venir más liberaciones).

Para otros, como Abdulhadi Al-Khawaja, la lucha continúa.

Dos miembros del Parlamento Europeo, María Arena y Hannah Neumann, emitieron una declaración conjunta el 8 de abril. La declaración decía::

As Muslims around the world prepare to celebrate the holy month of Ramadan with family and with loved ones, we can but call on the authorities of Bahrain to show mercy to Mr Al-Khawaja by allowing him to reunite with his family.

Mientras los musulmanes de todo el mundo se preparan para celebrar el mes sagrado del Ramadán con la familia y los seres queridos, solo podemos pedir a las autoridades de Baréin que se apiaden del señor Al-Khawaja y le permitan reunirse con su familia.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.