- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Cómo la resistencia a la represión a ley de seguridad sacó a relucir creatividad de los hongkoneses

Categorías: Asia Oriental, Hong Kong (China), Derecho, Derechos humanos, Medios ciudadanos, Política, Protesta
[1]

Protesta con distanciamiento social frente a la emisora RTHK. Foto: Candice Chau/HKFP. Utilizada con autorización.

El siguiente artículo fue publicado [1] por Hong Kong Free Press el 15 de abril de 2021. Una versión ligeramente editada se publica en Global Voices gracias a un acuerdo de asociación de contenido.

El 15 de abril, Hong Kong celebró su primer Día de Educación para la Seguridad Nacional [2], desde que Pekín impuso la nueva y controvertida ley en junio de 2020. Pese a las crecientes restricciones a la actividad política y a la libertad de expresión, los residentes han seguido llevando a cabo actos de resistencia. HKFP echa un vistazo a cómo los hongkoneses siguen haciendo oír su voz.

En fila

En marzo, cientos de personas hicieron fila ante el edificio del Palacio de Justicia del oeste de Kowloon [3] para apoyar a 47 demócratas acusados en virtud de ley de seguridad nacional por su participación en las elecciones primarias para las elecciones al Consejo Legislativo, pospuestas desde entonces.

A pesar de tener escasas o nulas posibilidades de entrar en el tribunal, gran cantidad de personas, muchas con ropa negra en muestra de solidaridad, estuvieron en la ordenada fila durante horas para exponer su punto de vista.

A pesar de la fuerte presencia de seguridad y de la advertencia de la Policía, las personas corearon lemas como “cinco demandas, ni una menos” y “liberad a Hong Kong, revolución de nuestros tiempos”, lo que puede suponer una violación de la ley de seguridad nacional.

Aparte de hacer fila para asistir a las audiencias judiciales, los hongkoneses también han recurrido una actividad por la que son reconocidos, hacer fila para comprar. En particular, hicieron fila para apoyar a AbouThai, cadena de tiendas que fue inspeccionada por Aduanas de Hong Kong por no tener advertencias de seguridad en algunos productos. [4]

Perseguidores de camionetas, vigilantes judiciales y cartas de prisión

Según la Oficina de Seguridad, fueron 10 242 las personas detenidas por las protestas contra el proyecto de ley de extradición, y 2521 personas han concluido o están involucradas en procesos judiciales en curso.

Como el número de vistas judiciales se acumulaba, un nuevo grupo empezó a asistir para mostrar su solidaridad y prestar apoyo a los activistas más conocidos y también a otros procesados durante las protestas contra el proyecto de ley.

Cuando las camionetas de prisión salen de los edificios de los tribunales, no es raro ver a gente que las persigue con gritos de despedida y apoyo. Otros se han convertido en “vigilantes judiciales”, acuden regularmente a la tribuna pública para presenciar los juicios.

Con un acceso limitado a las noticias y a la información entre rejas, los socios de los políticos en prisión preventiva o encarcelados también han facilitado direcciones para que el público les envíe cartas.

Grupos de derechos de los presos, como Wall-fare y Swallow Life, también están uniendo a manifestantes encarcelados con miembros del público como amigos por correspondencia para mantener a los presos en contacto con el mundo exterior.

Además, Wall-fare ha reunido artículos como refrigerios o artículos de limpieza aprobados por el Departamento de Servicios Penitenciarios para los activistas en custodia o en prisión.

Economía amarilla

Comprar en AbouThai no es una tendencia aislada. Ciertamente, muchos hongkoneses se han esforzado por apoyar a tiendas o restaurantes a favor de la democracia en su día a día.

Esas tiendas se denominan a menudo “tiendas amarillas”, y los internautas han elaborado listas de locales que se ajustan a los criterios, desde cines a tiendas de alimentos, como un intento de construir una “economía amarilla” y sostener el movimiento democrático.

Además, muchos boicotean las “tiendas azules” afiliadas al sistema, a China o al bando a favor de Pekín.

Protestas socialmente distanciadas

Las protestas, las manifestaciones y los puestos callejeros se han adaptado a la normativa contra la pandemia introducida en marzo 2020, y se reúnen en grupos más pequeños. En los casos en los que el número de participantes supera las limitaciones estipuladas (actualmente un máximo de cuatro personas), los participantes se aseguraron de mantenerse socialmente distantes, a una distancia mínima de un metro y medio.

Sin embargo, ocho miembros de la Liga de Socialdemócratas y del Partido Laborista fueron detenidos durante 14 días y condenados a 18 meses de sentencia suspendida [5] por una protesta socialmente distanciada el Día del Trabajo de 2020.

Mientras tanto, muchos han continuando colocando ofrendas florales, bollos de piña y recuerdos en los puntos centrales de la protesta de 2019 y en los lugares donde los manifestantes perdieron la vida.

Dimisiones masivas

Todo los legisladores demócratas abandonaron el Consejo Legislativo [6] en noviembre de 2020, después de que el Gobierno descalificó a cuatro [7] de sus colegas: Kwok Ka-ki, Alvin Yeung, Kenneth Leung, y Dennis Kwok.

La medida se produjo después de que el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional (NPCSC) aprobó una resolución que permite al Gobierno destituir a los legisladores que considere que ponen en peligro la seguridad nacional.

En blanco

Tras la aplicación de la ley de seguridad nacional, el Gobierno declaró ilegal el lema “Liberen Hong Kong, revolución de nuestros tiempos”, muy popular durante las protestas de 2019.

En respuesta, el público realizó protestas con “carteles en blanco” [8] en centros comerciales de toda la ciudad en julio de 2020.

Las notas adhesivas, normalmente llenas de lemas de protesta y mensajes de apoyo, se dejaron en blanco en los Muros de Lennon [9] en toda la ciudad.

Leer el Apple Daily

Comprar y leer el periódico demócrata Apple Daily se ha convertido en un acto de resistencia en sí mismo, ya que su fundador, Jimmy Lai, fue detenido y acusado en virtud de la ley seguridad nacional.

El magnate de los medios fue acusado de cometer fraude por violar las condiciones de arrendamiento de terrenos, y de utilizar Twitter y su periódico para “exigir” a Gobiernos extranjeros que impusieran sanciones [10] a funcionarios de Hong Kong y China continental.

Financiación colectiva

Dado que muchos activistas y políticos democráticos enfrentan demandas y alto gastos legales, algunos han creado páginas de Patreon que permiten a los partidarios subscribirse y aportar ayuda económica mensual para cubrir los gastos legales y de asistencia.

Pese a las medidas policiales contra la financiación colectiva, el Fondo de Ayuda Humanitaria 612, creado en junio de 2019 para apoyar a gastos legales y otros gastos urgentes de los manifestantes, recaudó más de 11.5 millones de dólares hongkoneses (alrededor de 1,4 millones de dólares estadounidenses) en apenas seis días en enero tras un llamado al público para obtener fondos.

Juegos

Los hongkoneses llevaron su activismo político al mundo de los juegos. Un grupo de activistas ha desarrollado un juego llamado “Liberar a Hong Kong” [11] que recrea la experiencia de participar en una protesta contra la ley de extradición.

Animal Crossing, el conocido juego de Nintendo, también ha servido para expresar la disidencia política de los hongkoneses, que crearon mensajes a favor de la democracia y contra el Gobierno dentro del mundo digital, incluidas banderas con lemas de protesta.

Máscaras amarillas

Asociado con el color que representaba al bando democrático durante las protestas, llevar mascarillas amarillas se ha convertido en un símbolo de disidencia, especialmente después de que un juez pidió [12] a las personas en el tribunal que se cambiaran sus mascarillas ya que uno “no debe expresar su opinión personal en el tribunal”.

Sin embargo, la Yellowfactory (Fábrica Amarilla), fabricante de mascarillas de Hong Kong, suspendió sus operaciones comerciales después de que legisladores y periódicos a favor de Pekín dijeron que uno de sus diseños violaba la ley de seguridad nacional.

Uno de los diseños más populares tenía la sigla “F.D.N.O.L.”, abreviatura en inglés del lema de protesta “Cinco Demandas, Ni Una Menos”.

Defensa en el extranjero

Los hongkoneses que se mudaron al extranjero también han seguido expresando su disidencia pese a haber abandonado la ciudad.

Ocho activistas democráticos de Hong Kong, que se exiliaron voluntariamente en el extranjero, publicaron una carta [13] en la que exigen democracia y autonomía en la ciudad, así como solidaridad entre los hongkoneses en el extranjero.

Además de los esfuerzos coordinados por figuras más conocidas, también los hongkoneses realizaron manifestaciones para apoyar a otros grupos. Por ejemplo, cientos de hongkoneses aparecieron en una manifestación de solidaridad [14] en Manchester en apoyo a los manifestantes democráticos de Myanmar el 11 de abril.