Autoridades rusas reprimen a medio periodístico estudiantil por video explicativo de protesta

doxa

Editores del periódico DOXA [desde la izquierda]: Armen Aramyan, Alla Gutnikova, Vladimir Metelkin y Natasha Tyshkevich. Captura de pantalla de un video de DOXA.

El 14 de abril, autoridades rusas registraron la oficina de Moscú de la revista estudiantil independiente DOXA. Según el medio, también se registraron los apartamentos de cuatro de sus editores, que luego fueron acusados de incitar a menores a participar en manifestaciones de protesta ilegales.

Durante la protesta del 23 de enero en Moscú en apoyo al líder de opositor Alexéi Navalni, DOXA publicó un video en el que explicaba a los estudiantes que no debían tener miedo de expresar sus opiniones en las protestas y que las universidades no tenían base legal para expulsar a los estudiantes que asistieran. Roskomnadzor, censor de internet ruso, exigió que se retirara el video y DOXA accedió a la petición, aunque negó que el video violara la ley.

“Hoy, a las seis de la madrugada, [autoridades] registraron la oficina de DOXA y las casas de los redactores Armen Aramyan, Vladimir Metelkin, Alla Gutnikova y Natasha Tyshkevich”, dijo el medio en su página web el 14 de abril.

Los cuatro editores, estudiantes o egresados de la Escuela Superior de Economía (HSE), fueron detenidos para ser interrogados por el Comité de Investigación Ruso y acusados de incitar a menores a “actividades ilegales” según el artículo 151.2, segunda parte del Código Penal. Los cargos podrían suponer para los jóvenes periodistas hasta tres años de cárcel. Por un plazo de dos meses, un tribunal de distrito de Moscú les ha prohibido el acceso al teléfono y a internet, así como salir de sus casas, lo que supone un arresto domiciliario. Además, a los cuatro se les ha colocado un rastreador electrónico GPS en el tobillo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Evgeny Feldman (@evgenyfeldman)

Alla Gutnikova, editora de la revista estudiantil DOXA, en el tribunal. Rusia sigue deteniendo a periodistas.
Foto por Evgeny Feldman para Meduza.

Durante ese año de protestas en toda Rusia, DOXA ha hecho una crónica de la presión del Estado sobre los estudiantes participantes y ha proporcionado asesoramiento sobre los derechos civiles de los estudiantes cuando enfrentan presión de sus universidades y colegios.

Durante la vista judicial del miércoles 14 de abril, decenas de estudiantes y partidarios se reunieron cerca del Tribunal de Basmanny, en Moscú, en una muestra de solidaridad con los cuatro periodistas.

Más de 1600 estudiantes rusos, investigadores y exestudiantes de la HSE se han dirigido a la dirección de la universidad en una carta abierta en la que expresan solidaridad y les piden que apoyen públicamente a sus estudiantes:

Полицейское давление, оказываемое на образовательные учреждения и студенческое сообщество, становится регулярным, что не может не беспокоить. Университет, как пространство мысли и критического мышления, не может стоять в стороне, пока его студентов и выпускников преследуют по откровенно сфабрикованному делу с целью запугивания, внушения страха и разрушения студенческой солидарности.

La presión policial dirigida a las instituciones educativas y a la comunidad estudiantil se está convirtiendo en algo habitual y fuente de preocupación. La universidad, como espacio de pensamiento crítico, no puede mantenerle al margen mientras sus alumnos y exalumnos son perseguidos por acusaciones explícitamente fabricadas con el objetivo de intimidar, sembrar el miedo y destruir la solidaridad estudiantil.

Más de 900 académicos de todo el mundo, incluidos destacados académicos como Judith Butler, Jodi Dean y Slavoj Žižek, han firmado una declaración de solidaridad con los editores de DOXA en la que califican de “absurdos” los cargos que se les imputan y exigen “que se retiren todos los cargos” y que “cese inmediatamente todo el acoso a los estudiantes”.

También grupos internacionales de defensa de los derechos como PEN América, Comité para la Protección de los Periodistas y Reporteros Sin Fronteras, han pedido la liberación de los cuatro estudiantes periodistas.

Autoridades rusas allanan oficina del periódico estudiantil DOXA y pone a cuatro editores bajo arresto domiciliario.
——–
Las autoridades rusas deberían retirar inmediatamente todos los cargos contra los editores de DOXA, devolverles su equipo y dejarlos hacer su trabajo de informar los acontecimientos políticos importantes del país sin miedo.

A pesar de los cargos pendientes para sus editores, DOXA dijo en una declaración en su página web que “seguirá informando de todo lo que es importante para los jóvenes” y “defendiendo sus derechos”. En un resumen en su canal Telegram, DOXA también citó las palabras de una de las editoras, Alla Gutnikova, extraídas del mismo video que se pidió al medio que retirara a principios de este año:

На протяжении истории молодые люди и студенты всегда отстаивали права и свободы. Так было 50 лет назад и так было 100 лет назад. Власть объявила войну молодости, но молодость — это мы, и мы обязательно победим.

A lo largo de la historia, los jóvenes y los estudiantes siempre han defendido sus derechos y libertades. Esto era cierto hace 50 o cien años. Las autoridades han declarado guerra a la juventud, pero nosotros somos la juventud, y seguramente ganaremos.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.

¿Te gusta leer Global Voices?

Ayúdanos a conocer mejor a nuestra audiencia completando esta breve encuesta »

Close